12.170 cursos gratis
8.767.556 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Capýtulo 2:

 Reclutamiento     

Un azul del 36° Regimiento de Illinois (Norte):

      El sábado 18 de agosto de 1861, The Young American Guards fue la primera compañía que llegó al campamento.

      Después, el 20 de agosto, fue el turno de la Bristol Company, formada por voluntarios del condado de Fendal y los Guards hicieron lo posible para recibirlos militarmente. Ese mismo día, más tarde, los Wayne Rifles, los Oswego Rifles y los Elgin Guards llegaron, precedidos por él son de los pífanos, el batir de los tambores, los hurras y las aclamaciones de la multitud, seguidos por casi un regimiento de madres inquietas, padres tiesos y graves, esposas abnegadas, hermanas nerviosas y novias desconsoladas.

      Cuando los últimos rayos de sol bañaban el campamento y la campiña de los alrededores, fue necesario separarse. Los nuevos reclutas se pusieron al trabajo con ardor. Las carpas se levantaron como por encantamiento. Se distribuyeron algunas mantas, un poco de paja para dormir sobre ella y raciones compuestas de pan, huevo, tocino y café.

      Muchos recordarán esta primera noche pasada en el campamento. Pocos de nosotros jamás habíamos conocido el lujo de dormir sobre la paja y el placer de extenderse sobre nuestra madre, la tierra. Uno se sentía bien pequeño con solamente una delgada manta entre uno mismo y el cielo; pero los que se habían acostado con la esperanza de dormir resultaron profundamente decepcionados. Desde un rincón oscuro, un chusco se puso a emitir balidos que rompían los oídos. Desde una carpa vecina, otro le respondió. Luego el balido fue imitado en todas las hileras de las tiendas de campaña, sobre toda la extensión del campamento, y diez segundos después del primer balido todo el mundo balaba haciendo el alboroto de miles de carneros.

      Inmediatamente, un ladrido aislado bastó para hacer ladrar a los otros caniches humanos, y todos volvieron a iniciar el coro hasta quedar enronquecidos. Luego se produjo un concierto de maullidos, gluglúes y quiquiriquís que no cesaron antes del alba.

      En la tarde del día siguiente llegó un oficial del ejército de los Estados Unidos e hizo prestar juramento a todas las compañías del campamento. Era un espectáculo impresionante el ver jurar solemnemente a cada compañía defender y proteger a la patria. Ni un maullido ni un quiquiriquí. Se admiró a la compañía Elgin por su paso marcial y la bella prestancia de sus hombres. Su oficial había estudiado el “Manual de armas” de Hardee con aplicación. De ese modo conocían relativamente bien el ejercicio y habían adquirido la rigidez de vértebras que los otros tenían todavía que aprender.

      Los soldados estaban armados con viejos fusiles cortos y oxidados, arma intermedia entre el cañón y el arcabuz (sin duda tomados en la sala de armas de alguna difunta compañía de milicia), que arrastraban en el campamento como si fuesen pedazos de madera.

      Esta especie de fusiles desagradaba a los reclutas que habían soñado con los Sharp o Henry, provistos de sables bayonetas. Todos contaban que si llegaban a Dixie (el Sur) con ese tipo de armas, los Johnny Reb (los sureños) estarían demasiado contentos, pues según ellos esos mosquetones tenían un retroceso más peligroso y más mortífero para el que lo utilizaba que el tiro mismo para el enemigo. (...)

      El 24 de septiembre de 1861 fue el tan esperado día de la partida.

      A las 4 de la tarde, formados en columnas y con la banda a la cabeza, subimos al tren. Toda la población estaba reunida a lo largo de la línea del ferrocarril. Las fogatas del campamento brillaban, tiros de fusil partían en nuestro honor, y, mientras que atravesábamos los pueblos, el crepúsculo resonaba con las aclamaciones.

      El 27, al alba, alcanzamos Saint-Louis. Terminaban los hermosos días de la vida de campamento. No se jugaba más a los soldados: la verdadera, la dura tarea comenzaba.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a Guerra de secesión Norteamericana. Documentos del conflicto (3/5)



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. Guerra de secesión Norteamericana. Documentos del conflicto (2/5)
En este curso tendrás facilitados algunos documentos; publicaciones, diarios y... [14/06/11]
15  
2. Guerra de secesión Norteamericana. Documentos del conflicto (1/5)
En este curso tendrás facilitados algunos documentos, previos a la guerra civil de... [14/06/11]
48  
3. Guerra de secesión Norteamericana. Documentos del conflicto (4/5)
La Guerra de Secesión americana fue un suceso inmensamente significativo para... [15/06/11]
30  

ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail