12.174 cursos gratis
8.745.378 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Capítulo 4:

 Derecho penal hebreo

De acuerdo a algunos autores, las normas del derecho penal judío en la época de cristo son conocidas con mucho menos rigor histórico que las del derecho romano. En efecto la biblia ha sido mantenida con tenacidad y respeto con israel, pero contiene muy pocos desarrollos jurídicos aparte de algunos preceptos elementales.

En el año 63 a.c., pompeyo tomó la ciudad de jerusalén en nombre de roma. Sin embargo la monarquía judía no se destruyó, pues siguieron gobernando hircono ii, antígono y herodes el grande, cuyo período comprendió los años 37 a 4 a.c.. Desde el año 6 a.c., judea fue regida por procuradores romanos, entre quienes destaca poncio pilato.

Judea, gozaba de autonomía frente a roma, conservó su organización político - religiosa, sus leyes, sus costumbres y la jurisdicción de sus tribunales. Tal autonomía, que no independencia, concernía en  su régimen interior, sin intervención del poder romano, el cual solo se ejercía en casos de sentencias de muerte que pronunciaran sus jueces, pues estas deberían de ser homologadas por el procurador nombrado por el emperador.

En cuanto a los delitos que pudiesen llamarse del órden común, la resolución correspondía a los tribunales locales, unicamente los delitos públicos que afectaran al estado romano provocaba la injherencia del procurador romano.

Esta dualidad de competencia ocurrió en el caso de jesús, ya que fue acusado, por delitos religiosos y delitos políticos.

De esta circunstancia se deduce  claramente que el proceso en contra de el maestro se bifurca en dos sentidos, en dos juicios autónomos, que se desarrollaron respectivamente, ante el sanedrín y el procurador o gobernador romano poncio pilato.

En judea las leyes eran simultáneamente  religiosas y jurídicas. Se contenían en el antiguo testamento o biblia. Su fundamento era el decálogo, es decir los diez mandamientos. Tales mandamientos impliaban normas rectoras de la conducta del hombre frente al ser supremo (religiosas), así como del comportamiento de los hombres entre sí y antre la sociedad. Es más, el decálogo era la fuente principal del derecho penal hebreo. Ya que su violación no solamente implicaba una ofensa a dios  sino al mismo pueblo judío. Igualmente este derecho derivó de los cinco libros que forman el pentateuco y que los hebreos denominaron torah o ley, siendo tales libros: el génesis, el éxodo, el levítico, los numeros y el deuteronomio. En ellos se encuentra lo que se conoce como tipificación delictiva o sea la prevención del delito.

El proceso judío debía normarse por los siguientes principios:

El de la publicidad, en el sentido de que los tribunales deberían de actuar frente al pueblo, y especialmente el sanedrín, que se reunía en un recinto llamado gazith. El de la diurnidad, ya que el proceso no debía prolongarse después del ocaso. El de la amplia libertad defensiva del acusado. El de la escrupulosidad en el desahogo de la prueba testimonial de cargo y de descargo, sin que valiesen las declaraciones de un solo testigo. El de la prohibición para que nuevos testigos depusieran contra el acusado una vez cerrada la instrucción del procedimiento. El de la sujeción de la votación condenatoria a nueva revisión dentro del término de tres días para que generare la sentencia en caso de corroborarse. El de la inmodificabilidad de los votos absolutorios en la nueva votación. El de la posibilidad de presentar pruebas a favor del condenado antes de ejecutarse la sentencia. El de la invalidéz de las declaraciones del acusado, si no eran respaldadas por alguna prueba que se rindiera en juicio.

Además de respetarse los citados principios en el régimen judicial  hebreo, los jueces deberían juzgar con justo juicio, sin inclinarse a favor de ninguna de las partes y sin aceptar dádivas.

El sanedrín: era el tribunal supremo del pueblo judío. Se afirma que se creo en el siglo ii antes de cristo. Aunque otros piensan que se remonta a la época de moisés. Se le daba un origen divino, por instrucciones de dios, se reputó como el tribunal de jehová compuestos por setenta ancianos y maestros en la ley, cuyas resoluciones tenían el rango de fallos de dios. Conocía de los delitos graves como el de blasefemia e idolatría, estos se castigaban con la pena de muerte, cuyo decreto, debía ser homologado por el procurador romano.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a El juicio de Jesucristo, un análisis jurídico



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Discipulado de Jesucristo
Encuentra cómo hablar de Dios, de Jesús y de la Biblia. El método de discipulado... [06/07/09]
6.371  
2. Fundamentos de la Doctrina de Jesucristo
Curso biblico en 7 lecciones, dónde se pueden estudiar los rudimentos de la... [13/01/06]
2.678  
3. Derecho. Marco teórico para el análisis jurídico
Teoría del Derecho para el Análisis Jurídico . Este curso breve ofrece una... [06/06/13]
15  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail