12.170 cursos gratis
8.774.197 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Hanzi para recordar. Chino simplificado

Autor: Herder Editorial
Curso:
|140 alumnos|Fecha publicación: 28/10/2011
Envía un mensaje al autor

Capítulo 8:

 Chino simplificado. Nociones básicas del método

NOCIONES BÁSICAS DEL MÉTODO

No existe mejor manera de comprender el método que seguimos en estas páginas que empezar a usarlo. Aun así, los lectores tienen derecho a saber en qué se están metiendo, por lo que se impone una breve explicación que no hará daño a nadie.

Para empezar, todos los caracteres están hechos a partir de piezas o <<componentes>>, como les llamaremos aquí. Estos son los <<ladrillos>> con los que se construyen todos los caracteres. Más de 200 de ellos han sido designados <<radicales>>, y son los que se usan en la organización de los diccionarios de caracteres; pero hay muchos más. Caracteres individuales también pueden aparecer como componentes en otros caracteres más complicados. Si uno está realmente determinado a aprender a escribir el chino, y no solamente a memorizar un número reducido de caracteres para cumplir los cupos de un curso del idioma, vale la pena aprovecharse plenamente de estas piezas básicas y colocar los caracteres en el orden que mejor le vaya a la memoria.

Por eso, este curso empieza con un punado de componentes sencillos y los combina para crear tantos caracteres como sea posible. Luego se agregan más elementos a la mezcla, unos pocos cada vez, lo que posibilita el aprendizaje de nuevos caracteres —y así hasta que llegamos al fin de la lista. Este proceso tiene varias ventajas importantes, una de las cuales es que aprender nuevos componentes y caracteres también refuerza invariablemente todo lo que ya se ha aprendido antes.

Como dividimos el curso en dos libros de 1.500 caracteres cada uno e incluimos los 1.000 más importantes en el primero, no todos los caracteres que podrían aprenderse en un punto dado se introducen en su secuencia mas lógica; algunos de ellos nos los guardamos para más tarde. A la larga, esto no implica reducción alguna de la eficiencia del método. Era simplemente cuestión de relegar al Libro 2 caracteres usados con menos frecuencia.

A cada componente se le asigna una imagen concreta y única, tras la que las imágenes se ordenan en un cuadro compuesto asociado con una definición, una única <<palabra clave>> otorgada a cada caracter. La palabra clave se selecciona de modo que capture el significado principal de un caracter, o al menos uno de sus sentidos más esenciales. A menudo es una palabra concreta y visualmente sugerente, pero también puede ser conceptual y abstracta. En cualquier caso, es la palabra clave o bien su uso en una frase española familiar, lo que permite que mezclemos todos los componentes y con ellos formemos un único <<cuento>>. Como verás, la misión de los cuentos es estirar tu imaginación y llevarte tan cerca de los caracteres como para que puedas entablar amistad con ellos, dejar que te sorprendan, te inspiren, te iluminen, se te resistan y te seduzcan; que te hagan sonreír, estremecerte o hacerte reaccionar emocionalmente de un modo que contribuya a grabar todas esas imágenes en tu memoria.

Todo este proceso se sirve de lo que podemos llamar memoria imaginativa, es decir, la facultad de recordar imágenes creadas en la mente aunque carezcan de estímulos visuales reales o recordados. Estamos acostumbrados a montes y carreteras, a las caras de la gente y a los edificios en las ciudades, a flores, a animales y a los fenómenos de la naturaleza, asociados todos ellos con la memoria visual. Y a pesar de que solo podemos recordar con agilidad una fracción de lo que vemos, estamos seguros de que, si prestamos un poco de atención, podemos recordar cualquier cosa que queramos. Esta confianza brilla por su ausencia en el mundo de los caracteres, que generalmente tienen una falta de conexión con los patrones visuales con los que nos sentimos más cómodos. Es posible, sin embargo, poner riendas a los poderes de la imaginación para dar sentido a piezas de caracteres para cuya memorización la mente no está suficientemente preparada. De hecho, la mayoría de los estudiantes del sistema de escritura chino lo hacen de vez en cuando por propia iniciativa e inventan sus propias muletas imaginativas, pero sin llegar a crear nunca un sistema desarrollado y organizado para servirse de ellas.

Los cuentos y argumentos que encontraras en estas páginas se trazan con palabras; no hay fotos ni dibujos que controlen o limiten la manera con la que tu imaginación maneja la información proporcionada. No existe una manera correcta de imaginar; el único criterio es que funcione para ti (aunque por supuesto te daremos sugerencias a menudo). La única cosa que se te pedirá que traces son los caracteres en sí mismos. Pero lo que veas cuando los estés escribiendo será todo tuyo; y probablemente será algo muy distinto de lo que los académicos y los historiadores ven cuando analizan los caracteres. Un mundo imaginario entero cobrara vida para ti a partir de los componentes.

Cuanto más vívidamente puedas visualizar las cosas que pueblan dicho mundo menos necesidad tendrás de repasar lo aprendido. Muchos de los caracteres, si no todos, pueden ser recordados en el primer encuentro, sin necesidad de repetirlos ni practicarlos después mas que a través del refuerzo normal que supone su uso en el día a día.

A medida que vayas aprendiendo a escribir caracteres veras que, en cuanto pongas el bolígrafo sobre el papel, prácticamente se escribirán solos, más o menos como te ocurre con el alfabeto. Con el tiempo podrás comprobar, como ya hemos comentado antes, que la mayor parte de la imaginería y de los significados de las palabras clave habrán cumplido su propósito y se habrán retirado de la memoria activa. Aunque es justo advertirte de que algunos de ellos se quedaran contigo para siempre.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a Hanzi para recordar. Chino simplificado



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Chino tradicional. Hanzi (caracteres básicos)
Curso de chino tradicional básico, con método mnemotécnico de aprendizaje de... [25/02/11]
3.495  
2. Kanji para recordar I. Japonés, método mnemotécnico
Curso de Japonés en base al excelente método mnemotécnico . El aprendizaje de los... [28/10/11]
108  
3. Recetas de cocina. Pollo al limón chino
Te invitamos a entrar a nuestro curso de cocina donde enseñamos a preparar una... [18/05/11]
715
Curso con video

Capítulos del curso


¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail