12.212 cursos gratis
8.337.991 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Logopedia

Autor: Patricia Castanon
Curso:
9,67/10 (6 opiniones) |9938 alumnos|Fecha publicación: 26/02/2009
Envía un mensaje al autor

Capítulo 4:

 Disartria

Pasamos a tratar las alteraciones de la articulación. Para explicar estas alteraciones vamos a dividirlas en tres grupos: dislalias, disglosias y disartrias.

La disartria se puede definir como el trastorno de la expresión verbal causado por una alteración en el control muscular de los mecanismos del habla.

La disartria se clasifica y tiene unas características distintivas en el ámbito comunicativo y linguístico según la localización de la lesión en el sistema nervioso, así podemos encontrar:

Flácida: localizada en la neurona motriz inferior, Como notas descriptivas de esta disartria tendríamos: Alteración del movimiento voluntario, automático y reflejo. Flacidez y parálisis con disminución de reflejos musculares. Atrofia de las fibras musculares. Debilidad o fatiga durante el ejercicio. Posible afectación de la musculatura respiratoria. Afectación de la lengua. Afectación de los movimientos del paladar. Disminución del reflejo de náuseas. Deglución dificultosa. Debilidad de las cuerdas vocales, paladar y laringe. Alteraciones respiratorias (rápida y superficial). Voz ronca y poco intensa. Hipernasalidad. Articulación consonántica distorsionada. Espástica: la afectación se produce a nivel de la neurona motriz superior; son características de esta afectación: Debilidad y espasticidad en un lado del cuerpo, en los músculos distales de las extremidades, la lengua y los labios. Resistencia al movimiento pasivo de un grupo muscular. Los reflejos de estiramiento muscular están exagerados. Presencia de reflejos patológicos. La respiración y la fonación no suelen afectarse. Disfunción articulatoria. Se asocia a otras patologías (encefalitis, esclerosis múltiple, traumatismos craneales). Frecuente alteración del control emocional. Emisión de frases cortas. Voz ronca. Tono bajo y monótono. Lentitud en el habla. En ocasiones se producen interrupciones tonales o de la respiración. La articulación consonántica suele ser poco precisa y, a veces, se producen distorsiones vocálicas.

Atáxica: se encuentra afectado el cerebelo. Como descripción de los trastornos cerebelosos señalamos: Hipotonía de los músculos afectados. La dirección, duración e intensidad de movimientos son lentos e inapropiados en la fuerza. Posible irregularidad de los movimientos oculares. Disfunción faríngea caracterizada por una voz áspera y una monotonía en el tono con escasas variaciones en la intensidad. Disfunciones articulatorias mediante distorsiones. Alteraciones prosódicas por énfasis en determinadas sílabas. Por lesiones en el Sistema Extrapiramidal: las lesiones en este sistema pueden ocasionar dos tipos de disartrias: Hipocinéticas: muy características en la enfermedad de Parkinson. Presenta los siguientes rasgos: Movimientos lentos, limitados y rígidos. Movimientos repetitivos en los músculos del habla. Voz débil, articulación defectuosa, falta de inflexión. Frases cortas. Falta de flexibilidad y control de los centros faríngeos. Monotonía tonal. Variabilidad del ritmo articulatorio. Hipercinéticas: las alteraciones pueden darse en todas las funciones motóricas básicas (respiración, fonación, resonancia y articulación), pueden estar afectadas de forma sucesiva o simultánea, siendo imposible predecir su ocurrencia en el tiempo. Entre los trastornos más relevantes característicos tenemos: corea, atetosis, temblor, distonía. Mixtas: la disfunción del habla es el resultado de la combinación de las características propias de los sistemas motores implicados.

Los aspectos diferenciales del ámbito comunicativo y linguístico los vamos a analizar según las dimensiones del lenguaje.

A nivel fonético y fonológico, las dislalias pueden producirse por:

Sustitución: se articula un fonema en lugar de otro. Distorsión: es el segundo de los errores en la dislalia en orden a su frecuencia. Se produce un sonido de una forma distorsionada e incorrecta, generalmente aproximada al fonema correcto. Omisión: no se articulan los fonemas que no se dominan. Adición: inserción de fonemas para ayudarse en la articulación de otro más dificultoso.

Para esta patología debemos explorar los mecanismos motores del habla, esta valoración es inseparable del resto de la exploración neurológica. En la evaluación del niño disártrico irán destinadas al campo familiar, otorrinolaringológico, fisioterapéutico, psicológico, logopédico y neurológico, como ya hemos dicho.

En la evaluación del logopeda se valorarán:

Mecanismos motores del habla, por ejemplo la musculatura facial, que se examina durante el movimiento voluntario y en ausencia del mismo. Una ausencia de arrugas en la frente se puede traducir en una debilidad muscular facial. Práxias bucofaciales, por ejemplo, la limitación de la expresión lateral de los labios denota una paresia de ese lado. Respiración y soplo. Voz Elementos prosódicos del habla, la alteración de la duración de la emisión vocal, del tono, estabilidad o su fuerza puede revelar un trastorno neuromuscular. Elementos corporales (tronco, cabeza, hombros) Articulación Actividades vegetativas, como la risa, el llanto, la tos. Audición Lenguaje

Para realizar esta evaluación nos podemos servir de muchas pruebas estandarizadas que se encuentran en el mercado, además de la propia exploración funcional que hagamos con nuestros métodos y técnicas, como registros basados en la observación. Algunas pruebas para evaluar estos aspectos son:

Registro Fonológico Inducido de Marc Monfort que evalúa el nivel fonológico. Prueba de Lenguaje Oral de Navarra (PLON) de 1990, es una prueba que valora muy completa, pero que se edad de aplicación es de ¿? MIRAR Prueba de Articulación de Fonemas (PAF) (ELA) ¿? MIRAR NOMBRE

Para la realización de todos estos ejercicios existen muchos materiales en el mercado, como pueden ser: Libro de Cicerón, Lotos, Imágenes para el entrenamiento fonético, Fichas para la recuperación de dislalias, el Fonodil, vocabulario básico en imágenes,...

La familia y la escuela deberán implicarse en el tratamiento, ofreciendo al niño modelos linguísticos correctos y propiciando situaciones comunicativas.

Las NEE en estas alteraciones motoras, con carácter general serán:

Desarrollar el tono, control, fuerza, presión y coordinación de la lengua, labios y maxilares. Aumentar el control respiratorio. Acercar su fonación a modelos normalizados. Controlar la deglución, salivación y articulación. Sentir la necesidad de comunicarse. Desarrollar estrategias compensatorias. Conseguir la máxima independencia funcional. Potenciar al máximo el lenguaje residual.

En relación con el ambiente necesita:

Evitar comunicarse en lugares ruidosos con poca visibilidad. Reducir la distancia entre hablante y oyente. Atender a la posición y orientación del hablante y utilizar indicadores situacionales y gestuales. Comunicarse con frases cortas y palabras familiares. Generalizar los logros obtenidos.

La disartria como un trastorno motor del habla debido a una alteración del control muscular sobre el mecanismo del habla deberá ser trabajada a nivel fisioterapéutico y logopédico.

La importancia de los síntomas en el tratamiento de las disartrias depende de su influencia en la ininteligibilidad del habla. No será necesario modificar los síntomas que influyen poco en la medida que no molesten al paciente y a su facilidad comunicativa.

Los cambios a conseguir en los síntomas van dirigidos a los siguientes campos: postura, tono y fuerza muscular, respiración, fonación, resonancia, articulación y prosodia.

La postura en un niño disártrico puede se normal o anormal, en cada caso se valorará si la modificación de la postura va a influir positivamente en la calidad de su habla. La postura se puede mejorar con ayuda de aparatos y prótesis.

El tono muscular en la espasticidad y en la rigidez puede mejorarse aplicando los métodos tradicionales de la relajación ya explicados. En la hipertonía moderada se aplica el método de masticar (Froeschels), incrementando la base fisiológica de la masticación, primordial en el movimiento del hala. En la hipotonía y en la parálisis se estimula al paciente para que incremente el esfuerzo del habla y prolongue la duración de los sonidos.

Para aumentar la fuerza se realizan ejercicios repetitivos (elevación de la lengua y el paladar, apertura y cierre de los labios,...), forzando al máximo la acción muscular en cada movimiento sin que el niño llegue a agotarse, pero llegando al límite de sus posibilidades.

La respiración y la fonación se trabajarán como ya hemos visto en las disfonías. La resonancia se trabajará reforzando la musculatura velo-faríngea mediante masajes en el paladar blando mientras el niño intenta elevarlo acompañado de la producción verbal.

La finalidad del tratamiento sobre la articulación es mejorar el control de la producción de los sonidos del habla en el lenguaje, dentro de los límites que permita el soporte fisiológico de que disponga el niño. Se trabajará igual que en las dislalias, pero siempre teniendo en cuenta los síntomas que van a obstaculizar este tratamiento.

Por último trabajaremos la prosodia. Trabajar la voz significa mejorar sus parámetros acústicos: tono, timbre, intensidad, extensión, melodía, entonación y emisión.

En las disfonías hipertónicas es importante iniciar el trabajo reduciendo los "ataques vocales duros". Se realizará desde un apoyo abdominal correcto y emitiendo fonaciones suaves, por ejemplo de m, b, d, l, n...

En las disfonías hipocinéticas se intentará conseguir un mejor cierre glótico. Esto se puede hacer con emisiones tensas y cortas de /i/ o /u/, unidas luego a consonantes tensas, explosivas (j, k, p, t): ki. Otra forma útil es alargar las vocales de la sílaba tensa (ti) repetidas veces.

Las ACI en todas las alteraciones de la articulación son las mismas, no necesitan ACI propiamente dichas. Necesitaremos:

Adaptaciones de acceso (sobretodo el disartria asociada a parálisis cerebral): Recursos materiales específicos: mobiliario, ordenador adaptado,... Recursos personales: apoyar al alumno por el AL, fisioterapeuta, cuidador. Respecto al qué, cómo y cuándo enseñar y evaluar: Introducir la relajación global y segmentaria. Introducir técnicas de respiración. Intervención del AL Material de apoyo: lotos, vocabularios en imágenes, grabaciones,... Evaluación inicial y continua con un plan de trabajo.

Capítulo siguiente - Fluidez verbal
Capítulo anterior - Disglosia

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:

Al presionar "Recibir" estás dándote de alta y aceptas las condiciones legales de mailxmail

Cursos similares a Logopedia


  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Cómo tratar a personas difíciles
Todo el mundo ha tenido que tratar en alguna ocasión con ellos: entorpecen el... [13/11/01]
264.474  
2. Cómo superar el miedo a volar
¿Le dan pánico los aviones? ¿Siente un sudor frío cada vez que pisa un aeropuerto?... [04/03/02]
13.248  
3. El arte de dirigir tu propia vida
El "liderazgo personal" es el rol que adoptamos todos para dirigir nuestra vida y... [14/01/03]
46.387  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail


¿Te interesa? ¡Te enviamos gratis las novedades de Psicología!