12.176 cursos gratis
8.741.921 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Capýtulo 9:

 Análisis existencial Frankliano en el maltrato infantil (1/2)

La autotrascendencia señala el hecho antropológico fundamental de que el existir humano siempre hace referencia a algo que no es ese mismo existir , a algo o a alguien , a un sentido que hay que cumplir o a la existencia de un ser humano solidario con el que se efectúa un encuentro. Por tanto, el hombre no llega a ser realmente hombre y no llega a ser plenamente él mismo sino cuando se entrega a una tarea, cuando no hace caso de sí mismo o se olvida de sí mismo al ponerse al servicio de una causa o al entregarse al amor de otra persona. Ocurre lo mismo que con el ojo, que no es capaz de ejercer su misión de ver el mundo sino en la medida en que no se ve a sí mismo. ¿cuando ve el ojo algo de sí mismo ? únicamente cuando esta enfermo: cuando padezco de catarata y veo una nube, o cuando padezco de glaucoma y veo alrededor una fuente de luz con los colores del arco iris, entonces mi ojo ve algo de sí mismo, entonces mi ojo percibe su propia enfermedad. Pero en esa misma medida se ha trastornado mi capacidad de visión.

Si no integramos la autotrascendencia en la imagen que nos formamos del hombre, no lograremos comprender la neurosis de masas ante la que nos hallamos hoy día. El hombre, en general, no se encuentra ya frustrado sexualmente, sino existencialmente.

Hoy día, el hombre no padece tanto por sentimientos de inferioridad cuanto por el sentimiento del absurdo. Y ese sentimiento del absurdo suele ir acompañado de un sentimiento de vacío, de un vacío existencial. Y se puede probar que ese sentimiento de que la vida no tiene ya sentido, va cundiendo .

Ahora, si nos preguntamos que es lo que produce y puede originar el vacío existencial , ofreceremos la siguiente explicación: por contraste con el animal , al hombre no le dicen los instintos ni las pulsiones lo que tiene que hacer. Y por contraste con épocas anteriores, hoy día no hay ya tradiciones que nos digan lo que debe hacer.

Al no saber lo que tiene que hacer y al no saber lo que debe hacer , el hombre no sabe ya tampoco a ciencia cierta qué es lo que el quiere: ¿ La consecuencia ? una de dos : o el hombre quiere únicamente lo que los demás hacen , y eso se llama conformismo. O bien ocurre lo inverso: él hace únicamente lo que los demás quieren, en cuyo caso tenemos el totalitarismo.

Hay, además, otro fenómeno que es consecuencia del vacío existencial; se trata de un neuroticismo especifico, a saber la neurosis noógena, la cual se deriva etiológicamente del sentimiento del absurdo, de la duda de que la vida tenga un sentido , de la desesperación de que exista en absoluto tal sentido.

Esto no quiere decir que esa desesperación sea ya en sí patológica. Preguntar por el sentido de la existencia, más aún , cuestionar en general ese sentido, es un acto humano más bien que un padecimiento neurótico ; por lo menos , se manifiesta en él madurez intelectual: no se acepta ya sin criticas y sin preguntas la oferta de un sentido, sin reflexionar sobre él, tomándolo sencillamente de las manos de la tradición. No, sino que el sentido debe descubrirse y hallarse de manera independiente y por sí mismo. Por tanto, el modelo médico no se puede aplicar sin más a la frustración existencial . Si ésta es una neurosis, entonces se trata de una neurosis sociógena. Por que es un hecho sociológico - a saber, la perdida de tradición, lo que hace que el hombre de hoy se sienta existencialmente tan inseguro.

Hay también formas larvadas de frustración existencial . Mencionaremos aquí los casos frecuentes sobre todo entre la juventud , de suicidio (que en el caso de los universitarios norteamericanos es la segunda causa más frecuente de muerte), después de los accidentes de transito, la drogodependencia, el alcoholismo tan difundido y la creciente delincuencia juvenil.

Con respecto a los suicidios, la Idaho State University examino atentamente a los casos de sesenta estudiantes universitarios que habían intentado suicidarse , y en el ochenta y cinco por ciento de los casos el resultado fue que "la vida no significaba ya nada para ellos". Se comprobó que el noventa y tres por ciento de esos universitarios que padecían el sentimiento de absurdo se hallaban en excelente estado de salud física , participaban activamente en la vida social , habían obtenido excelentes calificaciones en sus estudios , y vivían en buena armonía con sus respectivas familia .(ARANGUIZ H., 2004: 1)

Con respecto a la drogodependencia , William J . Chalstrom , director de un centro de la Marina para la rehabilitación de drogadictos , no vacila en afirmar . " más del 60 % de nuestros pacientes se quejan de que su vida carece de sentido. En la United States International University, 1973 se pudo comprobar estadísticamente que la razón de fondo de la drogodependencia no es, ni mucho menos, la débil imagen del padre, como acusan a menudo los psicoanalistas, sino que la investigadora pudo mostrar que el grado de frustración existencial se halla en correlación significativa con el índice de adición de las drogas: dicho índice, en los casos de personas no frustradas existencialmente, alcanzaba un promedio de 4.25 , mientras que en los casos de personas frustradas existencialmente el promedio era de 8.90, es decir, más del doble. (ARANGUIZ H., 2004: 2).

Habiendo hecho un breve viaje por alguno de los problemas que se dan en la sociedad, nos hallamos ante la posibilidad de una intervención logoterapeútica aponiendo en marcha procesos para hallar un sentido. Sin embargo, después de examinar las múltiples y variadas manifestaciones y expresiones de la frustración existencial , debemos preguntarnos ahora cual será la condición del existir humano: cual es el presupuesto ontológico de que, por ejemplo, los sesenta universitarios examinados por la Idaho State University intentaran cometer suicidio, sin que existieran previamente razones psicofísicas o socioeconómicas, no entenderemos la frustración de una persona si primero no entendemos su motivación . Y la presencia en todas partes del sentimiento del absurdo ( del sentimiento de que la propia existencia no tiene sentido), nos servirá de indicador cuando tratemos de saber cual es la motivación primaria, es decir, que es lo que el hombre quiere supremamente(ARANGUIZ H., 2004: 2).

La logoterapia enseña que el hombre, en el fondo está penetrado de una voluntad de sentido. Ahora bien, la teoría de la motivación de Frankl puede definirse operacionalmente, aún antes de su verificación y validación empíricas . Y puede hacerse dando la siguiente explicación: llamamos sencillamente voluntad de sentido a aquello que se frustra en el hombre siempre que éste cae en el sentimiento del absurdo y del vacío.

Dediquémonos ahora a la cuestión acerca de lo que pudiéramos emprender frente a la frustración existencial , es decir, la frustración de la voluntad de sentido , y frente a la neurosis noógena. Ahora bien , propiamente no se puede dar sentido , y menos el terapeuta. Este no puede dar sentido a la vida del propio paciente , o entregar ese sentido al paciente para que se ponga en camino. El sentido debe hallarse . Y en cada caso no puede hallarlo sino uno mismo. Y este asunto lo lleva a cabo la propia consciencia moral. En este sentido hemos designado la conciencia moral como el órgano de sentido. Por tanto, el sentido no puede darse como quien da una prescripción médica .

Pero lo que si podríamos hacer es describir lo que pasa en el interior del hombre, siempre que él se pone a buscar un sentido. Solo que en forma de sentido no se trata de una figura que nos salte a la vista desde un trasfondo, sino que lo que se percibe siempre al hallar el sentido es, sobre el trasfondo de la realidad , una posibilidad : la posibilidad de transformar de una o de otra manera la realidad.

Lo que entonces cuenta es la actitud y la postura con lo que el hombre encaje los ineludibles golpes del destino en la vida. Por consiguiente, al hombre le ha sido dado y permitido arrancarle y ganarle a la vida un sentido. Y eso hasta su último aliento.

"El sentido que busca es un sentido concreto y esta su concreción se refiere tanto a la peculariedad de cualquier persona como a la singularidad de cualquier situación. El sentido correspondiente es un sentido ad personam et ad situationem. En cada caso se busca el sentido cuya realización es exigida y está reservada a cada individuo; pues sólo se puede atribuir una relevancia terapéutica a un sentido concreto y personal semejante" (FRANKL , 1994: 130).

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a El maltrato infantil. Tipos, prevención y soluciones



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. Drogas. Comunicación y prevención
En este breve curso veremos todo respecto a drogas, drogadicción y la importancia... [06/01/11]
188  
2. La ansiedad infantil
Es frecuente que, como adultos, neguemos la posibilidad de depresión y ansiedad en... [15/11/05]
30.067  
3. Temperamento infantil
Temperamento infantil , se cree que el temperamento infantil abarca una de las... [07/04/10]
226  

ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail