12.176 cursos gratis
8.741.151 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

La gordura y el sexo. Entidades paralelas

Autor: Felix Larocca
Curso:
10/10 (1 opiniýn) |133 alumnos|Fecha publicaciýn: 10/10/2011
Envýa un mensaje al autor

Capýtulo 6:

 Engordar. Genes

Así engordamos…

Nuestros genes han cambiado muy poco durante la evolución. Estamos programados hereditariamente para el acumulo transitorio de grasa en nuestro cuerpo. Grasa que almacenábamos porque la Naturaleza lo permitiría para compensar por los períodos alternativos de escasez y abundancia.

elvyz presley

Confluencia de los instintos

Actualmente, en nuestro medio, sin períodos de escasez alguna; estamos rodeados de comestibles excesivamente grasosos y adulterados en demasía con la adición del azúcar. Esta forma de abundancia es factor que contribuye al avance de la epidemia de la obesidad en todas las edades.

Las respuestas condicionantes son increíblemente poderosas en lo que respecta a los alimentos: cuando se pasa frente a una máquina que vende golosinas y se ven las barras de chocolate, éste último se desea aunque no se tenga hambre lo mismo sucede si es que se observa en una revista.

Esas fantasías de comer la golosina apetecida viajan por las mismas rutas neurales en que transitan las fantasías sexuales.

Pero, de no verse, los chocolates y su consumo no entrarían en la mente.

Se sabe, como resultado de estudios de grupos de gemelos que el 50% de las adicciones de comida y drogas es combinación de factores genéticos y del entorno.

Lo que sucede, es que los genes envueltos entran en juego a niveles de actividad diferentes desde la divergencia de cómo distintas personas metabolizan las drogas o lo que comen; a diferencias tales como son la posibilidad de que algunas personas y no otras se encontrarán envueltas en comportamientos que indican riesgos.

En el caso de la obesidad, algunas personas, pueden estar a mayor peligro para el desarrollo del comer compulsivo porque son hipersensibles a las propiedades compensadoras de la comida.

Un estudio demostró que algunas personas obesas poseen una eficacia gustativa incrementada en respuestas provenientes de la boca, de los labios y de áreas localizadas en la lengua.

Para ellos, comer, puede ser mucho más placentero que ningún otro reforzador natural, incluyendo la actividad sexual.

Mientras que, para algunos, el éxtasis de la comida resulta en la acumulación enorme de libras, para otros, puede que se encuentre en otra actividad, igualmente placentera, como Carl G. Jung postulara cuando concibiera su principio de la confluencia de los instintos para explicarlo.

modelo

El ‘nuevo paradigma’

Capýtulo siguiente - La comida y la masturbación
Capýtulo anterior - El caso de Mario. Obeso

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a La gordura y el sexo. Entidades paralelas



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. Estudio sociológico del sexo. Sexualidad
En este curso de sexualidad examinaremos la evolución en la sociedad acerca del... [17/08/11]
84  
2. El hombre. Debilidades del sexo masculino
En esta lección, se exponen las debilidades del sexo masculino , pues, desde la... [29/08/11]
91  
3. La gordura: Cadena perpetua
Entra a este nuevo curso de salud, donde presentamos un interesante tema que abarca... [27/07/11]
56  

ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail