12.176 cursos gratis
8.742.341 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Introducción a la psicología social

Angel Perea Díaz

Autor: Angel Perea Díaz
Curso:
9/10 (1 opiniýn) |18 alumnos|Fecha publicaciýn: 17/02/2012

Capýtulo 12:

 Psicología social. La conducta

Otro elemento importante es la relación que tiene una persona con su conducta, observamos continuamente cantidad de situaciones en las que hay un desajuste entre la actitud que tiene la persona y su conducta. No siempre ajustan perfectamente como el ejemplo de un individuo muy restrictivo y luego tiene una costumbre de hacer apuestas en casinos virtuales pero sin embargo públicamente tiene una actitud contraria. También si contamos con una escala de actitud ante el tabaco se podría comprobar que en la mayoría de los casos es negativa, presentándose creencias de que se relaciona con determinadas enfermedades, que puede resultar desagradable por el olor, en definitiva muchos elementos que hacen que la actitud sea negativa y sin embargo muchas de esas personas fuman. El tándem entre actitud y conducta es conflictivo, no siempre la actitud es capaz de predecir la conducta ya que se presentan muchos desajustes, dependiendo del contexto o de la norma subjetiva de una determinada situación. Así que para predecir una conducta no basta con conocer la actitud, la actitud da un indicador

Tendemos a tomar actitudes globales para predecir conductas específicas, y eso es un error. La actitud ante la despenalización del aborto es un concepto global, genérico. De ahí se puede derivar muchas cosas, pero si lo que hacemos es a partir de esa actitud favorable o desfavorable hacia la despenalización del aborto hay que decir que las probabilidades de que alguien aborte, de que alguien ayude a alguien a abortar o de que alguien pide firmas para que en todos los supuestos se despenalice son distintas. El que una persona tenga una posición favorable hacia el aborto no significa que esa persona vaya a abortar, podría ser favorable a estar a favor de esa postura pero no de hacerlo individualmente.

Entre actitud y valores hay una cierta relación, las actitudes son mucho más concretas y específicas mientras que los valores son más globales. ¿Cuáles son los dos grandes valores de la sociedad en la que vivimos?, podemos decir como la igualdad y la libertad, no son actitudes, se trata de conglomerados mucho más genéricos pero a partir de esos valores sí que se pueden derivar actitudes. Como el que alguien que la parezca la libertad como el valor más importante probablemente podrá desarrollar actitudes favorables a la máxima libertad de expresión.

En la persuasión está el comunicador, el mensaje y el receptor que son los tres factores que se pueden modular para persuadir. Una persona puede cambiar dependiendo de las características que presente el emisor como que sea creíble, confiable… las características que ha de tener el mensaje por si apela al miedo, ha de contar con un contenido organizado de una manera determinada para que ese mensaje tenga éxito. También se cuenta con las características de la audiencia, de si les importa o están muy implicados en cambio si el tema ni te va ni te viene pues lo mismo se ignora. Cuando la audiencia es muy experimentada hay que presentar más argumentos para hacer frente a la resistencia que se produce, tendrán más contra argumentos porque cuentan con mayor conocimiento. La persuasión tendrá más éxito si la audiencia esté implicada, que le afecte al grupo.

Persuasión –así como en la influencia social hay coerción social- la cual es una forma de influencia social hay un intento deliberado e intencionado de que el otro cambie para ello se presenta una serie de argumentos, de razonamientos. La influencia social puede ser deliberada o no, una minoría sí que es deliberada, en cambio la mayoría no necesariamente. En la persuasión siempre es deliberada, quien desea persuadir desea un cambio del otro.

Los factores que favorecen la persuasión en el comunicador y en el mensaje. Lo que hace que cambie una persona de opinión, de actitud tiene que ver por una parte con quién propone el cambio o quién proporciona el mensaje. Dependiendo de su estatus, del rol que ocupe, de su atractivo.

El miedo es uno de los elementos básicos que pueden provocar influencia como para dejar de fumar, para hacerse una determinada prueba médica. Un contenido que provoque una reacción emocional en la persona es un contenido que va a tener más posibilidades de que se le preste atención, de comprenderlo, de recordarlo. Si contásemos al ejemplo, de un contenido altamente sexual que provoca una reacción afectiva importante en un individuo podrá tener éxito.

Las características que presentan tanto el emisor como el mensaje, como por ejemplo su credibilidad que representa mayor posibilidad en el cambio de actitud.

Entre las características del mensaje que facilitaban el cambio, concretamente a la propia estructura del mensaje y entre ellos un llamamiento al miedo, infundir temor en la audiencia como por ejemplo para adquirir conductas saludables se utiliza con mucha frecuencia mensajes que apelan al miedo. La literatura está llena de ejemplos que han puesto de alguna manera en contradicción en muchos resultados de tal manera que unos dicen que hay que infundir miedo mientras que otros no. Probablemente la reconciliación de esos datos contradictorios viene de la idea de que un mensaje es persuasivo si infunde miedo. El miedo es suficiente como para que el receptor le preste atención. Si el receptor no presta atención al mensaje podríamos decir que no se producen ninguna de las fases típicas del cambio de actitud. Si no se presta atención no se puede comprender el mensaje, no se puede aceptar.

Así que el problema con el miedo es que poco miedo puede que no llame la atención pero mucho miedo puede tener un efecto rebote similar. Un incremento del miedo va a ir produciendo cambio de actitud, contra más miedo, más cambio pero llega un momento que se produce un inflexión, se produce una caída de tal manera que mucho miedo provoca finalmente un cambio de actitud bajo porque si a la persona en cuestión se le infunde mucho miedo deja de prestar atención al mensaje. Es como nos sucede con estímulos que nos resultan aversivos, que produce malestar, ansiedad sería la huida o el escape.   Un mensaje que infunde mucho miedo presenta ese problema y luego también a la hora de plantear el mensaje hay que darle a la audiencia mecanismos que le permitan escapar del miedo. Como por ejemplo en la campaña del cáncer de mama, si resulta que se diseña una campaña que pretende preocupar a las mujeres a partir de cierta edad para que se haga una mamografía se puede tratar de apelar al temor lo cual puede implicar la posibilidad de un cambio. Ahora bien, si eso es excesivo, si se infunde mucho miedo el peligro que conlleva es que la persona no quiera saber nada. Se tienen que dar alternativas, se tienen que presentar estrategias que permitan afrontar el miedo como el ejemplo de que se monten autobuses para hacer mamografías gratis a población en riesgo.

Capýtulo anterior - Las actitudes. Psicología

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a Introducción a la psicología social



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. Orientador en psicología
La consejeria psicológica es de vital importancia. El orientador experto brinda un... [04/04/06]
4.886  
2. Curso básico de psicología general
Este curso básico de psicología general fue preparado y dictado por la Lic. Inés... [03/11/06]
24.185  
3. La ciencia mutante de la psicología evolucionista y sus alcances
En este curso se explican los orígenes y evolución de la psicología evolutiva ,... [03/08/11]
60  

ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail