12.176 cursos gratis
8.740.944 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

La intercesión espiritual

Autor: Agustín Fabra
Curso:
9/10 (3 opiniones) |1329 alumnos|Fecha publicación: 29/10/2010
Envía un mensaje al autor

Capítulo 9:

 Empezar y mantenerse

Durante este estudio de oración de intercesión hemos aprendido lo que es la intercesión, cuáles son los recursos espirituales proporcionados para permitirnos hacerla y específicamente cómo hacer este tipo de oración. También hemos considerado al intercesor modelo, el Señor Jesús, y hemos aprendido a identificar y a tratar con los estorbos a una oración eficaz.

Las siguientes son sugerencias adicionales sobre cómo empezar y permanecer en este ministerio de oración de intercesión.

Organizándonos para interceder

Si se desea que nuestra oración sea eficaz debemos tener el tiempo suficiente para orar, planificando el tiempo de oración regular individualmente o acompañado.

Oración personal

Es cuando la oración es hecha en privado. Para ello se establecerá un tiempo diario para la oración, preferentemente temprano por la mañana antes de de empezar su día, o bien en otro horario que le sea más conveniente. Éste es el tiempo en que deberá estar ante Dios orando en privado, y entre Dios y el hombre con peticiones e intercesión. Pero antes de que empezar a interceder hay que tener un tiempo para el arrepentimiento personal y pedirle a Dios que lo limpie de todo el pecado. El arrepentimiento es fundamental para una intercesión eficaz.

Oración en grupo

"Asimismo si en la tierra dos de ustedes unen sus voces para pedir cualquier cosa, estén seguros de que mi Padre Celestial se la dará. Pues donde hay dos o tres reunidos en mi Nombre, ahí estoy yo en medio de ellos"

(Mateo 18:19-20).

Problemas a superarse

Todas persona que ora tiene que enfrentarse a problemas que deben ser superados. Ese esfuerzo de superación forma parte intrínseca de la intercesión.

Esforzarse en oración significa hacerlo a través de estorbos que frenarían o incluso impedirían completamente el continuar en una oración perseverante. Significa que debemos estar tan atentos en todo tiempo que nosotros podamos notar cuando nos

El principio del fin

La intercesión en realidad no es un fin, sino un principio. El fin será la sanación para la salvación espiritual; el fin sin fin (san Agustín). La persona que ora por los demás ha recibido del Señor el recurso espiritual más poderoso: la intercesión.

 

Volvemos perezosos en la oración y, por consiguiente, que podamos acudir al Espíritu Santo, Espíritu de oración, para remediarlo.

Aquí están algunos de los problemas más comunes a enfrentar:

Falta de tiempo

Nosotros siempre encontramos tiempo para lo que nosotros realmente queremos hacer. "Falta de tiempo" no es una excusa. Más ocupado aún puede estar la persona por quien se va a interceder. Establezca un tiempo para la oración y no permita que nada más ocupe ese tiempo.

Nunca fije un tiempo determinado para orar, ni la duración de la oración, porque puede ser necesario más o menos tiempo dependiendo de la materia y necesidad de su oración. La intercesión no tiene que ser larga para ser eficaz.

Distracciones

Intente minimizar las interrupciones durante la intercesión. Deje instrucciones para no ser interrumpido ni molestado durante ese tiempo en que esté orando. Busque la soledad y el silencio para una más efectiva oración. La música suave de fondo a veces cubre los otros ruidos que distraen, como el tráfico cercano o la conversación de otros, pero la mejor forma de orar es en la total intimidad.

Cansancio

Si se nota cansado o soñoliento durante el tiempo de oración, intente caminar mientras usted ora u ore en voz alta, aunque intentando no perder nunca la concentración.

Falta de deseo

El deseo de orar en intercesión puede desarrollarse sistemáticamente. Empiece con la disciplina de hacerlo regularmente tanto si se siente deseo como si no. La experiencia cristiana está basada en la fe, no en el sentir. Cuando se empiezan a ver los resultados de la intercesión, tanto en la vida del que ora como en las vidas de por quien se está intercediendo, el tiempo dedicado a la oración se transformará de disciplina en deleite.

La oración de intercesión puede cruzar a través de barreras geográficas, culturales y políticas y puede afectar el destino de individuos y de naciones enteras. A través de la intercesión pueden llegarse a salvar las vidas y almas de muchas personas.

El Señor Jesús tiene un propósito, y ninguna fuerza del mundo, ni de la carne ni el propio enemigo, podrán impedir el éxito de la oración. Los únicos que podemos hacerla fracasar somos nosotros mismos.

Una última advertencia

No impongas las manos a nadie a la ligera, no sea que te hagas cómplice de los pecados del otro. (1 Timoteo 5:22).

 

Encuentre a un hermano o hermana que desee unírsele en oración de intercesión y empiecen a orar juntos regularmente. Puede incluso formar un grupo pequeño. No sólo le ayudará en la oración, sino que Si alguien del grupo tiene momentos de decaimiento personal, las otras personas serán su apoyo espiritual para salir de esos momentos difíciles. Ayúdense el uno al otro y apóyense mutuamente. Reúnanse con regularidad a orar; no esperen que se lo pidan.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a La intercesión espiritual



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. La interioridad espiritual
En esta oportunidad estaremos presentándote un nuevo curso donde estaremos hablando... [29/11/11]
11  
2. Espiritismo y bóveda espiritual
Este pequeño apunte o tratado, es para que el lector comprenda un poco más el mundo... [27/01/09]
6.133  
3. Espiritualidad. Discernimiento espiritual
Espiritualidad . El discernimiento espiritual es el arte por el cual se reconoce... [03/12/10]
640  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail