12.170 cursos gratis
8.780.760 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Jóvenes y el alcohol. Factor de riesgo

Autor: Felix Larocca
Curso:
10/10 (1 opiniýn) |20 alumnos|Fecha publicaciýn: 30/08/2011
Envýa un mensaje al autor

Capýtulo 5:

 La fuerza del si. Personalidad

La fuerza del sí

Un ‘no’ a secas resulta para muchos demasiado expeditivo, después del ‘no’ les conviene decir ‘sí’, aunque sea a la postura contraria de la del interlocutor, proporcionando alternativas, exponiendo y defendiendo los argumentos con convicción y firmeza pero eso sí, sin herir ni menospreciar.

Pero, esto sólo es posible si se sabe decir ‘no’ sin sentimientos de culpa por ello.

Cuando queremos decir ‘no’ y, sin embargo, decimos ‘sí’, estamos devaluando nuestro ‘sí’, ya que, de puro rutinario, lo hemos despojado de su verdadero valor. Devaluar nuestra afirmación es hacerlo con nuestro crédito como personas que sienten, piensan y tienen criterio propio. Equivale a devaluarnos ante los demás y ante nosotros mismos.

No es una buena costumbre.

Hemos de buscar un equilibrio que nos permita ser tolerantes y comprensivos, pero siempre habilitando un espacio para expresar nuestros matices o discrepancias. Si cedemos siempre, nos estamos haciendo daño. Si no somos capaces de decir ‘no’, pensaremos que a los demás les puede ocurrir lo mismo. Entonces, cada vez que obtengamos una afirmación a algo que pedimos o comentamos, dudaremos de si realmente es una respuesta sincera, y por ende, si importamos a nuestro interlocutor.

Este asunto crea un verdadero círculo vicioso que resulta inextricable.

Ser nosotros mismos

Conectar con nuestras necesidades, atender a lo que queremos y necesitamos, priorizar el cómo estamos en cada momento y situación, nos obliga a saber decir ‘no’. En ocasiones, decir ‘no’ deviene necesario para conocernos, para significarnos y mostrarnos al mundo tal como somos. Desde la sinceridad empática (acercándonos a la situación del interlocutor), entablaremos unas relaciones de autenticidad, en las que impere un diálogo más veraz, fluido y constructivo. De esa manera, podremos decir que sabemos con quién hablamos y cómo se encuentra la persona con la que lo hacemos. Hay demasiadas relaciones vacías, formales, vestidas de cordialidad y buenos modales. Una cosa es la sociabilidad y otra muy distinta, la hipocresía del ‘quedar bien’ a toda costa.

Digamos ‘no’ cuando queremos decir ‘no’

No nos sintamos culpables por decir ‘no’.

Demos siempre prioridad a nuestras necesidades, opiniones y deseos sin creer que es manifestación de egoísmo, sino de responsabilidad, autoestima y madurez.

Decir ‘no’ cuando lo consideramos justo o necesario, es la mejor forma de comprobar en qué medida nos valoramos y sí se nos quiere por lo que somos en realidad.

Permitámonos verificar que nuestras negativas no sólo no rompen vínculos con los demás, sino que plasman un compromiso de sinceridad, respeto, responsabilidad y autenticidad.

La confianza se fortalece cuando el diálogo y la interacción no se sustentan en falsos asentimientos y condescendencias.

Si ejercemos nuestro derecho a decir ‘no’, podremos pensar que los demás hacen lo propio, y asentaremos una comunicación más insobornable, veraz y fluida.

En resumen

Cuando teníamos dos años de edad, todos travesamos un período del desarrollo cuando la palabra ‘no’ era ubicua en nuestro vocabulario.

Más adelante, cuando fuimos instruidos en los acicates de las elegancias sociales, aprendimos que las apariencias exigían que nos congraciáramos con los demás para ser aceptados por ellos. En ese instante perdimos algo de nuestra autonomía, ya que negar lo pedido a muchos ofendería.

Pero, no es así, decir que ‘no’ es un arte y una medida de autoestima defensiva que debemos cultivar.

Si nos resulta difícil decir ‘no’, aprendamos entonces, a decir ‘Nyet!’

Capýtulo anterior - Infancia. Primeras actitudes

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a Jóvenes y el alcohol. Factor de riesgo



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. Aprender a convivir con un adicto al alcohol o alcohólico
El alcoholismo y sus consecuencias son un problema para las personas que conviven... [27/10/09]
8.593  
2. La familia en contexto de riesgo social
La familia en contexto de riesgo social es un curso que nos explica qué se... [04/08/10]
535  
3. Las barreras ante el riesgo
Mucha gente rehusa tomar riesgos, pero también las empresas hacen lo mismo porque... [30/01/12]
13  

ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail