12.212 cursos gratis
8.341.088 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Lengua española. Gramática

Autor: brian livinton
Curso:
9,80/10 (5 opiniones) |7914 alumnos|Fecha publicación: 04/03/2009
Envía un mensaje al autor

Capítulo 2:

 Verbos

El verbo parte de la oración o categoría léxica, que expresa existencia, acción, condición o estado de cosas. Tradicionalmente se ha admitido que, el verbo es el núcleo del predicado de la oración, aunque según el enfoque generativista serían las inflexiones verbales de tiempo, las que constituyen en auténtico núcleo sintáctico de la oración o sintagma de tiempo.

En español constituye la clase de palabra flexivamente más variable y está constituido por un lexema, así como morfemas de número y persona en su periferia, y de modo, voz (activa o pasiva), aspecto e infijo de vocal temática entre el lexema y aquellos. Admite morfemas derivativos (afijos) de distintas significaciones.

Dependiendo del tipo de lengua de que se trate, los verbos pueden variar de forma. Además, el verbo puede concordar en género, persona y número con algunos de sus argumentos o complementos (a los que normalmente se conoce como sujeto, objeto, etc.). En español concuerda con el sujeto siempre en número y casi siempre en persona (la excepción es el caso del llamado sujeto inclusivo: Los españoles somos así), y bastantes veces con el atributo de los verbos copulativos.

Las lenguas en la que los verbos son conjugados se denominan flexivas y cada una determina un patrón específico de conjugación, difiriendo notablemente de un sistema linguístico a otro. En el caso de la lengua española, que es flexiva, la mayoría de los verbos se conjuga de forma regular según tres patrones únicos (conjugaciones) definidos según la vocal temática (1 o en -ar, 2 o en -er; 3 o en -ir), subdivididos sucesivamente en grupos según su voz, formas personales o no personales, modo, aspecto, tiempo, número y persona. Otros patrones de conjugación menos generales son denominados de verbos irregulares. Junto a este tipo de conjugación, existe además otro tipo de conjugación regular mediante estructuras analíticas llamadas perífrasis verbales, que expresan modos y aspectos más precisos y concretos que no aparecen recogidos en la conjugación regular, que es más general. Como la terminación es distinta para cada persona, el uso de pronombres sujeto se considera a menudo redundante.

Terminaciones verbales en otros idiomas: el francés y el japonés

En otros idiomas, como por ejemplo el idioma francés, los verbos tienen terminaciones distintas para cada persona, pero debido a su particular ortografía, muchas de ellas son homófonas, por lo que el pronombre sí se considera necesario. Los verbos del idioma japonés, por otra parte, no se conjugan con la persona ni el número, por lo que expresiones como nihongo no hon wo yondeimasu pueden interpretarse como "Estoy leyendo un libro de japonés", "Están leyendo un libro de japonés" o cualquier persona o número, dependiendo del contexto.

Clases de Verbos

Verbos transitivos e intransitivos

Los verbos transitivos necesitan un complemtento (OD) para poder entender el enunciado.

Los verbos transitivos son aquellos que exigen la presencia de un objeto directo (también llamado "complemento directo") para tener un significado completo; esto es, que se refieren a acciones que transitan desde el actor al objeto (véase transitividad). Un ejemplo de esta categoría es:

"He conseguido dos entradas para la ópera".

Aquí, el grupo compuesto por "dos entradas para la ópera" representa el objeto directo. La construcción "He conseguido..." no tiene sentido por sí misma, y requiere que se aporte información sobre lo que se consigue. Por regla general, los verbos transitivos son de la forma "alguien hace algo a algo".

Los intransitivos no necesitan OD Los intransitivos, por el contrario, no requieren de la presencia de un objeto directo que determine al verbo. Un ejemplo es el verbo delinquir, por ejemplo, la oración

"Jaime delinque."

Se trata de un verbo intransitivo, ya que no requiere especificar un objeto directo. Por otro lado, el concepto de "delinquir algo" no tiene sentido en español.

En el uso linguístico los verbos no son en sí mismos transitivos o intransitivos, sino que se denominan así según su uso. Es posible tanto usar verbos intransitivos como transitivos, por ejemplo en:

"Pedro canta una ópera."

como expresar verbos transitivos sin la presencia de un objeto directo, por ejemplo en:

"Déjaselo al técnico, que él seguro entiende."

Son pocos los verbos intransitivos en el castellano al compararlo con idiomas con fuerte división entre verbos transitivos e intransitivos. En general, el castellano dispone de la forma autorreflexiva se para denotar intransitividad, como por ejemplo, "se rompió", "se ha muerto", "se caerá", etc.

Verbos regulares e irregulares

Los verbos irregulares son aquellos que poseen conjugaciones particulares para los llamados "tiempos verbales primitivos" o simplemente "tiempos primitivos" que son el presente del modo indicativo ("Yo quepo"), el pretérito perfecto simple del indicativo ("Yo cupe") y el futuro simple del mismo modo ("Yo cabré").

Como en el ejemplo recién dado, es posible determinar si un verbo es o no irregular conjugándolo en esos tres tiempos y viendo si se atiene a las reglas de conjugación a las que se adaptan los demás verbos.

La irregularidad de un verbo simple cualquiera se mantiene en la conjugación de los verbos que de él se deriven:

Hacer: deshacer, satisfacer, rehacer, etc. Poner: componer, descomponer, yuxtaponer, etc.

Este principio, sin embargo, posee algunas excepciones. La más común es la que se aprecia en los derivados del verbo "decir" ("maldecir" y "bendecir"), que en el futuro del modo indicativo no se conjugan como "maldiré" y "bendiré" (que es lo que se supondría según la regla) sino "maldeciré" y "bendeciré".

Los verbos regulares son, por el contrario, aquellos que se atienen estrechamente a los paradigmas o modelos de conjugación más usados en la lengua. En español hay tres de esos paradigmas: la primera conjugación, cuyos infinitivos terminan en -ar; la segunda, en la que terminan en -er y la tercera, en la que terminan en -ir. Dentro de la conjugación regular puede considerarse también una conjugación extendida por medio de perífrasis verbales que señalan distintos tipos de aspecto y modo verbal.

Verbos personales e impersonales

Los verbos impersonales son aquellos que no son compatibles con la idea de un sujeto (y por lo mismo con una coordinación con una persona), y se separan en los que son considerados propios (también llamados "unipersonales"), y los impropios.

Los verbos impersonales propios son verbos que, en su sentido original (es decir, no-metafórico) se conjugan sólo en la 3° persona del singular (él). Dicha categoría está compuesta por los llamados "verbos meteorológicos" o "climáticos" (llueve, nieva, etc.). Estos verbos son intransitivos. Los verbos impersonales impropios, por el contrario, son verbos que si bien en algunos contextos poseen una conjugación normal, pueden ser usados como impersonales (de ahí su categoría de impropios). Por ejemplo: el verbo "hacer" puede ser usado en contextos como

"Engie hace sus tareas".

o en frases como

"Hace calor".

En este segundo ejemplo está siendo usado como verbo impersonal. Los verbos impersonales impropios son: Haber: "Hay cosas que hacer". Hacer: "Hace muchísimo calor". Bastar (en su forma "bastar + preposición"): "Basta de palabrería". Ser: "Es de noche". Ir: "Me fue bien en el examen".

Verbos terciopersonales

Los verbos terciopersonales se asocian a un numero reducido de verbos que se conjugan exclusivamente en la 3.ª persona, ya sea del singular o el plural (él y ellos). Sin embargo, y a diferencia de los verbos impersonales, estos sí cuentan con un sujeto y concuerdan con él.

Los verbos terciopersonales son:

Acontecer Suceder Ocurrir Constar Bastar (sin preposición): "Me basta tu presencia."

Verbos defectivos

Los verbos defectivos son aquellos en los que no se cumple el paradigma de conjugación completo. Para estos verbos no existen conjugaciones en algunos tiempos y personas, principalmente debido a razones de eufonía o de uso. El ejemplo más conocido de esta categoría es el verbo "abolir".

Hay verbos que carecen de algunas formas en su conjugación. Estos verbos se llaman verbos defectivos:

Algunos verbos son defectivos porque necesitan por su significado un sujeto de cosa y, por tanto, solo tienen formas de tercera persona. Este es el caso de los verbos ocurrir o suceder: no podemos decir *ocurro *sucedes, sino solamente ocurre o sucede Otros verbos son defectivos porque nombran fenómenos propios de la naturaleza y normalmente no llevan sujeto. Es el caso de llover,nevar,atardecer...,que solo tienen formas de tercera persona: llueve,ha nevado, atardecerá...

Verbos copulativos

Los verbos copulativos son:

Ser Estar Parecer Resultar Seguir Semejar Asemejar Permanecer Continuar

Son los verbos que no aportan un significado pleno, sólo se emplean para unir el sujeto y el predicado. Son aquellos verbos que poseen un significado mínimo, de forma que no añaden apenas nada al sujeto y por ello son casi prescindibles (diciendo "la casa es azul" diríamos prácticamente lo mismo que diciendo "La casa azul"); por ello, en vez de seleccionar objetos directos afectados por el verbo, rigen un tipo de complementos diferentes llamados atributos oracionales, que son mutables o sustituibles por el pronombre átono "lo". Los atributos oracionales pueden ser de dos tipos:

Sujetivos, es decir, que determinen al núcleo del sujeto; Predicativos, es decir, que determinan a algún miembro del predicado. También se les llama a estos complementos predicativos.

En el análisis morfosintáctico, los atributos se marcan como determinantes tanto del verbo que lo rige como de aquello que determina, esté esto en el sujeto o en el predicado. Es importante hacer notar que no sólo los verbos copulativos exigen atributos.

Tiempos y formas verbales

En la Gramática los verbos tienen diversos tiempos en tres modos conocidos, también hay que tener en cuenta que hay varios tiempos que se toman como formas no personales, las cuales no poseen ningún pronombre, éstas formas no pertenecen a ninguno de los tres modos, estos dos modos son: el infinitivo y el gerundio. En el Modo Indicativo, el Modo Subjuntivo y el Modo Potencial, en los cuales se dividen los tiempos, cada uno posee otra sub categoría que posee el mismo nombre, pero con la palabra ante, en el caso del Modo Subjuntivo el tiempo Pretérito contiene dos formas, con diferentes terminaciones, estas terminaciones son: para la 1º forma las terminaciones "Era" y "Ara", los tiempos y modos son:

Modo indicativo: Usando como ejemplo el verbo Amar Presente (Amo) Pretérito Perfecto (He amado) Pretérito Imperfecto (Amaba) Pretérito Pluscuamperfecto (Había amado) Pretérito Indefinido (Amé) Pretérito Anterior (Hube amado) Futuro Imperfecto (Amaré) Futuro Perfecto (Habré amado)

Modo subjuntivo: El mismo ejemplo Presente (Ame) Pretérito Perfecto (Haya amado) Pretérito Imperfecto (Amara o amase) Pretérito Pluscuamperfecto (Hubiera (ó hubiese) amado) Futuro Imperfecto (Amare) Futuro Perfecto (Hubiere amado)

Modo Potencial: Imperfecto (Amaría) Perfecto (Habría amado) Aktionsart

Zeno Vendler propuso que los verbos también pueden clasificarse semánticamente, de acuerdo con el tipo de proceso que denotan.[1]

Estado (estático y atélico): ser, estar vivo Actividades (dinámico y atélico): caminar, correr Logros (télico e instantáneo): nacer, florecer Realizaciones (télico, duración temporal): convencer, llegar a

Capítulo siguiente - Sinónimos
Capítulo anterior - Sustantivos

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:

Al presionar "Recibir" estás dándote de alta y aceptas las condiciones legales de mailxmail

Cursos similares a Lengua española. Gramática


  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Gramática española
La gramática, junto con la ortografía, son la base de cualquier lengua, sin ellas... [13/04/04]
143.993  
2. Ortografía española
Si quieres mejorar to ortografía o repasar algunas reglas que se te están... [04/03/05]
306.073  
3. Nociones de métrica española
La métrica es el arte que trata de la medida o estructura de los versos, de sus... [02/03/07]
12.948  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail


¿Te gustaría visitar más cursos gratis de Lengua española?