12.170 cursos gratis
8.782.671 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Capýtulo 6:

 ÚLceras en personas dependientes 

 

ÚLCERAS POR PRESIÓN

Las úlceras por presión (UPP) se definen como zonas localizadas de necrosis (muerte celular) que aparecen principalmente en pacientes encamados o con movilidad disminuida en tejidos blandos sometidos a compresión entre las prominencias óseas del propio paciente y una superficie externa.

Se producen como consecuencia de la presión (fuerza perpendicular a la piel que produce aplastamiento tisular y que puede ocluir el flujo capilar en los tejidos blandos provocando hipoxia, y en caso de persistir durante un prolongado periodo de tiempo, necrosis) y de la fricción (fuerza tangencial producida por roces o movimientos).

Las zonas de localización más frecuentes son la región sacra, los talones, las tuberosidades isquiáticas y las caderas.

Factores de riesgo

Los factores que contribuyen a la producción de úlceras y que pueden agruparse en cinco grandes grupos.

Fisiopatológicos: como consecuencia de diferentes problemas de salud:

· Lesiones cutáneas: edema, sequedad de piel, falta de elasticidad.

· Trastorno en el transporte de oxígeno: trastornos vasculares periféricos, estasis venoso, trastornos cardiopulmonares,...

· Deficiencias nutricionales [C] (por defecto o por exceso): delgadez, desnutrición, obesidad, hipoproteinemia, deshidratación,....

· Trastornos inmunológicos: cáncer, infección,...

· Alteración del estado de conciencia [C]: estupor, confusión, coma,...

· Deficiencias motoras: paresia, parálisis,...

· Deficiencias sensoriales: perdida de la sensación dolorosa,...

· Alteración de la eliminación (urinaria/intestinal)

Derivados del tratamiento:

· Inmovilidad impuesta, resultado de determinadas alternativas terapéuticas.

· Tratamientos o fármacos inmunosupresores

· Sondajes

Situacionales:

· Inmovilidad: Personas que no se mueven en la cama. El 90% de los pacientes con menos de 20 movimientos espontáneos durante la noche desarrollan úlceras [B] Pacientes que no pueden sentarse en silla de ruedas o levantarse de la cama por sí mismos.

· Por efecto del roce tanto de la ropa [C] como de otros objetos.

Del desarrollo:

· Niños o lactantes: rash del pañal.

· Ancianos: pañales, alteraciones tróficas de la piel.

Derivados del entorno:

· Falta de educación sanitaria.

· Praxis deficiente por parte de los equipos sanitarios

Prevención

Un bajo índice de aparición de úlceras por presión es sinónimo de buen trabajo del cuidador.

Cualquier persona en riesgo deberá ser valorada para establecer el estado de integridad cutánea en toda su superficie corporal.

Se estima que hasta el 95% de las úlceras por presión son evitables, lo cual refuerza la necesidad de la actuación preventiva como prioridad principal más que centrarse solamente en el tratamiento de las úlceras establecidas.

Actividades preventivas:

Si nuestro paciente tiene riesgo de desarrollar UPP debemos valorar la piel, el estado nutricional y la hidratación del paciente.

Valoración inicial del estado de la piel:

Identificar el estado de la piel: sequedad, excoriaciones, eritema, maceración, fragilidad, temperatura e induración, sensación de picor o dolor y prominencias óseas (sacro, talones, tobillos, codos y occipucio) para identificar precozmente signos de lesión.

Cuidados Generales: La prevención debe iniciarse en todo paciente que se considere con riesgo, pero sobre todo ante la observación de enrojecimiento en la piel, mediante sistemas de alivio de la presión, productos protectores de la piel tipo ácidos grasos hiperoxigenados y apósitos hidroceluPuntos de dolorlaPuntos de dolor y posturasres.

  • Cambios posturales frecuentes, cada dos horas y si está sentado recolocarlo cada hora.
  • Cuidados para disminuir la humedad. La incontinencia duplica el riesgo de aparición de UPP.
  • Prevenir la fricción y el corte (sequedad excesiva, falta de higiene, malnutrición y deshidratación)
  • Estimular la actividad y el movimiento del paciente.
  • Las superficies de alivio de la presión disminuyen la incidencia de aparición de UPP como almohadones, cojines...
  • Apósitos de espuma de poliuretano en los tobillos que han demostrado mayor eficacia que el uso de vendajes almohadillados.
  • Apósitos hidrocelulares, no adhesivos, de forma específica para talón, adaptables y/o recortables para zona nasal, alrededor de sondas, gafas de oxígeno...
  • Colchones de espuma de alta especificación o colchón de aire alternante 
  • Si el paciente tiene la piel muy seca, utilizaremos cremas hidratantes
  • No se aconseja hacer masaje sobre las prominencias óseas

Valoración Nutricional

  • Controlar la ingesta de alimentos adecuando la dieta a los deseos individuales del paciente o su condición de salud y estimular la ingesta de líquidos. La dieta del paciente con UPP deberá garantizar el aporte necesario según sus necesidades, en caso de que la dieta habitual del paciente no cubra estas necesidades se debe recurrir a suplementos hiperproteicos de nutrición enteral oral para evitar situaciones carenciales

Consejos para el paciente y el cuidador principal: Higiene, Movilización y Nutrición

  • Cambios de posición frecuentes, más cuanto más peso
  • El paciente debe reposicionarse por si mismo a intervalos frecuentes
  • No arrastre la piel por las sabanas al reposicionar o elevar al paciente. Use dispositivos de ayuda como trapecios, alzamiento con entremetida u otras alternativas
  • Mantener la ropa del paciente limpia, seca y sin arrugas
  • Evitar colocarlo sobre las úlceras
  • Inspeccionar la piel de forma sistemática, mantenerla limpia y seca
  • Estimular la actividad y el movimiento del paciente
  • Utilizar agua tibia y jabones neutros en la higiene diaria y secado meticuloso sin fricción.
  • Evitar la fricción y la sequedad
  • Usar cremas hidratantes (ni colonias, ni alcohol, ni talco)
  • Lubricar la piel con ácidos grasos hiperoxigenados (tipo Corpitol o Mepentol, 2-3 gotas, 2/3 veces al día), con masaje suave en zonas de riesgo
  • Evitar la fricción sobre la piel y la sequedad
  • Vigilar protuberancias. No hacer masajes sobre las prominencias óseas
  • Si el paciente tiene incontinencia, se ha de evitar la humedad ya que provoca maceración y edema de la piel
  • No usar flotador
  • Evitar levantar el cabezal de la cama más de 30º manteniendo la espalda recta con almohadones

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a Higiene personal de la persona discapacitada y/o dependiente



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. Higiene de las manos
Una de las partes de nuestro cuerpo que mayor limpieza requiere son nuestras manos,... [27/01/12]
3  
2. Higiene y seguridad ocupacional
La higiene y la seguridad ocupacional forman parte de la salud pública, es decir... [05/12/05]
9.974  
3. Higiene, protección y manipulación de alimentos
Higiene, protección y manipulación de alimentos es un curso para quienes quieren... [25/05/10]
5.801  

ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail