12.176 cursos gratis
8.740.944 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Capítulo 6:

 The darkness of Karate-Do

Antaño, un karateka se enfrentaba a un peligro y ponía su vida en juego. Sin hospitales, sin apenas atención médica, cualquier herida le llevaría al precipicio de la muerte o de una dolorosa existencia.
Así considerado, sus técnicas eran depuradas al máximo, ni un error se permitía durante su entrenamiento; los katas, ejercitados a conciencia cada vez, se ejecutaban perfectos. Si tu ataque o defensa no es perfecta, no te esfuerces: estás perdido. Si un hueco o una abertura queda en tus movimientos y ésto lo aprovecha tu contrincante, mueres.
La vida pocas veces facilita segundas oportunidades, y un karateka auténtico no puede permitirse el lujo de pedir segundas oportunidades todo el rato. El karate como arma te adentra en un mundo de esfuerzos donde no hay lugar para los indecisos ni para los inconstantes, y el más mínimo error se paga muy caro.
En la vida diaria debes medir también tus actos y tus movimientos, como algo natural e íntimo. Debes aprender a hacerlo cada día, puesto que nunca se sabe en dónde estará el peligro, tu entrenamiento debe ser serio y eficiente, y tus gestos diarios, hasta los más simples, deberían ser lo más preparados posibles. El peligro te puede llegar desde lo alto, desde la caída de una rama, o desde el piso que resbala a tus pies. Y para todo ello tu posición, tu desplazamiento, tu "sexto sentido" y tu agilidad, trabajada en tu práctica marcial, debe ser la óptima para la situación. El Karate te da actos reflejos, cuando interiorices así el Karate que entrenas, tus gestos y tus desplazamientos para esquivar y desplazar estarán intrísicamente ligados a tí, y los ejecutarás en el momento oportuno.
El objeto no es vencer o alcanzar un premio, sino defender tu propia vida y la de los que te rodean. Se entiende así que el esfuerzo es diario, "amanezco y anochezco con katas", dice una máxima marcial. Y no es para menos.
Porque, llegado el momento, tu acción deberá ser la precisa. El golpe debe ser certero, no hay tregua ni tiempo para los fallos. Si tu golpe falla mueres. Si no abates a tu oponente con eficiencia, éste se levantará y luchará de nuevo contra tí. No debes dejar ni un atisbo de luz para la duda, si alguien notara que vacilas su energía y confianza crecerá y tu miedo combatirá contra tí.
Cualquier titubeo llevaría sin duda al desastre.
Muchas personas, actualmente, combaten para entrenarse ante ése momento. Sin embargo, cada instante es único, y combatir en un tatami con ropa cómoda y holgada es muy diferente a hacerlo en un suelo duro y resbaladizo, con ropa pesada, botas y sin ninguna protección
Por ello debes entrenar en todos los lugares posibles, no encierres tu Karate en un recinto con cuatro paredes y calefacción.
Y, ante ese momento el equilibrio y la serenidad es entonces crucial, porque para partir cielo y tierra tienes que dominar antes el cielo. Y la tierra.

Capítulo siguiente - Student's Karate-Do

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a Karate-do tradicional: un arte marcial en las sombras



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Tae kwon do. Arte marcial y deporte
Este curso del arte marcial llamado Tae kwon do es un deporte que puede resultar... [16/03/09]
3.651  
2. Karate para cinturón negro
La enseñanza de karate tradicional, el judo y el kick boxing son los temas... [24/07/09]
1.066  
3. Karate. Defensa personal
Karate. Defensa personal, nuestra sociedad parece no estar ajena a la ofensiva de... [27/07/09]
2.524  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail