12.176 cursos gratis
8.741.362 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Capýtulo 15:

 La lírica. Fray Luis de León

La lírica de esta etapa, empapada de las directrices de la Contrarreforma, fusionará el paganismo de la etapa anterior con los postulados del catolicismo y originará la llamada literatura religiosa, representada principalmente por fray Luis de León y san Juan de la Cruz. Paralela a la corriente citada, fluirá otra bien distinta, representada por Fernando de Herrera, el cual, sin abandonar la temática amorosa, cultivará una poesía épica. De ahí la existencia durante este periodo de las dos escuelas poéticas que ya mencionamos en la unidad anterior: la salmantina, dirigida por Fray Luis de León, y que se caracteriza por su elegancia y naturalidad en el lenguaje, y la moral y la filosofía en la temática; y la sevillana, representada por Herrera, la cual busca sobre todo la belleza formal y trata de temas mundanos. Al lado de estas dos escuelas aparece la poesía mística, cuto representante principal es San Juan de la Cruz.

Fray Luis de León (1527-1591) nace en Belmonte del Tajo (Cuenca). Estudia en Madrid y Valladolid. A los dieciséis años ingresa en la Orden de los Agustinos y estudia Filosofía y Teología en la Universidad de Salamanca, de la que será profesor. Sus clases son sólidas, rigurosas y amenas a la vez. Entiende de todo (Astronomía, Matemáticas, Medicina...) y conoce perfectamente el griego, el latín y el hebreo, entre otras lenguas. Es un hombre activo; anima a Santa Teresa a reformar el Carmelo y él mismo colabora en la reforma de su propia Orden. Pero la envidia le acecha (en la Universidad había rivalidad entre las órdenes religiosas de sus profesores: dominica, agustina...) y, con motivo de haber divulgado la traducción del Cantar de los Cantares, es denunciado a la Inquisición, que lo mantiene encarcelado en Valladolid desde 1572 a 1576. Comprobada su inocencia, fray Luis se incorpora a sus clases universitarias de Salamanca y aún tiene tiempo de obtener y regentar las cátedras de Filosofía Moral y Sagrada Escritura antes de su muerte, que tiene lugar en el convento agustino de Madrigal de las Altas Torres (Ávila).

Obra
La obra poética de fray Luis fue editada por Quevedo cincuenta años después de la muerte del agustino para oponerla al aluvión de poesía culterana de su época. Puede dividirse de la siguiente manera:

Lírica original, que para la mayoría es la que más calidad posee. Se trata de una veintena de poemas entre los que destacan las Odas a la Vida retirada ("¡Qué descansada vida"), A Francisco Salinas ("El aire se serena"), A Felipe Ruiz ("¿Cuándo será que pueda"), a la Profecía del Tajo ("Folgaba el rey Rodrigo"), a la Noche serena ("Cuando contemplo el cielo"), De la vida del cielo ("Alma región luciente"), En la Ascensión ("¡Y dejas, Pastor Santo")... Todas estas composiciones están escritas en liras, la estrofa que había puesto de moda Garcilaso de la Vega en la etapa anterior.

Lírica traducida de libros sagrados. Existe un trabajo sobre Job, colección de tercetos intercalados en su  obra en prosa Exposición del libro de Job. También tradujo una treintena de Salmos, y asimismo se conservan unos fragmentos de los Proverbios.
Lírica traducida de obras clásicas. Entre ellas, las Églogas completas de Virgilio y también las dos primeras Geórgicas del poeta latino, más de veinte Odas de Horacio, una Elegía de Tíbulo y algunas  composiciones de Bembo, Séneca y Eurípides, entre otros.

En cuanto a la obra en prosa de fray Luis de León, citaremos, además de la citada Exposición del libro de Job,  una traducción literal  del Cantar de los Cantares y su comentario; La perfecta casada, especie de tratado renacentista sobre la mujer, y Los nombres de Cristo, que en forma de diálogo platónico, presenta los diversos nombres que recibe Jesucristo en  la sagradas Escrituras.

Del estilo de fray Luis destacamos los siguientes rasgos: el sabio manejo de la lira, la contención y la profundidad emotiva de su expresión, el lenguaje natural, claro y armónico, alejado de toda brillantez formal, si bien no rehúye recursos como la aliteración, el hipérbaton, la personificación, la metáfora, el epíteto o los encabalgamientos, que, siempre suaves, marcan el ritmo modulado y tranquilo de su lírica. A todo ello añadiremos la carga espiritual y serena que respiran sus versos y la pureza clásica que se desprende de su palabra tanto en el verso como en la prosa.

Al salir de la cárcel

"Aquí la envidia y mentira
me tuvieron encerrado.
Dichoso el humilde estado
del sabio que se retira
de aqueste mundo malvado,
y con pobre mesa y casa,
en el campo deleitoso,
con sólo Dios se acompasa,
y a solas su vida pasa
ni envidiado ni envidioso."

       Fray Luis de León

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a Literatura. Renacimiento. Con ejercicios y soluciones (1/2)



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. Literatura. Renacimiento. Con ejercicios y soluciones (2/2)
Cervantes, Garcilaso de la Vega, Fray Luis de León... En este curso estudiaremos la... [16/06/09]
11.292  
2. Literatura española del siglo XVIII
Literatura española del siglo XVIII , esta literatura se desarrolla en España... [02/10/09]
914  
3. Literatura. Creación literaria
Con este curso aprenderemos redacción y creación literaria . La palabra... [14/12/10]
1.330  

ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail