12.213 cursos gratis
8.308.239 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Logopedia

Autor: Patricia Castanon
Curso:
9,67/10 (6 opiniones) |9938 alumnos|Fecha publicación: 26/02/2009
Envía un mensaje al autor

Capítulo 3:

 Disglosia

Pasamos a tratar las alteraciones de la articulación. Para explicar estas alteraciones vamos a dividirlas en tres grupos: dislalias, disglosias y disartrias.

La disglosia consiste en una dificultad de la producción oral debida a alteraciones anatómicas y/o fisiológicas de los órganos articulatorios y cuya causa es de origen periférico.

Las causas que motivan la disglosia son todos los trastornos que afectan a los órganos responsables de la articulación de los sonidos. Pueden citarse como causas:

Malformaciones congénitas craneofaciales. Trastornos de crecimiento. Anomalías adquiridas como consecuencia de lesiones en la estructura orofacial o de extirpaciones quirúrgicas. Parálisis periféricas.

Teniendo en cuenta el órgano periférico del habla en el que se produce la malformación, vamos a distinguir los siguientes tipos de disglosias:

Labiales: la dificultad articulatoria es consecuencia de una alteración en la forma, movilidad, fuerza o consistencia de los labios. Entre las causas más frecuentes mencionamos: labio leporino, frenillo labial superior hipertrófico, fisura del labio inferior, parálisis facial, macrostomía, herida labiales y neuralgia del trigémino. Mandibulares: debido a una alteración en la forma de uno o varios maxilares. El origen puede ser congénito, del desarrollo, quirúrgico o traumático, Las causas más frecuentes serían: reserción del maxilar, atresia mandibular, disostosis maxilofacial y progenie, Dentales: consecuencia de una alteración en la forma o posición de las piezas dentarias. Las causas son diversas; herencia, desequilibrios hormonales, alimentación, ortodoncia, prótesis,... Linguales: articulación alterada como consecuencia de un trastorno orgánico de la lengua. La motilidad lingual puede verse dificultada por: glosectomía, macroglosia, malformaciones congénitas de la lengua, parálisis uni-lateral del hipogloso. Palatales; debido a malformaciones orgánicas del paladar óseo y del velo del paladar. Como causas desencadenantes citaremos; fisura palatina, fisura submucosa del paladar, paladar ojival, paladar corto, úvula bífida, velo largo, perforaciones,...

Conviene tener en cuenta otra serie de factores (deficiencia intelectual, deprivación sociocultural, hipoacusia), que si bien no tienen relación directa con las disglosias, sí que desfavorecen el cuadro patológico interfiriendo de forma negativa en la intervención (BRUNO Y SÁNCHEZ, 1988).

Los aspectos diferenciales del ámbito comunicativo y linguístico los vamos a analizar según las dimensiones del lenguaje, además de las dificultades de estos niños en la fonación, la resonancia y la entonación.

A nivel fonético y fonológico, pueden producirse por:

Sustitución: se articula un fonema en lugar de otro. Distorsión: es el segundo de los errores en la dislalia en orden a su frecuencia. Se produce un sonido de una forma distorsionada e incorrecta, generalmente aproximada al fonema correcto. Omisión: no se articulan los fonemas que no se dominan. Adición: inserción de fonemas para ayudarse en la articulación de otro más dificultoso.

En la evaluación de disglosias el logopeda debe averiguar si las estructuras orgánicas relacionadas con el habla son competentes. Debe tener en cuenta la forma, tamaño e interrelaciones entre dichas estructuras (factores anatómicos), así como su funcionamiento durante la articulación verbal (factores fisiológicos).

Debemos examinar siempre aquellos aspectos anatomofisiológicos que están relacionados con el déficit articulatorio en cuestión, ya sea para descartar cualquier relación de causa-efecto entre ambos, o bien para solicitar una consulta interdisciplinaria con otros profesionales relacionados con dicha alteración orgánica (otorrinolaringólogo, ortodoncista, neurólogo).

Por lo tanto valoraremos los órganos bucofonadores:

Labios: fuerza, movilidad, malformaciones. Lengua: forma, rapidez, fuerza, movilidad, malformaciones. Mandíbula: simetría, movilidad, malformaciones. Paladar: forma, movilidad del velo,... Fosas nasales, respiración. Práxias.

Para realizar esta evaluación nos podemos servir de muchas pruebas estandarizadas que se encuentran en el mercado, además de la propia exploración funcional que hagamos con nuestros métodos y técnicas, como registros basados en la observación. Algunas pruebas para evaluar estos aspectos son:

Registro Fonológico Inducido de Marc Monfort que evalúa el nivel fonológico. Prueba de Lenguaje Oral de Navarra (PLON) de 1990, es una prueba que valora muy completa, pero que se edad de aplicación es de ¿? MIRAR Prueba de Articulación de Fonemas (PAF) (ELA) ¿? MIRAR NOMBRE

Para la realización de todos estos ejercicios existen muchos materiales en el mercado, como pueden ser: Libro de Cicerón, Lotos, Imágenes para el entrenamiento fonético, Fichas para la recuperación de dislalias, el Fonodil, vocabulario básico en imágenes,...

Las NEE en estas alteraciones motoras, con carácter general serán:

Desarrollar el tono, control, fuerza, presión y coordinación de la lengua, labios y maxilares. Aumentar el control respiratorio. Acercar su fonación a modelos normalizados. Controlar la deglución, salivación y articulación. Sentir la necesidad de comunicarse. Desarrollar estrategias compensatorias. Conseguir la máxima independencia funcional. Potenciar al máximo el lenguaje residual.

En relación con el ambiente necesita:

Evitar comunicarse en lugares ruidosos con poca visibilidad. Reducir la distancia entre hablante y oyente. Atender a la posición y orientación del hablante y utilizar indicadores situacionales y gestuales. Comunicarse con frases cortas y palabras familiares. Generalizar los logros obtenidos.

Además, dependiendo del tipo de alteración orgánica presentará una serie de NEE diferentes, y por tanto, requieren distintos tratamientos (quirúrgico, ortodóncico, plástico, logopédico) según los casos.

Dependiendo del tipo de alteración orgánica presentará una serie de NEE diferentes, y por tanto, requieren distintos tratamientos (quirúrgico: plástico y reconstructivo; protésico: ortodóncico; logopédico; psicológico y médico: pediátrico y audiológico) según los casos. La intervención, pues, deberá ser interdisciplinar y coordinada para lograr nuestro objetivo primordial: conseguir una articulación correcta.

La primera consideración a tener en cuenta es que para que los procedimientos terapéuticos sean efectivos es necesario tomar, el conjunto global de factores deficitarios, en primer lugar aquellos aspectos que obstaculicen la normal deglución, parcializando las restantes disfunciones. Teniendo en cuenta el órgano periférico del habla en el que se produce la malformación, vamos a distinguir los siguientes tipos de actividades:

Labiales: debemos facilitar la actividad del labio superior mediante actividades como: masajes, movilización pasiva, soplo, movimientos labiales, succión y reeducación de fonemas bilabiales.

Algunos ejercicios serían: juego de los botones: se cogen dos botones unidos por una cuerda elástica y se juega a que el niño sostenga el botón entre sus labios mientras el AL tira del otro botón. Twist del caramelo: se ata un caramelo a un hilo y trata de llevar el caramelo a la boca succionando del hilo.

Mandibulares: debemos conseguir la ejercitación motriz de los órganos activos para buscar puntos alternativos de articulación. Lo haremos mediante actividades: labiales, linguales, mandibulares y articulatorias. Dentales: cuando hay prótesis debemos adaptar la lengua ala nueva cavidad bucal. Realizaremos actividades linguales y articulatorias. Linguales: nuestro objetivo es el entrenamiento del control motor que facilite la movilidad de la lengua. Lo realizaremos a través de actividades linguales y articulatorias. Palatales: debemos facilitar la recuperación de la producción verbal mediante actividades de respiración, soplo, discriminación auditiva y la funcionalidad de los órganos bucofonadores.

Las ACI en todas las alteraciones de la articulación son las mismas, no necesitan ACI propiamente dichas. Necesitaremos:

Adaptaciones de acceso (sobretodo el disartria asociada a parálisis cerebral): Recursos materiales específicos: mobiliario, ordenador adaptado,... Recursos personales: apoyar al alumno por el AL, fisioterapeuta, cuidador. Respecto al qué, cómo y cuándo enseñar y evaluar: Introducir la relajación global y segmentaria. Introducir técnicas de respiración. Intervención del AL Material de apoyo: lotos, vocabularios en imágenes, grabaciones,... Evaluación inicial y continua con un plan de trabajo.

Capítulo siguiente - Disartria

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:

Al presionar "Recibir" estás dándote de alta y aceptas las condiciones legales de mailxmail

Cursos similares a Logopedia


  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Cómo tratar a personas difíciles
Todo el mundo ha tenido que tratar en alguna ocasión con ellos: entorpecen el... [13/11/01]
264.474  
2. Cómo superar el miedo a volar
¿Le dan pánico los aviones? ¿Siente un sudor frío cada vez que pisa un aeropuerto?... [04/03/02]
13.248  
3. El arte de dirigir tu propia vida
El "liderazgo personal" es el rol que adoptamos todos para dirigir nuestra vida y... [14/01/03]
46.387  

El blog de mailxmail|¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail


Ponte al día de Psicología con nuestros cursos gratis