12.212 cursos gratis
8.337.871 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Los mapas mentales como herramienta de empresa

Autor: Gestión 21
Curso:
8,88/10 (8 opiniones) |10332 alumnos|Fecha publicación: 19/04/2006
Envía un mensaje al autor

Capítulo 7:

 Ejemplo concreto III. Realizando un informe

Vamos a utilizar los mapas mentales en este ejemplo para redactar un informe empresarial. Ya sea uno de evolución de ventas, contable, un informe de progreso de un proyecto, un plan de negocio etc. a lo largo de nuestra actividad nos vamos a encontrar con la necesidad de redactar documentos para terceros, ya sean internos de nuestra empresa como un superior, o externos, como un plan de negocio para que lo vea el banco y decida sobre ese préstamo que necesitamos.

El mapa mental nos va a resultar útil porque nos permitirá planificar y abarcar todo lo que queremos decir en el informe, sin dejarnos nada y completando cada parte lo que sea necesario. Ádemás de ello, si utilizamos una herramienta como Freemind, vamos a poder volcarlo en un documento de Word listo para imprimir, enviar por e-mail, etc.

Vamos a poner obviamente un ejemplo genérico de informe para que veamos como organizarlo, como detallar los puntos clave y como pasar de un formato mapa mental a un formato documento en papel.

Como nuestro objetivo final será generar dicho documento en papel, mejor tenemos en mente un aspecto importante a la hora de hacer el mapa y que es ir desarrollando las ramas del mapa de acuerdo a la estructura que queramos en el papel, es decir, las ramas superiores o colocadas las primeras por arriba serán las primeras que queramos que aparezcan en el informe, y las que nos vayan quedando más abajo serán las partes finales del informe.

Para ello lo primero es esbozar el contenido del informe.

Para ello pensamos que lo mejor es comenzarlo con un "Resumen ejecutivo", es decir, una breve página que contenga el "quid" de la cuestión del informe. Este "Resumen ejecutivo" a pesar de ser la primera parte se hace siempre al final, cuando ya tenemos el informe hecho, ya que, obviamente, no sabremos qué es lo más destacado del documento hasta que lo terminemos. Despúes ponemos una breve introducción y entramos en lo que son los puntos clave del mismo, los vamos pensando y los vamos detallando. Por último pondremos unas conclusiones recopilatorias. Veamos un primer esbozo del árbol que compone el mapa.

Ejemplo concreto III. Realizando un informe

Lógicamente al estar hablando sobre un informe genérico, se titulan así las distintas partes. Cuando se lleve a una práctica real, es obvio que en vez de poner "Punto importante uno", hay que titular la sección como corresponda ("Evolución de ventas", "Previsión financiera", lo que sea según el informe que estemos realizando)

Una vez tenemos los puntos principales delimitados es hora de desarrollarlos. De nuevo los desarrollos de los mismo se van a especificar de manera genérica y a su vez se va a emplear una subrama por párrafo. Es recomendable en un informe desarrollar una idea por párrafo que realizar grandes bloques de texto que contengan varias ideas.

Vemos cómo nuestro empleado está añadiendo "carne" al esqueleto recopilando y poniendo los datos donde corresponda y completándolos con aclaraciones o ideas que desea transmitir.

Ejemplo concreto III. Realizando un informe

En la introducción explicamos el motivo del informe y lo que vamos a ver, en cada punto desarrollamos una pequeña introducción, los párrafos necesarios para explicar lo esencial de cada punto y un resumen final de lo visto. Por último en las conclusiones vamos poniendo cada una que extraemos y unas ideas de mejora para dejar una sensación final profesional y adecuada.

Finalmente escogemos los puntos clave del informe y los copiamos en la rama "Resumen ejecutivo", modificándolos para que sean breves y directos.

Obviamente, en vez de poner "Conclusión 1" o "Nudo central del punto X", habremos escrito dichos puntos, datos, etc. con tantas subramas como párrafos necesarios.

Si nos fijamos en el mapa vemos que le hemos dado un formato básico con las secciones en fuente más grande y negrita, los párrafos en una fuente habitual de escritura, etc. Esto nos va a servir para el último paso que es volcar en un documento Word, Open Office o similar.

Bien, una vez que hemos incluido y completado los diferentes puntos y tenemos la sensación de que no nos hemos dejado nada en el tintero, repasamos, releemos y cuando le hayamos dado el visto bueno, pasamos a un documento apto para leer e imprimir. ¿Cómo? Nada más fácil. Lo vemos en la secuencia de imágenes siguiente.

Ejemplo concreto III. Realizando un informe

Ejemplo concreto III. Realizando un informe

Arreglamos el formato si lo estimamos conveniente y pulimos el informe, pero lo esencial es apreciar cómo podemos pasar fácilmente de un mapa mental a un desarrollo lineal del mismo.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:

Al presionar "Recibir" estás dándote de alta y aceptas las condiciones legales de mailxmail

Cursos similares a Los mapas mentales como herramienta de empresa


  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Los mapas mentales en educación
Este curso te puede servir como una especie de guía de lo que son los Mapas... [24/05/06]
6.503  
2. El empowerment, una herramienta para el éxito de una empresa en el mercado
En la actualidad los gerentes deben evolucionar en necesidad del cambio constante... [28/02/12]
17  
3. Comunicación en la empresa
La administración moderna tiene como base la comunicación en cualquiera de sus... [23/05/06]
22.321  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail


¿Te gustaría visitar más cursos gratis de Organización empresarial?