12.176 cursos gratis
8.741.372 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Capýtulo 6:

 Literatura francesa. Roman amoroso

3.3. El roman amoroso

La obra ovidiana es uno de los componentes importantes que configuran el amor romántico que se va formando en Francia durante el siglo XII. Aparte del componente amoroso procedente de Ovidio que ya hemos indicado a propósito del roman antique, en las cartas cruzadas entre los desdichados Eloísa y Pedro Abelardo (1079-1142) aparecen ya citas de los Amores y del Arte de amar del poeta romano, y en los inicios del citado siglo, unas monjas se reúnen en un Concilio de Amor y empiezan por la lectura de los preceptos de Sulmonés. Más concretamente, las múltiples historias amorosas de las Metamorfosis van adquiriendo vida propia e independiente. Así, la de los desgraciados amores de Píramo y Tisbe, que va a tener un éxito extraordinario, se plasma ya en el siglo XII en un poema francés anónimo de unos 900 versos, y la de Filomela es pasada al francés en la Filomena de Cristián de Troyes (activo entre 1160 y 1190). Y fue precisamente este gran poeta quien hizo la primera traducción del Arte de amar a una lengua vernácula, traducción que se ha perdido, si bien conservamos otras cuatro del Medioevo francés.

Pero el roman amoroso medieval más importante es el Libro de la Rosa, larguísimo poema (el total de versos varía según la tradición) que tuvo un éxito extraordinario: por ejemplo, en España fue muy leído e imitado por algunos poetas. Tiene una autoría doble: una parte más pequeña y situada al comienzo (más de 4000 octosílabos) fue escrita por Guillermo de Lorris en unos años cuya concreción discuten los estudiosos y que se hallan en un arco cronológico situado entre 1220 y 1240; el resto del poema (más de 17700 octosílabos) fue continuado por Jean Chopinel (o Clopinel), conocido habitualmente como Juan de Meun (o Meung), ca. 1270 ó 1276. Se trata de poesía alegórico-didáctica, con una intriga amorosa difícil: la mayor parte de los personajes son abstracciones, cualidades morales y sentimientos personificados, aunque también hay personajes humanos anónimos y aparecen los dioses Venus y Cupido.

La influencia clásica es visible en la totalidad de la obra, pero especialmente en la segunda parte. Y es que ambas partes son distintas en general e incluso contradictorias, y ello debido principalmente a la diferencia de edad, formación e intereses de sus respectivos autores: Guillermo de Lorris era un joven culto de veinte años que, basándose en sus lecturas y en su propia experiencia, escribe una especie de biografía sentimental para instruir en el amor a jóvenes aristócratas; Juan de Meun, en cambio, era un escritor profesional (de él conservamos también la traducción al francés de la obra sobre la ciencia militar de Vegecio, de la Consolación de la Filosofía de Boecio y del epistolario de Abelardo y Eloísa) con intereses de tipo práctico y moralista, y representa a la burguesía. Así, Guillermo de Lorris menciona a Catulo, Cornelio Galo, Ovidio, Tibulo y Macrobio, pero parece que sólo conocía bien a Ovidio. Por el contrario, las fuentes principales de Juan de Meun son: La vejez y La amistad de Cicerón; las tres obras de Virgilio; las Sátiras y las Epístolas de Horacio; Ovidio (al menos 2000 versos de la obra lo reflejan), Juvenal y Boecio.

La influencia clásica, en lo que se refiere a los materiales, es patente sobre todo en las historias ilustrativas, en los argumentos y en las descripciones. No parece que haya influencia directa del Sueño de Escipión de Cicerón en el esquema general del Libro de la Rosa (una aventura dentro de un sueño premonitorio tenido durante una noche) ni de la Psicomaquia de Prudencio en su trama (la búsqueda de la Rosa por el amante, acabada en un asedio y una batalla). En todo caso, la influencia más evidente es la de Ovidio, sobre todo en el segundo de los autores de la obra. No obstante, la actitud ante el amor de la obra medieval es bastante distinta a la del poeta latino antiguo: en aquélla es más intelectual y ni siquiera en la parte de Juan de Meun (representante de una amor que se ha llamado “naturalista” frente al “cortés” que refleja Lorris) tiene el carácter materialista y amoral del Arte de amar ovidiano.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a Literatura clásica. Recepción en las vernáculas occidentales



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. Literatura española del siglo XVIII
Literatura española del siglo XVIII , esta literatura se desarrolla en España... [02/10/09]
914  
2. Literatura. Creación literaria
Con este curso aprenderemos redacción y creación literaria . La palabra... [14/12/10]
1.330  
3. Publicar trabajo. Literatura
En este nuevo curso podrás ver algunos consejos y guías para lograr que tu novela... [12/07/11]
109  

ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail