12.170 cursos gratis
8.782.613 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Microeconomía. El mercado y los precios

Autor: Pearson Educación
Curso:
10/10 (2 opiniones) |5381 alumnos|Fecha publicaciýn: 28/01/2010
Envýa un mensaje al autor

Capýtulo 3:

 Microeconomía. Precios, mercados, teorías y modelos

Los precios y los mercados

El segundo tema importante de la microeconomía es el papel de los precios. Todas las disyuntivas antes descritas se basan en los precios a los que se enfrentan los consumidores, los trabajadores o las empresas. Por ejemplo, un consumidor intercambia carne de vacuno por carne de pollo basándose, en parte, en sus preferencias por cada una, pero también en sus precios. Asimismo, los trabajadores intercambian trabajo por ocio basándose, en parte, en el «precio» que pueden percibir por su trabajo, es decir, en el salario. Y las empresas deciden contratar o no más trabajadores o comprar más máquinas basándose, en parte, en los salarios y en los precios de las máquinas.

La microeconomía también describe cómo se determinan los precios. En una economía basada en un sistema de planificación central, los precios son fijados por el Estado. En una economía de mercado, los precios son el resultado de las interacciones de los consumidores, los trabajadores y las empresas. Estas interacciones ocurren en los mercados, que son el conjunto de compradores y vendedores que determinan conjuntamente el precio de un bien. Por ejemplo, en el mercado de automóviles, sus precios dependen de la competencia entre Ford, General Motors, Toyota y otros fabricantes, así como de las demandas de los consumidores.

El papel fundamental de los mercados es el tercer tema importante de la microeconomía. Enseguida nos extenderemos más sobre su naturaleza y su funcionamiento.

Teorías y modelos

La economía, como cualquier otra ciencia, se ocupa de explicar los fenómenos observados. Por ejemplo, ¿por qué tienden las empresas a contratar o a despedir trabajadores cuando varían los precios de sus materias primas? ¿Cuántos trabajadores es probable que contrate o despida una empresa o una industria si sube el precio de las materias primas, por ejemplo, un 10 por ciento?

En economía, como en otras ciencias, la explicación y la predicción se basan en teorías. Las teorías se desarrollan para explicar los fenómenos observados por medio de un conjunto de reglas y supuestos básicos. Por ejemplo, la teoría de la empresa comienza con un sencillo supuesto, a saber, las empresas tratan de maximizar los beneficios. La teoría utiliza este supuesto para explicar cómo eligen las empresas las cantidades de trabajo, capital y materias primas que utilizan para producir, así como la cantidad de producción que obtienen. También explica por qué dependen estas elecciones de los precios de los factores, como el trabajo, el capital y las materias primas, y de los precios que pueden cobrar las empresas por sus productos.

Las teorías económicas también sirven de base para realizar predicciones. Así, la teoría de la empresa nos dice si el nivel de producción de una empresa aumentará o disminuirá si suben los salarios o si baja el precio de las materias primas.

Aplicando técnicas estadísticas y econométricas, las teorías pueden utilizarse para construir modelos que permitan realizar predicciones cuantitativas. Un modelo es una representación matemática, basada en la teoría económica, de una empresa, un mercado o alguna otra entidad. Por ejemplo, podríamos desarrollar un modelo de una empresa y utilizarlo para predecir cuánto variaría su nivel de producción si el precio de las materias primas descendiera, por ejemplo, un 10 por ciento.

La estadística y la econometría también nos permiten averiguar la precisión de nuestras predicciones. Supongamos, por ejemplo, que predecimos que un descenso del precio de las materias primas de un 10 por ciento provocará un aumento de la producción de un 5 por ciento. ¿Estamos seguros de que la producción aumentará exactamente un 5 por ciento o podría aumentar entre un 3 y un 7 por ciento? Cuantificar la precisión de una predicción puede ser tan importante como hacer la propia predicción.

Ninguna teoría, ya sea de economía, física o cualquier otra ciencia, es absolutamente correcta. Su utilidad y su validez dependen de que consiga o no explicar y predecir el conjunto de fenómenos que se pretende que explique y prediga, por lo que las teorías están contrastándose continuamente por medio de la observación.

Como consecuencia de esta contrastación, a menudo se modifican o se refinan y de vez en cuando incluso se descartan. El proceso de contrastación y refinamiento de las teorías es fundamental para el desarrollo de la economía como ciencia.

Cuando se evalúa una teoría, es importante no olvidar que es invariablemente imperfecta. Ocurre así en todas las ramas de la ciencia. Por ejemplo, en física, la ley de Boyle relaciona el volumen, la temperatura y la presión de un gas2. Esta ley se basa en el supuesto de que las moléculas de un gas se comportan como si fueran diminutas bolas elásticas de billar. Actualmente, los físicos saben que las moléculas de gas no siempre se comportan, en realidad, como las bolas de billar y esa es la razón por la que la ley de Boyle no se cumple en condiciones extremas de presión y temperatura. Sin embargo, en la mayoría de las circunstancias predice magníficamente cómo cambia la temperatura de un gas cuando varían la presión y el volumen y, por tanto, es un instrumento esencial para los ingenieros y los científicos.

La situación es muy parecida en economía. Por ejemplo, como las empresas no maximizan permanentemente los beneficios, la teoría de la empresa ha tenido un éxito limitado en la explicación de algunos aspectos de su conducta, como el momento que escoge para realizar inversiones de capital. No obstante, la teoría explica una amplia variedad de fenómenos relacionados con la conducta, el crecimiento y la evolución de las empresas y de las industrias, por lo que se ha convertido en un importante instrumento para los directivos y para los responsables de la política económica.

………………………………………………......
2Robert Boyle (1627-1691), químico y físico británico, descubrió experimentalmente que la presión (P), el volumen (V) y la temperatura (T) guardaban la siguiente relación: PV = RT, donde R es una constante. Más tarde, los físicos hallaron esta relación como una consecuencia de la teoría cinética de los gases, que describe el movimiento de las moléculas de gas en términos estadísticos.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a Microeconomía. El mercado y los precios



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. Necesidades del consumidor y productor. Microeconomía
La finalidad de este curso es de facilitar el mensaje de la sobre-oferta y demanda... [02/03/12]
2  
2. Teoría de demanda y utilidad. Microeconomía
La finalidad de esta teoría es brindar una explicación, respecto al proceso de las... [02/03/12]
11  
3. Costos de largo plazo. Microeconomía
De cara a la contabilidad en microeconomía , este breve curso enseña algunos... [24/08/12]
20  

ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail