12.213 cursos gratis
8.307.734 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Capítulo 13:

 La desvinculación: el fin de los mayorazgos

La tercera gran medida fue la desvinculación, es decir, la liquidación de las antiguas limitaciones jurídicas a la libre disposición sobre los bienes por parte de sus dueños, que no tenían capacidad legal para enajenar esos bienes o para utilizarlos como mercancía (Ej. Como objeto de hipoteca en operaciones de préstamo).

El concepto de vinculación es más amplio que el de amortización. Mientras que los bienes amortizados eran las tierras pertenecientes a unas determinadas instituciones (eclesiásticas y municipales principalmente), los bienes vinculados eran no sólo éstos, sino todos los que no fueran de libre disposición, sin importar la condición del beneficiario de sus rentas. Y no sólo estaban vinculados los bienes raíces, sino bienes muebles, semovientes, juros, censos, foros, etc. (Ej. Una cabaña ovina o una fábrica de paños).

El modelo típico de vinculación era el mayorazgo castellano. Es una institución originada en los siglos XIV y XV, para preservar la posición económica privilegiada de la nobleza. Los bienes amayorazgados son inalienables e inconfiscables, y mediante reglamentación de la sucesión familiar se evitaba su dispersión (eran, en la práctica, indivisibles). Además el régimen de explotación de las tierras del mayorazgo debe ser de arrendamientos cortos, nunca de enfiteusis .

La trayectoria legislativa de la desvinculación fue larga y recuerda a la de la abolición del régimen señorial. La primera disposición aparece en la Constitución de Bayona de 1808, aboliendo los vínculos de menos de 5.000 pesos de renta anual y los de más de 20.000 pesos en la parte que sobrepasara tal cuantía.

Así mismo era voluntario para los restantes titulares de mayorazgos el solicitar su paso a bienes libres. En 1820 se promulga una ley que suprime toda vinculación, y tras un retroceso absolutista se cierra el proceso en 1841.

La única limitación legal impuesta a la desvinculación fue la de respetar al menos una generación vinculada antes de vender la propiedad. Como vemos, desamortización y desvinculación comparten un mismo fin, que es el de poner en el mercado propiedades que estaban bloqueadas. Pero desamortización y desvinculación tuvieron muy diferente aplicación y consecuencias.

Consecuencias de la desvinculación:

Desde un punto de vista económico, la nobleza no se vio excesivamente afectada por esta medida. Siguió siendo un importante grupo terrateniente durante el S. XIX. La titularidad no se cuestionaba.

Ahora bien, las pautas de comportamiento respecto a la tierra cambiaron notablemente, acomodándose a las de la burguesía terrateniente. Por este motivo, la desvinculación contribuyó a homogeneizar socialmente ambos grupos (burguesía y nobleza).

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:

Al presionar "Recibir" estás dándote de alta y aceptas las condiciones legales de mailxmail

Cursos similares a Historia de España. Siglo XIX (2/2)


  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Historia de España. Siglo XIX (1/2)
La Historia de España en el siglo XIX está llena de matices y de hechos muy... [01/10/09]
1.702  
2. Historia de España
Descubre la historia de España en su totalidad, desde la época de los romanos hasta... [06/10/06]
27.107  
3. El crecimiento económico de España durante los siglos XIX y XX
La Revolución Industrial no afectó por igual a todas las economías, ya que algunas... [17/08/07]
3.264  

El blog de mailxmail|¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail


¿Te gustaría visitar más cursos gratis de Historia?