12.170 cursos gratis
8.769.741 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Historia del cine español

Autor: Tomás Valero Martínez
Curso:
5/10 (2 opiniones) |2268 alumnos|Fecha publicaciýn: 14/07/2006

Capýtulo 8:

 Las I Conversaciones Cinematográficas de Salamanca

Las I Conversaciones Cinematográficas de Salamanca simbolizan la disidencia contracultural de una nueva generación de realizadores cinematográficos, que, como muestra de su activismo político-ideológico, no tardarán en rodar películas con un claro contenido crítico. Tal es el caso de Muerte de un ciclista (Juan Antonio Bardem, 1955). Sin embargo, muchas de las propuestas de aquel encuentro no surtieron efecto, pero alentaron a los nuevos realizadores a expresar su descontento a través de la pantalla.

Basilio Martín Patino, principal dirigente del Sindicato de Estudiantes Universitarios (SEU), convocó las I Conversaciones Cinematográficas de Salamanca1. El manifiesto inaugural decía así:

"El cine español vive aislado; aislado, no sólo del mundo, sino de nuestra propia realidad. Cuando el cine de todos los países concentra su interés en los problemas que la realidad plantea cada día, sirviendo así a una esencial misión de testimonio, el cine español continúa cultivando tópicos conocidos... El problema del cine español es que no es ese testigo que nuestro tiempo exige a toda creación humana."

El balance final que Bardem hacía tras la conclusión de la convocatoria, era éste:

"El cine español actual es políticamente ineficaz, socialmente falso, intelectualmente ínfimo, estéticamente nulo e industrialmente raquítico2."

Tal afirmación equivalía, en toda regla, a negar la existencia de una industria cinematográfica en España. Bardem tenía razones suficientes para expresar su descontento, porque, a decir verdad, el encuentro fue más bien testimonial, ya que, aunque es innegable que hubo intentos renovadores, las medidas que se tomaron después del encuentro fueron muy pocas. También es cierto que Bardem exageraba, porque el cine español no fue políticamente ineficaz, sino, todo lo contrario: un instrumento de adoctrinamiento que ha permanecido indeleble en la mentalidad de toda una generación. ¿Fue socialmente falso? No del todo. El cine español infundía un estado de ánimo cuyo medio de difusión era la sala de proyecciones convencional o el cine del barrio. En los últimos tiempos, Televisión Española ha querido rescatar a sus principales destinatarios, rememorando, de paso, todo el ritual inherente al pase de la película3. Tampoco el cine español -Claude-Seguin sostiene que no hubo cine franquista4- puede considerarse intelectualmente ínfimo, dado que, al margen de su finalidad político-ideológica, durante la dictadura contó con grandes realizadores. Asimismo, no fue estéticamente nulo, pues la escenografía de una película respondía a los impulsos ideológicos del poder. Puede decirse, ahora sí, que fue industrialmente raquítico o, si se quiere, pobre.

Como apuntábamos atrás, José María García Escudero, como director general de cinematografía por segunda vez (1962-1967), aplicó nuevas medidas de censura y proteccionismo entre 1963 y 19645. El mismo García Escudero que consideraba al cine español como un subproducto cultural, concedió mayor importancia a la cuota de pantalla, quizás para compensar a las películas que no recibieran el premio al "interés especial", por cierto, de reciente creación. García Escudero no pudo sustraerse, por lo tanto, a las tradicionales rémoras de la industria nacional. Al conceder mayor valor a un filme con un elevado rendimiento de taquilla, estimulaba la especulación, que, en muchos casos, se transformó en rentables inversiones inmobiliarias, como ya en su momento se demostró y denunció. Ahora bien, al margen de los condicionamientos políticos, García Escudero imprimió al cine español el impulso necesario. Las características que definen a la escuela surgida del Nuevo Cine Español (NCE) son, en resumen, un estilo narrativo más elaborado y una postura anticonformista que se expresan más explícitamente6.

1 Las I Conversaciones Cinematográficas de Salamanca se celebraron entre los días 14 y 17 de mayo de 1955.

2 Vid. SEGUIN, Jean-Claude. Historia del cine español. Acento. Madrid, 2003, p. 46.

3 Un claro exponente es Cine de barrio, un programa que empezó a emitirse en La Dos -el segundo canal de Televisión Española- el 10 de julio de 1995. José Manuel Parada ha sido su máximo representante.

4 A este respecto, se puede admitir que no hubo cine franquista en cuanto género, pero sí en cuanto arma ideológica.

5 El creciente inconformismo y la apertura social que este nuevo fenómeno social conllevó, contribuyeron a que las autoridades del régimen fueran más flexibles. Y aunque la censura podía llegar a transformar el sentido último de un filme, no es menos cierto, tampoco, que acontecimientos como el "Contubernio de Munich" alteraron el curso de la dictadura.

6 Vid. BORAU, José Luis. Diccionario del cine español. Alianza. Madrid, 1998. Más información en CineHistoria.com: www.cinehistoria.com

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a Historia del cine español



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. El cine. Historia
 En la oportunidad haremos un recuento apretado del nacimiento cinematográfico, sus... [11/01/12]
20  
2. El cine en Bolivia. Historia
Te presentamos un curso de historia sobre Bolivia en el cual mencionaremos... [11/01/12]
17  
3. El cine y la segunda guerra mundial. Historia
En este curso, haremos mención al efecto negativo que provocó la segunda guerra... [11/01/12]
8  

ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail