12.176 cursos gratis
8.741.766 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Meteorología general

Autor: Juan Carlos Perdomo
Curso:
9,80/10 (5 opiniones) |13003 alumnos|Fecha publicación: 28/10/2005
Envía un mensaje al autor

Capítulo 10:

 Temperatura I

Termómetros: Las sensaciones de frío y calor nos permiten formarnos una primera idea de la temperatura; los cuerpos que llamamos calientes tienen una mayor temperatura que los que llamamos fríos. Diremos también que dos cuerpos tienen la misma temperatura (temperaturas iguales), cuando puestos en contactos ninguno de los dos se caliente ni se enfría; y diremos que un cuerpo tiene mayor temperatura que otro cuando el segundo se calienta. No hay que confundir la temperatura con el calor, pues dos cuerpos pueden contener cantidades de calor muy desiguales teniendo la misma temperatura, siendo función de la "capacidad calorífica" del cuerpo que se trate.

Por otra parte es un hecho conocido que el calor dilata los cuerpos, de modo que cuando se calientan, es decir, cuando su temperatura aumenta, en general aumenta también su volumen. Este hecho es utilizado en el elemento sensible de la construcción de los termómetros, en los cuales dicho elemento adquiere la temperatura del medio en que se encuentre. aumentando su volumen en forma proporcional.

El termómetro de mercurio, el más común, consta de un pequeño recipiente de vidrio, esférico o cilíndrico, llamado "bulbo" o "depósito", prolongado por un tubo muy estrecho (tubo capilar), cerrado por su extremo; el depósito y parte del tubo están llenos de mercurio.

Cuando la temperatura aumenta, el mercurio se dilata y la columna sube por el interior del tubo. Lo contrario ocurre cuando la temperatura disminuye.

Los termómetros normalmente utilizados en Meteorología están graduados en la escala Centígrada o Celsius, la cual marca "cero" (0ºC) a la temperatura del hielo fundente y "cien" (100ºC) a la temperatura de ebullición del agua en condiciones de presión atmosférica normal. El intervalo comprendido entre estos dos puntos fijos está dividido en cien partes iguales, cada una de las cuales se llama "grado Celsius" o "grado Centígrado".

Los países anglosajones están cambiando su sistema de medidas al decimal, pero aun hay muchos termómetros que vienen graduados en la Escala Fahrenheit. Esta escala utiliza para el hielo fundente la temperatura de 32º F y para el agua hirviente 212º F. El intervalo comprendido entre esos dos puntos fijos es de 180º F. Para su conversión se incluye al final una tabla de doble entrada.

Tipo de termómetros.- Generalmente los termómetros utilizados en la Red de Armada son los siguientes: Termómetro de bulbo seco y de bulbo húmedo (que forman el sicrómetro o par sicrométrico), máxima y mínima (para las temperaturas extremas) y Termómetro marino (para la temperatura superficial del agua de mar).

NOTA: Muchas veces se cometen errores en la lectura de los termómetros de 5º al confundir líneas. Por esa razón, el observador deberá visualizar siempre los grandes enteros (0º , 10º , 20º , etc.) más cercanos al lugar del tubo donde se encuentra el extremo de la columna. Las escalas de los termómetros que componen el sicrómetro están graduadas cada 0.2ºC, por lo que resulta fácil llegar a una precisión de la décima de grado.

Termómetro de bulbo seco.- Es el primero que el observador deberá leer cuando abre el abrigo meteorológico, pues la influencia que pudiera causar el propio observador por la temperatura de su cuerpo, etc., pudiera afectar las indicaciones del mismo.

Termómetro de bulbo húmedo.- Es un termómetro idéntico al de bulbo seco, pero con la particularidad de estar su bulbo recubierto por una muselina cuyo extremo está sumergido en un recipiente que contiene agua destilada. Con éste instrumento cabe hacer las siguientes precisiones:

(a) El depósito de agua destilada no debe estar nunca seco. Cuando se lean temperaturas iguales en ambos termómetros (bulbo seco y húmedo), puede deberse generalmente a dos causas: 1) la humedad es alta (cerca de 100%) o 2) el depósito de agua destilada está seco, situación esta que debe ser corregida de inmediato. Para esto se llenará el depósito de agua destilada, dejando correr esta por la muselina, y cuando esté bien empapada, dejar pasar 10 o 15 minutos y luego efectuar la medida.

(b) El mecanismo del termómetro de bulbo húmedo es el siguiente: El agua del depósito asciende por la muselina hasta alcanzar la zona que cubre el bulbo. Allí se evapora y esta evaporación toma para producirse calor del bulbo, produciendo por lo tanto un descenso de la temperatura que es indicado por el termómetro. Para que este instrumento realice un buen trabajo, la muselina debe sustituirse por una nueva cuando se note en ella signos de suciedad, ya que al estar recubierta por polvo levantado por el viento o vehículos que circulen por el área, no permitirá que el agua ascienda normalmente. Al cambiarse la muselina debe cuidarse de que el bulbo no quede cubierto con una cantidad excesiva de la misma (una capa gruesa), pues en este caso no se estaría midiendo la temperatura producida por la evaporación, sino la del agua, pues sólo evaporaría la parte exterior de la muselina.

NOTAS: Para el par sicrométrico

1. Debe efectuarse la lectura rápidamente, teniendo cuidado de que el aliento no influya en la medición.

2. La lectura debe realizarse con la vista colocada perpendicularmente al lugar a leer, pues así se evitará el error de paralaje.

3. Durante la noche deberá evitarse utilizar fuentes de luz que produzcan calor, siendo lo más adecuado una linterna eléctrica.

4. En el caso de que haya sucedido algún percance con los termómetros tales como columna de mercurio cortada o que se haya roto el termómetro de bulbo seco o húmedo, se procederá de la siguiente forma: En el caso de columna cortada no se medirá dicha indicación, pues su lectura será falsa, debiendo comunicar el hecho al Departamento de Meteorología del SOHMA. En este caso o en caso de rotura, si el que se ha roto es el termómetro de bulbo seco, la temperatura se leerá en el termómetro de mínima, en el extremo del alcohol (no del índice). Si el termómetro roto es el de bulbo húmedo, se colocará la muselina en el termómetro de bulbo seco, transformándolo así en bulbo húmedo, y la temperatura del aire se leerá como en el caso anterior en el extremo de la columna de alcohol del termómetro de mínima.

Capítulo siguiente - Temperatura II
Capítulo anterior - Observaciones

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a Meteorología general



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Meteorología: Frentes meteorológicos
Meteorología : El tiempo y los frentes metereológicos . El curso incluye:... [24/03/09]
1.944  
2. Electricidad general: conceptos físicos y técnicos
La electricidad es un fenómeno físico cuyo origen se encuentra en las cargas... [06/08/08]
49.882  
3. Lingüística general
La lingüística se inicia en el mundo clásico y se va desarrollando a través del... [12/05/10]
728  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail