12.176 cursos gratis
8.742.123 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Capýtulo 9:

 Ordinary Karate-Do

Un Karate que no pueda ser usado habitualmente en tu vida rutinaria, ordinaria, no sirve de nada. Un Karate que sólo sirva para perder tiempo y dinero en un gimnasio y que después, al cruzar el umbral de la puerta, se te quede en el tatami, es, realmente, una tontería.
Si sólo esperas del Karate un momento decisivo de tu vida en el cual luchar contra alguien, o una medalla, tu Karate es, simplemente, patético.
Aunque todo éso se consiga, incluida también una buena forma física, e, incluso, el camino hacia la iluminación o al menos lograr una cierta paz interior, el Karate debe aportarte más a tu día a día.
Si ya eres practicante de Karate-Do no creo que te esté diciendo nada nuevo, ya lo habrás descubierto tú.
Con ayuda de un buen instructor, tus movimientos se perfilan día a día, esquivas peligros e incidencias por la calle, ganas reflejos y agilidad, percibes situaciones de riesgo, e, incluso, te evitas de alguna que otra caída.
Gracias a los reflejos y coordinación obtenida por el Karate-Do, tu habitual quehacer es más seguro. Por supuesto, no se está exento de que se caiga una rama o que un coche nos atropelle (el Karate-Do no es un amuleto contra la mala suerte) pero los reflejos e instintos conseguidos harán que, el incluso hablar con un desconocido sea más seguro.
Estarás más seguro y harás más seguro y pacífico el ambiente en el cual influyas y te rodee.
Realmente un buen karateka se nota a distancia, no ya por su forma de pelear, sino por su forma de caminar y actuar. Aunque el Karate-Do ni mucho menos te cambie el carácter, sí te lo perfile, corrigue tus puntos erróneos y excesivamente violentos, te lleva a una posición más elevada sobre la cual ver lo mismo que ves todos los días, lo mismo que te rodea. Te pone en "perspectiva de combate". Una perspectiva nada violenta, simplemente, efectiva.
Un karateka es, debido precisamente a que conoce los peligros de la violencia, profundamente pacífico. Colabora, es solidario y altruista, no le importan tanto el qué dirán como las verdaderas y justas causas. Está siempre del lado del débil e indefenso, y no se deja amilanar ante el fuerte y el poderoso.
Es, ante todo, un espíritu en continua evolución, y expansiona por donde va su cordialidad y empatía. Como el agua de una corriente en un río de montaña, fluye y es capaz de amoldarse, no se queda estancado, sabe que el cambio, tal como el movimiento, es intrínseco a la vida. Pero ése cambio y ésa evolución no da como logro una persona hiperactiva, de ningún modo. El cambio y la adaptabilidad es algo mental, una forma de agilidad y paz interior. Un equilibrio tranquilo. Porque todo karateka sabe que las energías perdidas inútilmente pueden llevarte a la derrota, que las fuerzas han de usarse en el momento necesario y justo, no antes. Ni después.
Por supuesto, cada persona es diferente, pero el Karate-Do no está reñido con ninguna personalidad, solamente la cultiva y arranca los aspectos más oscuros de ésta, y potencia las cualidades más humanas.
El kata es un camino donde el practicante controla cada momento de la secuencia, así, en su vida, el practicante marcial está advertido a todo, sin aprehensiones, pero controla y domina sobre aquéllo que le llega, incorporando para sí lo mejor, percibiendo y diferenciando lo más deshonorable y dañino.
Pero, ciertamente, un karateka no se improvisa. El trabajo es continuo, podemos decir lo que queramos, pero nuestros hechos y acciones hablarán por nosotros. Un isntructor adecuado y preparado, nuestra perseverancia y, sobre todo, nuestro compromiso serio con el Karate-Do, son las bases fundamentales para seguir en ésta senda. De lo contrario, aún logrando alcanzarla, correremos el riesgo de, puede que sin darnos cuenta, desviarnos más y más, un día, un fatídico día, despertaremos sin saber siquiera dónde estamos y en qué lugar de nuestra evolución hemos acabado.
Nuestra senda comienza ahora, comienza aquí. Cada día, cada amanecer en el cual despiertas, es una lucha por la supervivencia. Cada persona usa las armas que le ha puesto la vida o la suerte en sus manos, otras añaden algunas más de su invención o ganadas con sus esfuerzos. Quieras o no quieras deberás plantarle cara al mundo. Da igual que estés en una silla de ruedas o que seas el atleta más famoso y sano; da igual que haga un sol abrasador o estés en medio de la ventisca más salvaje y fría. Nuestro cuerpo está en constante relación con el medio ambiente que le rodea y tenemos que intentar procurarnos el mejor diálogo posible con él. Debemos ejecutar la kata de nuestra vida lo más perfecta posible. Cuando practicas al borde del precipicio, los pasos deben de ser los justos. Si aceleras tu coche más de lo necesario, o te desvías de tu carril, puedes acabar muy mal. Otros han protagonizado la historia de éste mundo en el pasado, a veces dejando atrás gloria, otras no dejando más que sangre y miedo. Otros lo harán en el futuro. Bien, éste es tu tiempo, ahora tú eres el protagonista. Lo que hagas ahora, tus actuaciones, juzgarán tu futuro. Tal vez no sepas lo que tienes que hacer, ni por qué bifurcación desviarte. O tal vez sí. Pero el caso es que el telón se ha alzado y ya no hay vuelta atrás. Adelante.
La batalla está preparada, en realidad ya ha comenzado. Todo tú eres Karate. Respiras Karate. Sientes Karate. Formas el Karate.
Inspira. No hay pasado, porque ya no está en tus manos. No hay futuro, porque no sabes si llegará. Tu momento es ahora. Estás aquí para ésto. Usa lo que tienes, usa lo que sabes, vamos, usa tu Karate. Usa la sabiduría de tu Karate.
¡Adelante!

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a Karate-do tradicional: un arte marcial en las sombras



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. Tae kwon do. Arte marcial y deporte
Este curso del arte marcial llamado Tae kwon do es un deporte que puede resultar... [16/03/09]
3.651  
2. Karate para cinturón negro
La enseñanza de karate tradicional, el judo y el kick boxing son los temas... [24/07/09]
1.066  
3. Karate. Defensa personal
Karate. Defensa personal, nuestra sociedad parece no estar ajena a la ofensiva de... [27/07/09]
2.524  

ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail