12.171 cursos gratis
8.748.656 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Capýtulo 4:

 Construcción de las pirámides. Últimas investigaciones (1/2)

Estos monumentos representan una proeza técnica de tal magnitud que arqueólogos y científicos aún siguen buscando claves constructivas que expliquen cómo se levantaron. En este sentido, la doctora californiana Maureen Clemmons no comparte la teoría sobre la construcción de las pirámides defendida hasta ahora por prácticamente todos los egiptólogos: la idea de miles de esclavos trasladando gigantescas piezas de piedra mediante rampas de madera, arena y ladrillo no le parece creíble. Por eso, ha elaborado su propia hipótesis, que se basa en el aprovechamiento de un elemento tan natural como el viento. Ahora toda la comunidad científica considera verosímil que los constructores del Antiguo Egipto utilizasen la energía eólica.

El uso de la energía eólica comenzó en esta zona del planeta, pues es aquí donde se inventó la vela en una fecha anterior a 3500 a. C. Con una persistencia ejemplar, en 1997 la Dra. Clemmons se planteó un objetivo: demostrar que esa civilización utilizó el viento para realizar sus proyectos de ingeniería. Así, lo que comenzó siendo un experimento científico poco relevante, ha recorrido un largo e interesante camino de pruebas y experimentos hasta convertirse en una teoría más. Clemmons afirma:

La teoría más extendida es la del trabajo manual y el uso de rampas. Yo estoy convencida de la inteligencia de los egipcios, y pienso que utilizaron rampas, trabajo manual y, también, cometas. No creo que una cosa excluya las otras. Creo que nuestra hipótesis incide en las teorías actuales y las fortalece.

Los egipcios tallaban sus obeliscos en una sola pieza. Eran pilares finos, en forma de aguja. Creían en el carácter sagrado de esos objetos y los construían por parejas para los templos del dios solar. La grandeza de los obeliscos ha ido acompañada de la mano con la evolución de las construcciones egipcias. Por lo que se ha observado, estos eran más pequeños en el Imperio Antiguo y más grandes en el Imperio Nuevo. Los experimentos de iniciaron con el levantamiento de troncos de secuoya mediante cometas. Las ideas de Maureen llegaron a oídos de un ingeniero aeronáutico de gran renombre y prestigio, el Dr. Hans Hornung. Cuando Clemmons les presentó su hipótesis, él y todo el Instituto Tecnológico de California firmaron el acuerdo que hacía nacer el proyecto Cometa. Gracias a esto pudo reunir un grupo de expertos en diferentes campos para abordar uno de los mayores misterios de la antigüedad.

El objetivo fue levantar dos obeliscos y mover piedras del tamaño de las utilizadas en la construcción de las grandes pirámides. Empezaron por los obeliscos debido a su enorme peso y a su forma de aguja, suponiendo un reto mayor. El primer obelisco con el que trabajaron pesaba tres toneladas y media. El primer paso fue diseñar un sistema de elevación estable, seguro y, sobre todo, adecuado a lo que los antiguos egipcios habrían hecho con los conocimientos y materiales de que disponían. Los primeros ensayos se hicieron con materiales modernos, que paulatinamente fueron reemplazados por los que utilizaban los antiguos egipcios. 

Como el cielo nocturno y las crecidas del Nilo, el viento era una de las pocas constantes en la vida de los antiguos egipcios. El meteorólogo de la NASA Edward Teets, miembro del proyecto Cometa, analizó los patrones eólicos del país y descubrió que se producen regularmente con un ritmo constante de repetición anual. Los vientos, sobre todo los del noroeste y nordeste, por la situación del Mediterráneo al norte de Egipto, se convirtieron en una importante herramienta para los egipcios, ya que los barcos de vela transformaron su forma de viajar, comerciar y comunicarse. Por eso, desde una época muy temprana, los egipcios dominaron este elemento natural y usaron velas en sus barcos para viajar de norte a sur. De su a norte no las necesitaban, pues los impulsaba la corriente del Nilo. No obstante, a pesar de la importancia del río, de la navegación a vela y del viento, apenas existen testimonios escritos sobre ello, y tampoco hay pruebas arqueológicas y se conservan muy pocas pinturas al respecto. Pero se sabe que navegaban a vela y que tuvo que existir una industria.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a Historia. Civilización antes de Egipto (10.500 A.C)



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. Historia del arte del antiguo Egipto
Este es un curso donde aprenderemos un poco de historia del arte de Egipto .Los... [28/02/11]
246  
2. Los perfumes en el Antiguo Egipto
Los perfumes egipcios eran diferentes a los que hoy estamos acostumbrados. El... [10/10/03]
9.924  
3. Tocados, peinados y pelucas del Antiguo Egipto
En la actualidad, el interés por la estética y por el culto al cuerpo es cada vez... [14/11/03]
10.576  

ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail