12.176 cursos gratis
8.741.981 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Capýtulo 4:

 Escrito de un infante y carta del General Jackson

Del lado de los fugitivos, el punto de vista del infante:

      El pánico sobrevino debido a que los oficiales habían permitido a los furgones de suministro aproximarse demasiado al frente. Fue allá donde se produjeron los primeros desórdenes. Cuando comenzaron a retroceder, los soldados estaban tan poco asustados, que he visto a varios de ellos detenerse para recoger moras.

      Esos estúpidos soldados del tren no habían dejado un espacio suficiente entre sus furgones: fue así como cuando una batería rebelde se puso a tirar sobre ellos destruyó a varios, que bloquearon la ruta. Entonces, comenzaron la confusión, la agitación y el desorden. Los conductores enloquecidos se pusieron a cortar los arreos de los caballos y, montándolos, huyeron al galope. Los otros soldados del tren hicieron otro tanto. Pronto el camino estrecho se llenó de fugitivos, caballos, furgones y coches. Entonces los infantes comenzaron a arrojar sus armas y; equipos, pues estorbaban su huida. Por aquí, por allá, los soldados marchaban en grupos, discutiendo tristemente la situación y sus causas. Se oía a menudo la reflexión: ¿Por qué no mandan refuerzos de Centreville para apoyarnos? ¿Por qué no pidieron tropas a Fairfax Court House?

 

El general sureño Jackson a su esposa:

      Manassas,Virginia.                         23 de julio de 1861.

      Tesoro:

      Ayer hemos librado una gran batalla y obtenido una gran victoria cuya gloria debemos a Dios y sólo a Él. Aunque estuve expuesto a un fuego intenso durante varias horas, sólo tengo una herida: fractura del dedo mayor de la mano izquierda, pero el médico dice que puede salvarlo. El dedo se ha fracturado entre la mano y la articulación, la bala pasó por el lado del índice. Si hubiese golpeado en el medio, habría perdido el dedo. Mi caballo ha sido solamente herido. La túnica que me hiciste resultó rota al nivel de la cadera, pero mi ordenanza, que es muy diestro, la arregló tan bien que no se ve. Es Dios quien me ha protegido y es a Él a quien se debe rendir honor, gloria y alabanza por esta victoria brillante. La batalla fue la más dura que jamás haya visto. Se me había confiado muy especialmente el comando del centro, aunque uno de mis regimientos se desplazó bastante hacia la derecha.

      Aunque gran parte del mérito corresponde a otras unidades de nuestro valeroso ejército, Dios ha querido que mi brigada contribuyera, más que ninguna otra, a rechazar el ataque principal. Todo esto entre nosotros, no hables de ello. Que los demás me elogien y no yo mismo.

Capýtulo anterior - Reportaje del Times

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a Guerra de secesión Norteamericana. Documentos del conflicto (4/5)



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. Guerra de secesión Norteamericana. Documentos del conflicto (2/5)
En este curso tendrás facilitados algunos documentos; publicaciones, diarios y... [14/06/11]
15  
2. Guerra de secesión Norteamericana. Documentos del conflicto (3/5)
En este curso tendrás facilitados algunos documentos escritos durante la guerra... [15/06/11]
21  
3. Guerra de secesión Norteamericana. Documentos del conflicto (1/5)
En este curso tendrás facilitados algunos documentos, previos a la guerra civil de... [14/06/11]
48  

ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail