12.170 cursos gratis
8.755.676 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Capýtulo 17:

 Soluciones a todos los exámenes (4/4)

UNIDADES

Cervantes


a)    El marco espacio-temporal está indicado de manera indeterminada y ambigua ("En un  lugar de la Mancha...") y con una alusión velada a algo que debió de ocurrirle al propio Cervantes ("...de cuyo nombre no quiero acordarme"), tal vez un tiempo de prisión en una aldea de la Mancha (¿Argamasilla de Alba?)

b)    En la primera, nos presenta a un hidalgo con la lanza en astillero (estropeada o dejada de lado), y escudo antiguo; añade dos detalles relacionados con sus animales: el caballo flaco y el galgo para la caza (este segundo elemento saldrá a relucir más tarde). En la segunda, vemos cómo es físicamente el hidalgo (tiene cincuenta años, de complexión fuerte, delgado de cuerpo y de rostro) y conocemos dos costumbres: madrugar y cazar.

c)    Las comidas más habituales eran las siguientes: más vaca que carnero (en tiempos de Cervantes era la carne de la vaca menos apreciada que la de carnero), salpicón (una comida de pobres que consistía en pedacitos de tocino y de vaca condimentadas con cebolla,  sal, vinagre, etc), duelos y quebrantos (huevos fritos con torreznos), lentejas y algún palomino de extra los domingos. La comida le reportaba las tres cuartas partes de su hacienda. En cuanto a la vestimenta, sayo de paño negro, calzas y pantuflos.

d)    Sobre él existían diferencias entre los que escriben la historia del personaje. Unos decían que era Quijada, otros Quesada, aunque era más verosímil que se llamara Quejana. Pero Cervantes añade que lo importante de la historia no es el nombre del hidalgo sino que lo que se diga de él sea verdadero.

e)    La caza fue sustituida por la lectura de libros de caballerías. Para hacerse con el mayor número de libros de este tipo tuvo que vender muchas hanegas de tierra de sembradura, con lo que su hacienda empezó a ir a pique.

f)    Feliciano de Silva, por la  claridad de su prosa,  sus complejos argumentos y los pasajes de requiebros amorosos y cartas de desafíos.

g)    No sólo de leer tantos libros de caballerías de día y de noche perdió el juicio nuestro hidalgo, sino también de su empeño por desentrañar las razones que explicaban Feliciano de Silva y otros aurores en sus libros, que ni el mismo Aristóteles, como dice Cervantes, habría sido capaz de explicar.

h)    Ambos se vuelven locos, pero la causa es diferente. Si Tomás se cree hecho de vidrio es por una causa ajena a él, mientras que Don Quijote, pierde el juicio por leer libros de caballerías.

i)    Como un dechado de perfecciones tanto fisicas como morales, pues ni el mundo al aire libre en que viven los gitanos deslustraron la piel de su cara y de sus manos, ni la forma desvergonzada de vivir que tienen ellos lograron que Preciosa perdiera un ápice de su noble ascendencia, cortesía y honestidad.

Teoría literaria

a)    1. Mito: transformación de Medusa en piedra. 2. Novela histórica: el personaje en primera persona,  describe los resultados de una batalla naval. 3. Cuento popular, con moraleja. 4. Mito: transformación de Cipariso en ciprés.

Evaluación unidades

Literatura


a)    La vida del Cervantes transcurre entre dos siglos: el XVI, que es plenamente renacentista (ganas de vivir, influencias italianas en los temas y las formas...), y el XVII, época del Barroco (desengaño, desilusión, decadencia política, doctrinas de la Contrarreforma...).

b)    Es sabido que Cervantes fue una persona con mala suerte. Toda su vida fue una lucha contra el fracaso, pese a  haber triunfado con el Quijote. Ahí están sus estancias en la cárcel (su cautiverio en Argel le marcó para siempre), unas debidas a su mala gestión y otras a las circunstancias bélicas y a terceras personas. En cambio, se sintió honrado por alguna desgracia sufrida, como la de ser herido en Lepanto.

c)    Sugerencia. Obras poéticas: El Viaje al Parnaso (asistencia a una asamblea de poetas presidida por Apolo; especie de crítica literaria en verso). Epístola a Mateo Vázquez (tercetos dirigidos al secretario de Felipe II para pedirle que interceda ante el rey para lograr su rescate y el de los demás cautivos de Argel). Al túmulo de Felipe II (soneto con estrambote, elogio de un soldado a la tumba del monarca español en Sevilla). Obras dramáticas: entremés de El viejo celoso (adaptación de la novela ejemplar El celoso extremeño: un viejo indiano se casa con una muchacha joven y, aunque la encierra para que nadie enga acceso a ella, no puede evitar el adulterio de su esposa con un pícaro). Las comedias Los baños de Argel (basada en sus recuerdos de cautivo como Los tratos: un sacristán antisemita consigue con jugarretas que los hebreros paguen su rescate al Cadí) y Pedro de Urdemalas (pícaro cínico e ingenioso lucha para salir adelante en la vida sin lograrlo, aunque al hacerse actor vive en las tablas cuanto deseaba ser y un horóscopo se lo había predicho.

d)    Las Novelas Ejemplares pueden clasificarse atendiendo a las técnicas y puntos de vista empleados en ellas. Si la visión es idealista y la vida se presenta bajo un prisma estilizado y exquisito, encontramos novelas como La gitanilla, El amante liberal o La ilustre fregona que podrían pertenecer al grupo con ese punto de vista. Y si, por el contrario, la técnica y la visión del narrador son realistas y la vida en las novelas se nos muestra como un reflejo de los vicios y virtudes de sus protagonistas, formarían otro grupo bien distinto al que pertenecerían títulos como Rinconete y Cortadillo, El coloquio de los perros o El licenciado Vidriera.

e)    Primera parte: 52 capítulos, dos salidas de Don Quijote. En la primera, tras haber decidido hacerse caballero andante y ser armado caballero por un ventero que toma por el señor de un castillo, vive algunas aventuras (Juan Haldudo, los comerciantes de Murcia...), un labrador de su aldea lo devuelve a ella molido a golpes. En la segunda salida, acompañado ya por su escudero Sancho, vuelve a vivir aventuras dispares (los molinos, el vizcaíno, los conenados a galeras...) y, tras ser engañado por el cura y el barbero, que están decidos a devolverle a su casa como sea, metido en una jaula, regresa a su aldea. Segunda parte: 74 capítulos, tercera y última salida de Don Quijote. Nuevas aventuras (encuentro con Diego de Miranda, el yelmo de Mambrino, la cueva de Montesinos, el caballo Clavileño, el gobierno de Sancho de la ínsula Barataria..., hasta el último combate contra Sansón Carrasco, que en esta ocasión es el Caballero de la Blanca Luna, en el cual es vencido y, como había pactado que con su derrota debía regresar a su casa, así lo hace; allí enferma gravemente y, tras recobrar el juicio, hace testamento y muere.

f)    La novela como género narrativo es el más complejo e importante de todos. En ella se tratan los posibles problemas humanos vividos por unos personajes definidos completamente en todos sus aspectos físicos y psicológicos. La novela, así definida, puede ser de diversas clases: pastoril (La Galatea de Cervantes es un buen ejemplo, donde unos pastores hablan de las cuitas amorosas que les causa la pastora Galatea), caballeresca (Joanot Martorell escribió una de las mejores novelas de caballerías más importantes, Tirant lo Blanc), picaresca (con el Lazarillo empezó y continuó su camino con el Guzmán, aunque entre el pícaro inocente de la primera, que sólo se mueve por el hambre,y el pícaro de la segunda, delincuente y desvergonzado, hay mucha diferencia), social (Dos días de septiembre, de Caballero Bonald), psicológica (La Regenta, de "Clarín"), etc.

Comentario de texto literario

a)    Dentro de la obra de Cervantes, el texto pertenece a su faceta como novelista, cuando ya el autor está en plena madurez, pasada ya la fiebre renacentista de La Galatea. El desengaño barroco está presente en el fragmento que comentamos, que corresponde al Quijote, primera parte, segunda salida, en la que ya le acompaña su escudero Sancho Panza y la realidad está sujeta a constante mudanza, como el mismo caballero afirma al final de esta conocida aventura de los molinos de viento.

b)    Amo y escudero descubren en su camino unos cuantos molinos de viento que Don Quijote confunde con gigantes, a los que debe combatir a toda costa para quitarlos del mundo (en aquella época, recién instaladas estas máquinas en el paisaje de la Mancha, debían de parecerles a las pobres gentes engendros extraordinarios y sospechosos). Sin hacer caso a Sancho, que le recuerda que aquellos no son gigantes sino molinos, Don Quijote arremete con el primero que encuentra. Pero en ese momento el viento mueve las aspas con tanta fuerza que, cuando el caballero las lancea, no puede evitar que una de ellas lo derribe al suelo junto con su pobre Rocinante. Sancho acude a socorrerle y le recuerda nuevamente lo de que eran molinos y no gigantes. Entonces Don Qiuijote reacciona diciendo que el cambio de gigantes en molinos (nótese que lo hace a la inversa) se debe a otro encantamiento del mismo sabio que hizo desaparecer el aposento de los libros.

c)    Estos son los dos planos que advertimos en la presente aventura. Don Quijote transforma la realidad: ve gigantes en vez de molinos. Sancho ve la realidad real. El primero, en vez de aspas ve brazos; Sancho sólo ve lo que es, aspas que mueven con la fuerza del viento la piedra que muele el grano en el interior del molino. Sólo tras el golpe, Don Quijote invierte su realidad (la de los gigantes) en lo que cree cosa del sabio Frestón (ha convertido los gigantes en molinos) para quitarle la gloria de haber vencido a los gigantes.

d)    Cree que las cosas de la guerra, como el caso presente, están sujetas a constantes transformaciones. Además, piensa que detrás de todo ello se halla Frestón, el mago que hizo desaparecer el aposento de sus libros tras volver apaleado de su primera salida (cuando fueron el cura y el barbero), el cual le ha convertido los gigantes en molinos para que no saliera victorioso de la empresa.

e)    Los gigantes son enemigos de los caballeros andantes porque tienen prisioneras a las princesas de sus pensamientos. Significan los problemas contra los que tienen que luchar para hacer valer la verdad y la justicia sobre el mundo; de ahí que deban los caballeros andantes extirparlos de raíz como malas simientes. En la mente de Cervantes, sin embargo, debía de estar muy presente lo que significaban las máquinas de moler, recién instauradas en Castilla, para las gentes sencillas y de poco seso. Se juntan, pues, dos aspectos en uno: el literario y el de la vida corriente.

f)    Podríamos dividir el texto en tres partes: en la introducción, que abarcaría desde el principio hasta "desigual batalla", asistimos al diálogo habido entre Don Quijote y Sancho sobre si son molinos o gigantes lo que están viendo, y la decisión del primero de presentarles batalla; en el desarrollo, que llegaría hasta "muy maltrecho por el campo", vemos a Don Quijote espolear a su caballo para iniciar el ataque, al viento mover las aspas al tiempo que el caballero lanceaba una de ellas y, finalmente, la caída de Don Quijote a efectos del aspa que, empujada con fuerza, rompió primero la lanza y luego echó a rodar por tierra al caballo y al caballero; y el desenlace, hata el final, recoge la llegada de Sancho a donde estaba su amo maltrecho para ayudarle y el diálogo habido entre los dos personajes sobre la misma idea del principio, con la excepción de que Don Quijote achaca su derrota, por un lado, a las características de las cosas de la guerra, sujetas a mudamza siempre, y por otro, al sabio Frestón, que ha cambiado los gigantes en molinos para desprestigiarle de nuevo.

g)    El estilo directo se encuentra en los diálogos que mantienen Don Qujote y Sancho (guiones, signos de interrogación y exclamación, verbos de habla, pensamiento, etc., dos puntos después de éstos últimos, parlamentos en tiempo presente, etc). El estilo indirecto se da cuando se suprimen los dos puntos tras los verbos de habla y se sustituyen por la conjunción "que", los guiones también desaparecen y las frases que corresponderían a los parlamentos de los personajes varían los tiempos verbales (especialmente, pretéritos imperfectos de indicativo y subjuntivo, aunque también figuran otros tiempos). Ejemplos: De Sancho: "Advirtiéndole que eran molinos de viento, y no gigantes, aquellos que iba a acometer." "Le dije a vuestra merced que mirase bien lo que hacía, que no eran sino molinos de viento..."  De Don Quijote: "Pidiéndole que en tal trance le socorriese..." "Pienso que aquel sabio Frestón (...) ha vuelto estos gigantes en molinos."

h)    Además de figurar palabras y expresiones propias de los libros de caballerías, como aventuras, fiera y desigual batalla, desaforados gigantes, dio de espuelas, encomendándose de todo corazón a su señora Dulcinea, rodela, lanza en ristre, etc., están los parlamentos de Don Quijote, que imitan los de los antiguos caballeros andantes: "Non fuyades (palabras que ya no se usan en tiempos de Cervantes, por "no huyáis"), cobardes y viles criaturas, que un solo caballero es el que os acomete" O "Pues aunque mováis más brazos que el gigante Briareo (era un gigante de cien brazos en los libros de caballerías), me lo habéis de pagar" También, la alusión al sabio Frestón (imitación de los encantadores enemigos de los caballeros andantes; un ejemplo, Arcaláus en el Amadís). O las expresiones "quitarme la gloria de su vencimiento" y "han de poder poco sus malas artes contra la bondad de mi espada."

i)    Dentro del lenguaje llano, ajeno a toda afectación, que caracteriza a Cervantes, se observa cómo adapta la lengua a los registros de sus personajes: culto y a veces grandilocuente cuando habla Don Quijote, y coloquial y familiar cuando lo hace Sancho. Respecto a los recursos propiamente literarios descubrimos algunos: metáfora: mala simiente (por "gigantes"); personificación (la bondad de mi espada); hipérbole (brazos largos de casi dos leguas); comparaciones (los molinos de viento parecen gigantes; las aspas, brazos); anáfora (ni oía las voces de su escudero Sancho, ni echaba de ver)...

j)    En los pasajes narrativos domina el pretérito perfecto simple, que es el tiempo propio de la narración en pasado acabado, y el pretérito imperfecto de indicativo, que indica simultaneidad del anterior (dio, daba, eran, iba a acometer, oía, echaba de ver,  estaba, iba diciendo, levantóse, comenzaron a moverse, dijo, arremetió, embistió, volvió, fue rodando, acudió, llegó, halló, podía... Unos y otros en tercera persona, la más indicada para el narrador omnisciente que cuenta la historia. En los diálogos, el tiempo más habitual es el presente en primera persona, para adecuarse al personaje que habla, aunque también aparecen otros tiempos propios de la función apelativa que domina en este tipo de elocución, como el imperativo; también podemos encontrarnos otros tiempos verbales (el pretérito perfecto simple cuando el interlocutor se refiere al pasado, por ejemplo): va guiando, ves, se descubren,  pienso, es , suelen tener, mire, parecen, son, hacen,  estás, tienes, ponte, voy a entrar...

k)    Respuesta libre.

l)    Respuesta libre.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a Literatura. Renacimiento. Con ejercicios y soluciones (2/2)



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. Literatura. Renacimiento. Con ejercicios y soluciones (1/2)
Cervantes, Garcilaso de la Vega, Fray Luis de León... En este curso estudiaremos la... [16/06/09]
3.655  
2. Literatura española del siglo XVIII
Literatura española del siglo XVIII , esta literatura se desarrolla en España... [02/10/09]
914  
3. Literatura. Creación literaria
Con este curso aprenderemos redacción y creación literaria . La palabra... [14/12/10]
1.330  

ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail