12.176 cursos gratis
8.740.865 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Metodología de la investigación literaria

Autor: Florencia Citati
Curso:
8,50/10 (2 opiniones) |4107 alumnos|Fecha publicación: 08/02/2005
Envía un mensaje al autor

Capítulo 7:

 El rol de la mujer.

Acercarse a la literatura renacentista es vislumbrar, desde un primer momento, un problema de género no sólo literario, sino que principalmente, un problema de imagen genérica sexual. Arquetípica, la imagen femenina dentro de los textos renacentistas tiene un rol pasivo en comparación a la exaltación masculina dentro de la literatura épica, por ejemplo. Para explicarse esta singular transposición genérica, es necesario recurrir a elementos contextuales culturales, al imaginario y a la propias voces de esas mujeres, hermanas antiguas de las que nos rodeamos hoy. La imagen femenina se vio condicionada por el discurso clerical, es decir, el discurso masculino de quienes detentaban el poder de la palabra, de la cultura y de la tradición. Diabólico por esencia, el género femenino no tuvo oportunidad de reconocerse como un auténtico otro; siempre, y en grados diferentes según regiones y épocas, dependió del universo masculino para justificar su existencia.

El desconocimiento del cuerpo femenino, el miedo que este representaba para ellos -los clérigos- es una de las pruebas más fehacientes de que el universo masculino se fue en cada momento distanciando más, arrogándose la supremacía, el don de ser. La mujer vivía por piedad divina; de milagro. Viendo los clérigos la fuerza que la imagen de María tenía en el pueblo, celebraron fervorosamente en ella los elementos que la distanciaban de su género. La virginidad y sagrada maternidad de María permite que permanezca en los cielos, lejana, arquetípica. La plenitud de María es su himen intacto: el acto sagrado de ser madre del espíritu divino. María será la madre de Dios, no la compañera de la mujer. En el trono sentada, María no tiene género. Ella fue madre sin conocer hombre, su sexo estuvo intacto hasta su muerte, según los teólogos. Los clérigos se encargaron desde un primer momento de distanciarla; María no era mujer, sólo era una madre-virgen. Con la imagen de María, la sexualidad se ve escindida entre las vírgenes y las otras; casadas o viudas. Así, la sexualidad será el eje definitorio de la consideración femenina.

Considerada siempre desde lo externo, ella no fue un otro legitimo, un ser individual, un otro verdaderamente otro. Clasificada, normada, custodiada, reprimida, la ausencia de sí misma. Ella no se encontró a sí misma, sólo encontró, en la autocontemplación, una imagen difusa, híbrida, contradictoria y fragmentada. Dividida y tensionada entre lo bajo de su naturaleza y la plenitud de su vientre, la mujer del Renacimiento estuvo ausente; el universo masculino no supo nunca que existió un género que sentía, amaba, y vivía en forma particular y única.

Posterior, Cristina de Pizan (1364-1431) a través de los intertextos traídos desde la tradición, en este caso escrita, la autora da muestras de su capacidad escritural. El Libro de la Ciudad de las Mujeres, se basa, precisamente, en discutir críticamente las opiniones negativas que pensadores, políticos y teólogos ha dado sobre las mujeres.

La Mujer en la Literatura de habla inglesa      

Una búsqueda renacentista del principio femenino: Cordelia, María Isabel Calderón analiza el King Lear shakespeariano desde su principal protagonista femenina. Señala la distancia existente entre el personaje femenino, encarnación de la Virtud, y la situación histórica, nos muestra el empleo que hizo la cultura renacentista de la doctrina medieval de los cuatro sentidos (literal, alegórico, moral y anagógico). La caracterización de Cordelia mira hacia el pasado, hacia la alegoría medieval de la vida cristiana, en que la virtud lo es por igual para marido y mujer, en King Lear, para padre e hija, en fin, para hombre y mujer. En La locura femenina en el teatro de la Restauración, Rafael Vélez señala que "la Inglaterra de los siglos XVI y XVII sentía una inconmensurable fascinación por la locura", distinguiéndose entre "una dolencia pasional y/ o sensual femenina y otra racional y/ o cerebral masculina". La representación de la locura femenina toma cuerpo en las escenas de locura (mad scene) y voz en las canciones de locura (mad songs).

Con las canciones de locura no sólo la literatura, sino también la música añaden una nueva de expresión de unas pasiones que se asocian ineludiblemente al género femenino. La inclusión de actrices en un escenario tradicionalmente ocupado por hombres, así como la evolución universalizada de la locura como una enfermedad atractiva, generalmente padecida por mujeres, transforma y excede la bipolarización establecida en el Renacimiento. Con la llegada de la época de la sensibilidad, este trastorno se "feminizó". De esta forma la diferenciación sexista entre una locura genial masculina y otra disfuncional y patológica femenina, se pierde en favor de un convencionalismo estético, en el que la figura de la mujer loca adquiere connotaciones claramente sexuales, constituyéndose en un "icono cultural".

Las mujeres.

En Bodas de sangre:

LA NOVIA: La joven indecisa atrapada entre dos hombres espera su casamiento en la casa de su padre. Ella sólo quiere ser feliz con su futuro marido, pero la pasión adormecida florece en el peor momento para llevarla junto a Leonardo, desatando una guerra de celos entre los dos enamorados.
LA MADRE: A la mujer que lo pierde todo, abocada a la soledad tras la pérdida de su familia, sólo le queda esperar su propia muerte y velar por sus difuntos allá en su casa de piedra.

En Hamlet:

GERTRUDIS: Madre de Hamlet, es la reina de Dinamarca; Era la esposa del hermano de Claudio y cuando éste murió, se casó con Claudio. Representa la infidelidad, es una persona capaz de casarse con cualquiera con tal de conservar su puesto como reina de Dinamarca.
OFELIA: Hija de Polonio, termina volviéndose loca por amor. Es la víctima inocente de la historia. Representa la delicadeza y la bondad, es el punto contrario a Claudio. Esta enamorada de Hamlet.

Capítulo siguiente - Biografía de los autores.
Capítulo anterior - Los símbolos.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a Metodología de la investigación literaria



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Tesis de grado. Metodología de la investigación
Estudio de metodología de investigación para elaborar una tesis de grado ,... [02/03/09]
111.957  
2. Metodología para una tesis de grado
El objetivo principal de este trabajo, es el de facilitar herramientas que ayuden a... [11/11/05]
26.483  
3. Lectoescritura. Metodología de aplicaciones didácticas
Lectoescritura . Es el método de aplicaciones didácticas que podrás aprender en... [24/02/11]
628  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail