12.183 cursos gratis
8.734.140 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Capítulo 3:

 El Ejército Confederado sureño

      Un inglés analiza a esa tropa armada que se transformará en el Ejército Confederado (sureño).

      A los ojos de un europeo, esos regimientos reunidos presentan un aspecto realmente singular. Están formados en general por compañías con uniformes de colores dispares. Una sola insignia indica a qué cuerpo pertenecen. Ese inconveniente se debe a que esas compañías están compuestas por voluntarios reclutados en diferentes regiones. Naturalmente se trata de remediar ese estado de cosas. No obstante, el uniforme de ciertos regimientos no avergonzaría a un Horse Guard.

      Los hombres que componen el ejército sureño son de físicos muy diversos. En los regimientos de Luisiana, por ejemplo, se advierten criollos franceses, bronceados, de mirada ardiente, entre muchos irlandeses y americanos originarios de Nueva Orleáns. Los soldados de Alabama, orgullosos de su valeroso 4° regimiento y de su artillería de choque, se conocen bien por sus amplias espaldas, su alegría y su andar de picadores de caballos. Los mozos de Carolina del Sur, de alta talla y tez mate son reconocibles aun sin el palmetto. En cada regimiento, gracias a las netas diferencias de modales y costumbres de los soldados, se discierne fácilmente las diversas clases sociales que los componen.

      Una cantidad de ricos plantadores son soldados rasos, al lado de representantes de profesiones liberales, de tenderos, de empleados y de obreros. Todos se reparten los servicios de la vida de campamento. Nosotros mismos hemos visto un pobre negro que lloraba porque su patrón, que había recibido la orden de cavar una trinchera alrededor de un cañón, no le permitía dejarle hacer eso.

      Eso no pué ser, Massa, esos demoños de yanquis me van a volvé loco.

      Otro día hemos oído a un muchacho jactarse, ante un camarada de otro regimiento, del número de soldados de su compañía que poseían varios millares de dólares. El otro replicó:

     “ Sí, es normal que esos tipos se batan. Pero en nuestro regimiento hay muchos que lo hacen sin poseer un centavo”.

      El regimiento de artillería G. Washington, que comprendía varias baterías, está formado por voluntarios pertenecientes a las mejores familias de Nueva Orleáns. El hijo del general Beauregard, por ejemplo, abandonó el Estado Mayor de su padre para alistarse como simple soldado. Los conductores de los tiros de caballos de ese regimiento de artillería se inscriben regularmente en el ejército y están a expensas del regimiento: esa unidad no cuesta un céntimo a la Confederación. (...)

      De la misma ciudad procede un regimiento totalmente diferente, llamado Los zuavos de Nueva Orleáns. Los hombres llevan turbante rojo, se visten con chaquetas galonadas de azul y pantalones con bandas grises y rojas. Con su barba negra y su mirada feroz, tienen aspecto de piratas ... Cuando desfilaban delante del general con su paso largo y cadencioso cantando una marcha militar, pensábamos que no nos gustaría encontrarnos frente a ellos.

      Siguen el mismo adiestramiento que los franceses. Su paso es, sin embargo, más rápido que el de los zuavos; es más alargado que el de la infantería inglesa. Maniobran con admirable precisión y tan rápidamente como los batallones de la infantería ligera inglesa. Por lo que se nos había dicho en el Norte, esperábamos encontrar regimientos en harapos. Pero durante nuestras numerosas cabalgatas en los diferentes campamentos no hemos visto un solo hombre que no estuviese convenientemente vestido. Se esperaba poder distribuir las ropas de invierno antes del 1° de noviembre. El vestuario sería menos dispar.

      Pero la gran preocupación de los oficiales y los hombres es el armamento. Además del fusil Enfield, buen número de soldados tienen al menos un revólver y un gran cuchillo de caza: todo se ha cuidado minuciosamente. El precoz adiestramiento que reciben los hombres del Sur, quienes cazan zarigüeyas desde niños, apenas pueden sostener un fusil, les da destreza en el manejo de las armas y una seguridad en la puntería de eficacia poco común.

Capítulo anterior - Reclutamiento     

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:
Emagister guardará tu información para enviar comunicaciones publicitarias (via mail y teléfono) durante el uso del servicio. Podrás darte de baja en cualquier momento.
 


Cursos similares a Guerra de secesión Norteamericana. Documentos del conflicto (3/5)



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Guerra de secesión Norteamericana. Documentos del conflicto (1/5)
En este curso tendrás facilitados algunos documentos, previos a la guerra civil de... [14/06/11]
48  
2. Guerra de secesión Norteamericana. Documentos del conflicto (4/5)
La Guerra de Secesión americana fue un suceso inmensamente significativo para... [15/06/11]
30  
3. Guerra de secesión Norteamericana. Documentos del conflicto (5/5)
La Guerra de Secesión americana fue un suceso enormemente significativo para ... [17/06/11]
67  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail


¿Quieres recibir más cursos de Historia? ¡Son gratis!