12.176 cursos gratis
8.742.310 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Introducción a la psicología social

Angel Perea Díaz

Autor: Angel Perea Díaz
Curso:
9/10 (1 opiniýn) |18 alumnos|Fecha publicaciýn: 17/02/2012

Capýtulo 28:

 Altruismo. Psicología social (1/2)

Altruismo

Si nos pusiéramos en la tesitura de responder una situación que pudieran darse como si una tienda a la que hemos ido a comprar se ha incendiado pero ante la gente que hay en su interior debemos elegir a una de ellas para salvarla porque no tenemos tiempo suficiente de atender a las tres, ¿a cuál se le haría el favor?, por un lado se presenta un hermano de seis años, un tío anciano de setenta y cinco años, por último, un amigo de veinte años.

En este caso se habla de un comportamiento de ayuda donde se presenta simultáneamente un acontecimiento de emergencia y de vida cotidiana, habría diferencias en el orden en el que se responde en un caso, ¿cómo será ésa diferencia?, ¿a quién se salvaría?, lo más probable sería salvar al más mayor que sería la norma social en éste caso, y eligiendo salvar al hermano de seis sería el parentesco, la familia.

Esto nos va a dar pie para comentar uno de los formatos típicos no solo en la especie humana sino en otras especies animales sobre el altruismo. Que es el altruismo biológico, el altruismo basado en la relación de parentesco habiendo una mayor concomitancia entre la estrechez genética que los individuos mantienen y las posibilidades de que se hereden.

La clave está en que un sujeto da en la medida en la que espera recibir, una fórmula donde se proporciona ayuda en la medida en la que hay una reciprocidad importante de los demás. Podemos hablar de otro tipo de altruismo donde ni hay relación genética ni una esperanza en que haya reciprocidad siendo predominantemente hacia individuos desconocidos que tiene un alto coste para la persona que da esa ayuda y sin embargo, el que la recibe es en muchos casos desconocido. ¿Cuál es el motivo por el que los seres humanos somos capaces de hacer algo que nos pudiera llegar a perjudicar o incluso de tener un alto coste incluso para nuestra propia supervivencia o un alto coste para los recursos que manejamos? ¿Por qué existe ése tipo de altruismo? Nos vamos a valer del dilema del prisionero.

En el dilema del prisionero sirve para localizar otras de las formas más habituales del comportamiento prosocial, en éste caso, bastante exclusiva de los seres humanos no siendo fácil de encontrar este tipo de altruismo en otras especies. No hablamos de un altruismo basado en el parentesco sino hacia un individuo con el cual no se comparten lazos genéticos, siendo incluso a personas desconocidas. Es algo bastante especifico de la especie humana, este altruismo vamos a denominarlo como altruismo reciproco.

En el dilema del prisionero hay dos movimientos, está los posición de confesar y la de no confesar. ¿Qué hay debajo de ésos dos movimientos?, de estas dos estrategias, ¿qué significaría confesar y no confesar? Y también ¿cuál es la estrategia más rentable?

Este es de los típicos juegos en los que no hay un vencedor ni un ganador ya que ambos pueden ganar y ambos pueden perder. Por lo tanto, probablemente lo que uno obtenga va a depender en buena medida de lo que el otro haga. Así que, debajo de cada una de las decisiones, hay algo distinto. ¿Qué significaría confesar y no confesar? Teniendo en cuenta que ambos pueden ganar y ambos pueden perder, básicamente podríamos resumir las dos estrategias en que debajo de cada una de ellas hay una estrategia de cooperación o una estrategia de competición. No confesar significa básicamente cooperar y confesar significa competición. Finalmente podemos llegar a la conclusión de que la cooperación es la opción más rentable.

Podríamos trasladar el dilema de cooperación y competición a gran cantidad de situaciones, en las cuales, estrategias de competición han llevado a las personas en ocasiones a una secuencia de escaladas de conflicto que ha acabado con alguno de ellos o en otras ocasiones con ambos. El caso prototípico suele ser el de las escaladas militares como es el caso de la escalada de la “guerra fría” en la que dos grandes potencias como los Estados Unidos y la antigua Unión Soviética juegan a un juego en el que ninguno quiere cooperar, ninguno colabora ya que pudiera ser que el otro se desarme –lo cual pudiera ser más rentable ya que es más barato, no hay riesgo de que hubiera una guerra-, pero es más barato y menos arriesgado siempre y cuando el otro haga lo mismo. Pero en el caso de que el otro no hiciera lo mismo pudiera representar la destrucción. Así que tanto soviéticos como norteamericanos hicieron una carrera armamentística con una capacidad para destruir el planeta en muchas ocasiones, fue una escalada por miedo a que el otro compitiera, no colabore.

Esto se puede trasladar de igual manera a la vida cotidiana, a situaciones de conflicto social como las reuniones entre los sindicatos y patronal con respecto al mundo laboral, en la que se clonifica un juego de dimensiones parecidas, donde nadie quiere dar el primer paso de descartarse de algo por si acaso el oponente no lo hace. Tendemos a pensar en éstos términos, se aprende jugando, no se aprende en cabeza ajena, y cuando éste juego se aprende mucho a cooperar.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a Introducción a la psicología social



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. Orientador en psicología
La consejeria psicológica es de vital importancia. El orientador experto brinda un... [04/04/06]
4.886  
2. Curso básico de psicología general
Este curso básico de psicología general fue preparado y dictado por la Lic. Inés... [03/11/06]
24.185  
3. La ciencia mutante de la psicología evolucionista y sus alcances
En este curso se explican los orígenes y evolución de la psicología evolutiva ,... [03/08/11]
60  

ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail