12.170 cursos gratis
8.767.556 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Capýtulo 5:

 Las tropas del Sur

      Los soldados del Sur no son menos pintorescos que los mercenarios del Norte.

      Russell del Times:

      Después de haber recorrido una ruta escarpada bajo un sol abrasador, proseguimos nuestro camino entre las carpas que sembraban la meseta boscosa que dominaba el río.

      Las tiendas de campaña estaban construidas con vigas y podían cobijar a seis hombres cada una. Un buen número de soldados estaba ya enfermo a causa del sol y del agua no potable. Dada la orden por el general, setecientos u ochocientos hombres se reunieron para la inspección. Muchos estaban en mangas de camisa, y la torpeza con que manejaban sus armas acentuaba su mal adiestramiento, a pesar de ser excelentes tiradores. Eran mocetones enormes. La mayor parte me llevaba una cabeza y lo notaba cuando pasaba por sus filas. Estaban armados con viejos fusiles cortos, de cápsula, vestían de manera desigual y estaban, en general, mal calzados. Solamente un reducido número poseía una mochila, pero todos llevaban una caramañola para el agua y una manta.

      Me informé, por intermedio del oficial de intendencia, que se les distribuía de tres cuartos a una libra de carne por día y por hombre, pan, azúcar, café y arroz en cantidad suficiente. Algunos, sin embargo, reclamaban un suplemento. No se les proveía ni de tabaco, ni de whisky; y, para esos grandes bebedores y fumadores, eso debía ser motivo de disgusto.

      Los oficiales eran simples plantadores, comerciantes y abogados, etcétera. Hombres enérgicos y decididos, pero ignorantes de los rudimentos más elementales del arte militar.

      Después de haber inspeccionado las filas de esas compañías abigarradas, el general les dirigió una arenga en la cual se extendió sobre el patriotismo, su coraje, la crueldad del enemigo, una extraña mezcla de argumentos políticos y militares; y cuando terminó asegurándoles que: “A la hora del peligro, estaré con vosotros”. El efecto producido no fue el que él esperaba. Que el general debiera estar o no con ellos no parecía interesar a esos soldados. De hecho, el general no daba la impresión de poder contribuir eficazmente en el combate.

      Volvimos hacia el barco de ruedas y nos dirigimos hacia otro desembarcadero. Este estaba protegido por una batería cuya guardia uniformada nos acogió, mientras rectificaba su posición y presentaba las armas, con apariencia de rectitud militar. El general me informó que ese destacamento estaba formado por gentlemen farmers and planters. Se habían equipado a costa suya y pertenecían a las mejores familias del Tennessee. Cuando volvimos al barco su banda tocó La Marsellesa y Dixie Land.

Capýtulo siguiente - Diario del pastor reclutador

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a Guerra de secesión Norteamericana. Documentos del conflicto (3/5)



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. Guerra de secesión Norteamericana. Documentos del conflicto (2/5)
En este curso tendrás facilitados algunos documentos; publicaciones, diarios y... [14/06/11]
15  
2. Guerra de secesión Norteamericana. Documentos del conflicto (1/5)
En este curso tendrás facilitados algunos documentos, previos a la guerra civil de... [14/06/11]
48  
3. Guerra de secesión Norteamericana. Documentos del conflicto (4/5)
La Guerra de Secesión americana fue un suceso inmensamente significativo para... [15/06/11]
30  

ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail