12.176 cursos gratis
8.740.544 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

El hipotálamo cerebral. Dietas

Autor: Felix Larocca
Curso:
10/10 (1 opinión) |21 alumnos|Fecha publicación: 03/08/2011
Envía un mensaje al autor

Capítulo 3:

 Función del hipotálamo

Una función importante del hipotálamo está implicada en la regulación de los ritmos diarios del organismo.

Muchos trastornos médicos pueden resultar de lesiones a este órgano. Entre éstos se encuentran la pubertad precoz, trastornos emocionales, la obesidad, la anorexia, la caquexia, problemas con el sueño y la disrupción del balance de la temperatura de nuestro cuerpo.

Hasta este punto, creemos haber hecho una sinopsis adecuada de la importancia del hipotálamo, cuyas funciones son esenciales para el entendimiento de las disorexias la dieta restrictiva intencional (que aquí nos ocupa) entre ellas.

En nuestro estado primordial nosotros no sabíamos el porqué estábamos en esta tierra sólo que existíamos. Tampoco conocíamos cómo encontrar los elementos necesarios para sostener nuestras vidas, dependiendo exclusivamente en actividades programadas como módulos innatos, que nos orientaban en la dirección que la Naturaleza nos había señalado, sin reflexión a estas tendencias innatas, hoy, les damos el nombre de instintos o pulsiones.

Vivíamos, como cualquier otro animal, guiados por nuestras pautas cimentadas en el cerebro. Y vivíamos bien.

Porque no podía dejar nada al azar, ni bajo nuestro control (a veces caprichoso) la Naturaleza, nos dotó con los impulsos básicos y esenciales para completar el ciclo de la vida que consiste (para Ella) en: nacer, crecer, desarrollarnos, independizarnos, reproducirnos y morir. Para completar este ciclo debemos tener acceso a la nutrición adecuada, a la higiene deseable, a la capacidad de construir y de procurar albergue, y a la seguridad colectiva ya que, también somos animales eminentemente sociales, como también son las hormigas.

Habiéndonos provisto y equipado bien, la Naturaleza restó.

Para comer, el hipotálamo nos impulsa por medio de maniobras complejas. Nosotros no decidimos comer cuando el hambre nos estimula, como lo hacen los gatos, sino que nosotros, anticipamos (como hacen otros seres vivientes) la necesidad futura de comer, acumulando provisiones (cuando esto fuera posible) de antemano. Pero, cuando la comida no estaba disponible, entonces era cuando salíamos a procurarla en grupos, porque no la había y porque el hambre nos impulsaba.

Provistos de inteligencias enormes y de cuerpos endebles, cuando cazábamos, nuestras presas prospectivas, a menudo, nos obligaban a correr distancias considerables para capturarlas. Otras veces, cazando en grupos, lográbamos que una captura gigantesca (como sería un mastodonte) fuera obligada a entrar un desfiladero, hostigarla, hasta que llegara al borde de un despeñadero donde ésta se precipitaría a su muerte.

Capítulo siguiente - Comida. Labor física y ardua
Capítulo anterior - Hipotálamo humano

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a El hipotálamo cerebral. Dietas



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. La Muerte De Las Dietas Yo-Yo
En esta oportunidad te presentamos un nuevo curso de salud en el cual estaremos... [05/10/11]
107
Curso con video
2. Pseudotumor cerebral. Obesidad morbosa
Hablamos sobre un trastorno neurológico que se caracteriza por un incremento de la... [02/08/11]
14  
3. Causas, tipos y tratamientos de la parálisis cerebral
El desarrollo del pensamiento científico y las nuevas técnicas de diagnóstico han... [18/07/07]
1.795  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail