12.170 cursos gratis
8.774.197 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Hanzi para recordar. Chino simplificado

Autor: Herder Editorial
Curso:
|140 alumnos|Fecha publicación: 28/10/2011
Envía un mensaje al autor

Capítulo 5:

 Hanzi para recordar. Breve historia del curso (1/3)

BREVE HISTORIA DEL CURSO

Cuando James Heisig llego a Japón hace unos treinta años, no tenía ningún conocimiento sobre el idioma. Varios viajes por Asia habían retrasado su llegada a la academia de idiomas en la que le habían inscrito sus mecenas. Así, decidió no ir a clase y <<recuperar el terreno perdido>> a su manera, usando como herramienta unos cuantos libros de gramática y estructura del idioma. A raíz de varias conversaciones con profesores y otros estudiantes, pronto descubrió que no debía posponer el estudio de los kanji (así es como se llaman en japonés los caracteres de origen chino), una tarea que todo el mundo consideraba unánimemente la más dura de todas. Como ya había encontrado su propio ritmo, y a pesar de que no tenía ni idea de cómo <<funcionaban>> los kanji dentro del idioma, decidió -en contra de los consejos de casi todos quienes le rodeaban- seguir estudiando por sí mismo en vez de unirse a una de las clases de principiantes. De este modo empezó a estudiar los kanji un mes después de su llegada al archipiélago.

Paso los primeros días estudiando minuciosamente cualquier cosa que pudiera encontrar sobre la historia y la etimología de los caracteres japoneses y examinando la amplia variedad de sistemas disponibles en el mercado para su estudio. Fue durante esos días cuando se le ocurrió la idea básica subyacente en el método de estos libros y consecuentemente la hizo madurar. Las siguientes semanas las dedico enteramente, día y noche, a experimentar con la idea, que funciono suficientemente bien como para animarse a seguir adelante con ella. Antes de que terminara el mes había aprendido el sentido y la escritura de unos 1.900 caracteres y se había asegurado de que podría retener lo que había memorizado. No paso mucho tiempo hasta que se percato de que había ocurrido algo extraordinario.

El método que estaba siguiendo se antojaba tan simple, incluso infantil, que hasta casi le daba vergüenza hablar sobre él. Había ocurrido de una forma tan natural que la reacción que causo todo aquello le pillo prácticamente desprevenido. Por un lado, algunos miembros de la escuela le acusaron de tener una memoria fotográfica de corta duración y vaticinaron que esos conocimientos se irían difuminando con el tiempo. Por el otro, estaban los que le presionaron para que pusiera sus <<métodos>> por escrito para su propio beneficio, que es precisamente lo que hizo. El libro resultante, titulado originalmente Adventures in Kanji-Land (Aventuras en Kanji-Landia) y cambiado posteriormente a Remembering the Kanji (Recordando los kanji), ha tenido ya varias ediciones y ha sido adaptado al espanol, el aleman, el frances y el portugues.3

Timothy Richardson, un profesor de idiomas que había estudiado algo de chino a nivel universitario, se topo con una copia de Remembering the Kanji a principios de la década de 1990. Muy pronto se sintió interesado en la posibilidad de adaptar la obra para los estudiantes de chino. Trabajando en su doctorado en la Universidad de Texas en Austin, se centro en el método para su disertación y lo sometió a un examen exhaustivo en términos de teoría relevante e investigacion.4 Para ello, fue necesaria una consideración cuidadosa no solo de los procesos cognitivos subyacentes que el método podía implicar, sino también de su razonabilidad en términos de perspectivas prevalentes de desarrollo de vocabulario y lectura. Su tarea también supuso la compilación de una nueva lista de 1.000 caracteres chinos de gran frecuencia y su integración en una versión china muy básica del libro original de Heisig. Los resultados fueron tan alentadores que Richardson envió una copia a Heisig con la sugerencia de que podrían unir sus fuerzas para realizar una edición completa para el idioma chino. Así es como se inicio su andadura conjunta.

Dos problemas surgieron nada más empezar: el primero, el dilema de optar por la escritura tradicional china o seguir las formas simplificadas usadas en la China continental; el segundo, cuantos caracteres incluir y cuáles.

El primer problema se resolvió con la decisión de realizar dos cursos paralelos, uno para cada sistema de escritura. Hay varios argumentos que hacen que un estudiante se incline por uno o por el otro, y todos esgrimen buenas razones; no es nuestra intención ponernos de un bando o del otro en el debate por mucho que ambos empezáramos con caracteres tradicionales. Dicho esto, el estudiante debería saber que algunos solapamientos en los libros causaran confusión si las dos versiones se estudian simultáneamente. Si tu objetivo es conseguir fluidez en la escritura de ambos sistemas, entonces es preferible empezar por el tradicional. Si estás seguro de que te conformaras con reconocer el tradicional y escribir el simplificado, entonces empieza por el segundo.

-----------------------------------------------
3. Adventures in Kanji-Land (1978), reeditado subsecuentemente como Remembering the Kanji (Honolulu: University of Hawai‘i Press, 2007, 5.a edicion, 22.a impresion). Ediciones en otros idiomas incluyen Kanji para recordar 1: Curso mnemotecnico para el aprendizaje de la escritura y el significado de los caracteres japoneses, con Marc Bernabe y Veronica Calafell (Barcelona: Herder Editorial, 2005, 3.a impresion); Die Kanji lernen und behalten 1. Bedeutung und Schreibweise der japanischen Schriftzeichen, con Robert Rauther (Frankfurt-am-Main: Vittorio Klostermann Verlag, 2006, 2.a impresion); Les Kanji dans la tete: Apprendre a ne pas oublier le sens et l’ecriture des caracteres japonais, Yves Maniette (2005, 2.a impresion); Kanji: Imaginarpara aprender, con Rafael Shoji (Sao Paulo: JBC Editora, 2009).

4. T. W. Richardson, James W. Heisig’s System for Remembering Kanji: An Examination of Relevant Theory and Research, and a 1,000-Character Adaptation for Chinese. Disertacion doctoral, The University of Texas at Austin, 1998.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a Hanzi para recordar. Chino simplificado



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Chino tradicional. Hanzi (caracteres básicos)
Curso de chino tradicional básico, con método mnemotécnico de aprendizaje de... [25/02/11]
3.495  
2. Kanji para recordar I. Japonés, método mnemotécnico
Curso de Japonés en base al excelente método mnemotécnico . El aprendizaje de los... [28/10/11]
108  
3. Recetas de cocina. Pollo al limón chino
Te invitamos a entrar a nuestro curso de cocina donde enseñamos a preparar una... [18/05/11]
715
Curso con video

Capítulos del curso


¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail