12.170 cursos gratis
8.782.633 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Capýtulo 10:

 Decisiones internacionales y negociaciones bilaterales (1939-1971) (2/2)

Previamente es necesario explicar cuál es la situación de Argentina y Gran Bretaña ante el sistema de Tlatelolco. Luego precisaremos cuáles son las obligaciones que de su situación frente a estos textos se derivan para los dos países.

Argentina no es parte en el Tratado.  Tuvo una importante participación en el proceso de su redacción, lo firmó el 27 de septiembre de 1967, con una declaración interpretativa, pero no lo ha ratificado aún, pese a reiterados anuncios en ese sentido. Pese a que Argentina no es parte, ha aceptado expresamente que en su calidad de Estado signatario, no puede realizar actos que contraríen al objeto esencia y al fin del Tratado.

Gran Bretaña es parte en los Protocolos Adicionales I y II. Los firmó el 20 de diciembre de 1967 y los ratificó el 11 de diciembre de 1969.  al firmar y ratificar hizo una declaración interpretativa, no una reserva, relativa a estos dos protocolos enla que expresó, entre otros extremos, que: "en la eventualidad de cualquier acto de agresión cometido por una de las partes contratantes del Tratado, en el cual dicha parte fuese apoyada por un Estado poseedor de armar nucleares, el Gobierno del Reino Unido odría reconsiderar libremente hasta qué grado puede estimársele comprometido por una disposiciones del Protocolo Adicional II" .

En cuanto Parte en el Protocolo I,  Gran Bretaña se comprometió a aplicar a sus posesiones, de jure o de facto, situadas en la zona geográfica establecida por el Tratado, dentro de la cual se encuentran las Malvinas, el estatuto de desnuclearización militar definido en los artículos 1, 3,5, y 13 del Tratado (art. 1 del Protocolo I).

En cuanto Parte en el Protocolo II, Gran Bretaña se obligó a respetar el estatuto de desnuclearización de América Latina (art.1) y a no usar armas nucleares contra las Partes contratantes del Tratado para la Proscripción de las Armas Nucleares en la América Latina (art.3).

La zona actual de aplicación del Tratado es la suma de los territorios de los Estados para los cuales el Tratado está en vigor (art. 4.1.) Es decir; que esta zon a no comprende, en el Atlántico Sur, los territorios de Argentina ni de Brasil, que aún no son Partes contratantes y que son países respecto de los cuales este instrumento no está aún en pleno vigor. Por ello, aplicar el párrafo 2 del artículo 4, que delimita la amplísima zon a de aplicación del Tratado que éste establece para cuando se hayan cumplido todas las condiciones del artículo 28, párrafo 1, lo que aún no se ha dado, fue imposible en el caso de la guerra de las Malvinas.

Conclusión: Cualquiera que sea la situación jurídica de las Islas Malvinas, es evidente que al comienzo del conflicto, estaban de jure o de facto bajo su responsabilidad internacional (GB). En consecuencia, esta potencia debía aplicar al territorio de las islas y a las aguas que las circundan, los artículo 1,3,5, y 13 del Tratado de Tlatelolco que establecen "el estatuto de desnuclearización para fines bélicos".

Y enviar armas nucleares hacia las islas, si ese extremo se hubiese dado y hacer navegara hacia ella y hacer circular en sus aguas submarinos de propulsión nuclear, dotados de armas convencionales y en hipótesis de armas nucleares, contituyó una violaión del Protocolo I .

Esto nos lleva a destacar la importancia de Gibraltar que jugó en la guerra un papel importante y el hecho de que esta base y depósito de armas nucleares, enclave colonial ubicado en territorio español, haya servido como elemento esencial de ataque y agresión contra un país hispanoamericano, sin que ese extremo haya sido destado por la diplomacia española.

En el mismo apartado de INTERNACIONAL, hay un artículo escrito bajo el nombre de tribuna libre "Gibraltar y las Malvinas" escrito por José Miguel Bueno Vicente (diputado del PSOE por Salamanca y miembro de la Comisión de Defensa), vamos a analizarlo: empieza diciendo que ambos son ejemplos de colonialismo europeo trasnochado, lo que ocurre que no debe conseguirse por las armas y sí por la negociación y la soberanía.

Las razones que han llevado a Galtieri a tomar las Malvinas son de orden interno, para contentar a un pueblo que demanda con más fuerza el restablecimiento de las libertades.

La abstención de España en el Consejo de Seguridad de la ONU ha sido consecuentemente correcta ya que España deseaba la descolonización pero nuestro Gobierno no aprueba el uso de la fuerza pero paradójicamente bajo suelo español (Gibraltar) los británicos van a recuperar Malvinas desde la fuerza.  Pero después de Malvinas  ¿cómo va a explicar el gobierno británico a su pueblo las pretensiones iguales de España sobre la Roca?

Para él una de las claves del asunto Gibraltar es la incorporación a la OTAN antes de haber recuperado el Peñón, toda una vergüenza para España, desde Gibraltar los británicos van a recuperar otra colonia, las Malvinas.

Si hubiera habido naves británicas con armas nucleares en aguas de las Malvinas, Gran Brtaña habría violado sus obligaciones como parte de los Protocolos I y II, y además se habría producido una peligrosa fisura en la doctrina que afirma que frente a un ataque o una situación en que se empleen sólo armas convencionales no hay lugar a una legítima defensa con utilización de armas nucleares.

No puede olvidarse la tremenda presión que ejercieron Estados Unidos y los observadores de los países de la OTAN incluso Francia, para que no hubiera ninguna resolución de censura abiertamente hacia la actitud inglesa. Sólo España, entre los observadores europeos no intervino en esta estrategia conjunta.

La segunda cuestión se refiere a la posición y actividades de los submarinos de propulsión  nuclear dotados de armas convencionales en la zona bélica en torno a las Malvinas. Este extremo a diferencia del anterior, no fue negado por GB y por el contrario fue expresamente reconocido. Por lo demás no hay que olvidar que fue un submarino de este tipo el que, mediante un torpedo hundió alevosamente al crucero General Belgrano en esos instantes se desarrollaban con amplias perspectivas de éxito unas negociaciones.

Conclusiones:

En primer lugar es posible pensar, pese a las afirmaciones hechas oficialmente por las autoridades británicas que sus fuerzas navales estabasn dotadas de armas nucleares para ser utilizadas en caso extremo, esta presencia de armas nucleares de GB en el Atlántico Sur, dentro de la zona establecida por el tratado de Tlatelolco, constituye una violación de las obligaciones que dicho país asumió com consecuencia de se r parte de los Protocolos Adicionales I y II.

Segundo término, la utilización de submarinos de propulsión nuclear por GB durante este conflicto sería una violación de la obligació genérica de utilizar la energía nuclear con fines pacíficos, impuesta en el acápite del artículo ¡ del Tratado.

Tercero, es lamentable que esta cuestión no se haya planteado oficialmente desde el inicio, durante la guerra, en el Consejo del OPANAL.

Para finalizar creemos que cabe expresar que desde lamentable conflicto, el Tratado de Tlatelolco sale reforzado ya que nada ha desmentido su capacidad de ser en cuanto texto internacional un instrumento apto para ser utilizado con el fin de exigir el respeto dela integridad, en la forma más estricta y radical, de la zona libre de armas nucleares de América Latina.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a Islas Malvinas. Historia de la soberanía



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. Guerra de Malvinas
Conoce la historia, las tácticas, intereses y todos los secretos de la Guerra de... [03/08/05]
2.680  
2. Historiografía argentina acerca del conflicto de las Malvinas
Este curso de historia no es una síntesis de la guerra en las islas Malvinas ,... [31/12/10]
123  
3. Guerra Malvinas. Visión del Partido Comunista Argentino
Guerra Malvinas . Visión del Partido Comunista Argentino , las islas Malvinas,... [09/09/09]
316  

ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail