12.176 cursos gratis
8.742.277 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Capítulo 5:

 Kanji para recordar I. Introducción al libro y al método (5/6)

Existen aun otros problemas respecto al uso de este libro en combinación con el estudio formal en el aula. Primeramente, como he comentado anteriormente en esta introducción, la eficiencia del estudio de los kanji está directamente relacionada con el orden con el que se aprenden. Los cursos formales introducen los kanji según varios principios que no tienen nada que ver con la escritura. En muchos casos, la guía principal está constituida por el orden que el Ministerio de Educación de Japón ha determinado que los ni los japoneses deben seguir para aprender los kanji desde la educación primaria hasta la secundaria. Obvia mente, aprender la escritura es mucho más importante que obtener un certificado de haber superado tal o tal otro curso. Y también de forma obvia, el adulto debe conocer todos los kanji de uso general para que tengan alguna utilidad para él. Cuando se trata de leer materiales básicos como los periódicos, el hecho de conocer la mitad o incluso tres cuartas partes de los kanji no ofrece mucho con suelo. Por tanto, la cuestión crucial para la pedagogía no es cuál es la mejor manera de aprobar algún nivel de aptitud intermedio, sino simplemente como aprender todos los kanji de uso corriente del modo más eficiente y fiable. Para ello, los “niveles” tradicionales de aptitud en kanji son simplemente irrelevantes. Estoy convencido de que la respuesta radica en el autoestudio, siguiendo un orden basado en el aprendizaje de todos los kanji.

No conozco a ningún profesor de japonés que haya intentado utilizar este libro en las aulas. Sospecho que si lo hicieran, abandonarían pronto la idea. El libro se basa en la idea de que la escritura de los kanji se puede aprender independientemente de cualquier otro aspecto del lenguaje. También se basa en la idea de que el ritmo de estudio es diferente para una persona o para otra, y en cada persona, diferente en una semana que en la siguiente. El hecho de organizar el estudio según la rutina de la instrucción por grupos es totalmente opuesto a estas ideas.

Esto nos lleva a nuestra segunda cuestión. Las razones de aislar la escritura de los kanji de su pronunciación derivan más o menos de lo que se ha dicho. La escritura y la lectura de los kanji se ensenan simultáneamente basándose en que una es inútil sin la otra. Y esto solo hace que surja la cuestión básica de por qué no sería mejor y más rápido ensenar una después de la otra, concentrándose en lo que para el extranjero es la tarea más simple, la escritura, y des pues pasar a lo más complicado, la lectura.

Solo hay que ver los progresos de los orientales no japoneses que han sido criados con los kanji para ver la lógica de dicho punto de vista. Por ejemplo, cuando los estudiantes chinos adultos se enfrentan al estudio del japonés, ya conocen el significado de los kanji y como escribirlos. Solo deben aprender como leer los. El fabuloso progreso que realizan en comparación con sus compañeros occidentales se suele atribuir a su condición de “orientales”. De hecho, la pronunciación y la gramática china tienen tanto en común con el japonés como el español y el mismo japonés. Se trata de su conocimiento del significado y de la escritura de los kanji lo que les da esa ventaja decisiva. Mi idea fue simplemente aprender de esta experiencia común y darles a los kanji una lectura inglesa, que luego fue adaptada al español para esta edición. Habiendo aprendido a escribir los kanji —que, repito, es la parte más lógica y racional del estudio del japonés— de este modo, nos encontraremos en una posición mejor para concentrarnos en el problema muchas veces irracional y sin normas de aprender como pronunciarlos.

En una palabra, es difícil imaginar un modo menos eficiente de aprender la lectura y la escritura de los kanji que estudiar las simultáneamente. Y sin embargo, este es el método que todos los libros de texto y cursos de japonés siguen. La creencia está demasiado arraigada como para arrancarla, si no es a través de la experimentación de lo contrario.

Vale la pena decir que la mayoría de estas ideas e impresiones fueron desarrolladlas tras haber aprendido yo mismo los kanji y haber publicado la primera edición de este libro. En ese momento estaba convencido de que se podía obtener aptitudes para escribir en cuatro o seis semanas si se dispusiera de todo el día para el estudio. Por supuesto, esta afirmación fue tomada con más escepticismo que esperanza entre los profesores que tenían muchísima más experiencia que yo. No obstante, mi propia experiencia al estudiar los kanji y el relativamente pequeño número de personas a las que he guiado directamente con los métodos de este libro ha corroborado este cálculo y no tengo ningún reparo en repetirlo aquí.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a Kanji para recordar I. Japonés, método mnemotécnico



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Japonés. Método mnemotécnico de lectura
El presente es un curso japonés básico en el que se usa la mnemotécnica como... [21/07/11]
1.690  
2. Japonés básico
¿Te gustaría hablar japonés ? Este curso te presenta los conceptos básicos de la... [22/06/10]
6.254  
3. Hanzi para recordar. Chino simplificado
Curso de chino simplificado en base al famoso método mnemotécnico , que, en... [28/10/11]
140  

Capítulos del curso


¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail