12.176 cursos gratis
8.740.508 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

El hipotálamo cerebral. Dietas

Autor: Felix Larocca
Curso:
10/10 (1 opinión) |21 alumnos|Fecha publicación: 03/08/2011
Envía un mensaje al autor

Capítulo 5:

 Actividad del hipotálamo

Retornemos entonces al hipotálamo y sus funciones

La señal de comer se origina de la actividad del hipotálamo, por medio de mecanismos de coordinación de señales procedentes de varias regiones del cuerpo. Tenemos que realizar, que estos estímulos no son iguales cuando estamos rodeados de abundancia, cuando somos viejos, cuando somos jóvenes, cuando estamos en el ápice de nuestra actividad reproductiva, cuando estamos enamorados (sí, enamorados), cuando estamos enfermos, cuando sufrimos de diabetes, cuando estamos estresados, cuando existe una amenaza inesperada o cuando la comida escasea…

Dependiendo en la naturaleza de las circunstancias presentes, la señal de comer, se percibe en una variedad de posibilidades. Para poder explicar sus calidades y permutaciones, usaremos como ejemplo el de un adulto, en el pleistoceno, en plena salud, y rodeado de estabilidad.

Nuestro antepasado, a quien daremos un nombre posible (fonético) responde al sonido gutural de ‘Grug-G’. Grug-G está ayudando a su pareja y sus críos en algún menester tribal, cuando algo lo inquieta, el indicio discreto de que debe de procurar alimento para él y para todos en la familia.

Provisto de un garrote rústico, retorna al sitio donde atrapara, hace de ello unos días, un chivito bebiendo agua. Para nuestro relato, sin dilación, otro chivo se materializa y después de una caza, al acecho, prolongada, Grug-G retorna para compartir su presa con todos los miembros de la tribu. La comida se completa con bayas y tubérculos tiernos y el hambre se sacia.

Ahora bien. Si las circunstancias cambiaran, el mensaje del hipotálamo, también lo haría en sincronización estupenda. Hay sequía, la comida ha sido por algún tiempo, escasa no hay mucho que comer. Ahora, el hipotálamo se ajusta para que lo poco que comamos y que no necesitemos para mantener la vida, se use como energía. Muy poco queda. Salir embarazada, para la mujer, en estas circunstancias, sería un lujo tan superfluo como sería el tener los períodos menstruales.

Pero, un día, retorna la abundancia. Hay cantidades enormes de carne y de vegetales, la comida nos sobra. Ahora sí que Grug-G acumula algunas libras de peso (para cuando la escasez retorne), pero, no engordará.

Ese peso acumulado de esta manera, esta destinado a desaparecer, a medida que el individuo retorna al peso óptimo en el cual Grug-G funcionara más adecuadamente.

Revisando los eventos históricos que más adelante condujeran a la gordura que en el presente existe, tenemos los siguientes:

  • El uso del fuego y la invención de la rueda.
  • La domesticación de animales y la aplicación de los conocimientos de la agricultura.
  • La vida en ciudades, en la proximidad de ríos.
  • La adición a nuestras comidas de la sal, de las especias y de otros condimentos. Lo que al principio se hacía para disimular los olores desagradables, resultado de la descomposición bacterial de los comestibles.
  • La explotación y uso del esclavo africano y la mercantilización del azúcar. La que finalmente, añadiéramos a nuestra dieta en cantidades enormes.
  • La preservación, congelación, y empaquetamiento industrial de las comidas.
  • La conservación de comidas dentro de las viviendas, asistida por la electricidad.
  • El culto de la comida como fuente de solaz, de celebración y como droga de deleite.
  • La producción de fast foods.
  • La dieta restrictiva como remedio para la gordura.

Hay más cosas, pero ya tienen una idea.

La gordura, la que hasta entonces fuera, fenómeno desconocido para el ser humano, llegó a la escena como azote natural.

En el año 1863, William Banting, como recordarán nuestros alumnos, publicó en Londres su best seller Letter on Corpulence. En 1974, el cardiólogo, Robert Atkins publicó su libro controversial, Dr. Atkins Diet Revolution.

Aquí haremos una pausa para, en otra lección, discutir los métodos de dietar que nos ofrecen los charlatanes de sistemas de reducir y con los que nos engañan y nos torturan --- haciéndonos engordar.

Fin de la lección

Imagen

Hipotálamo cerebral.

Capítulo anterior - Comida. Labor física y ardua

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a El hipotálamo cerebral. Dietas



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. La Muerte De Las Dietas Yo-Yo
En esta oportunidad te presentamos un nuevo curso de salud en el cual estaremos... [05/10/11]
107
Curso con video
2. Pseudotumor cerebral. Obesidad morbosa
Hablamos sobre un trastorno neurológico que se caracteriza por un incremento de la... [02/08/11]
14  
3. Causas, tipos y tratamientos de la parálisis cerebral
El desarrollo del pensamiento científico y las nuevas técnicas de diagnóstico han... [18/07/07]
1.795  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail