12.176 cursos gratis
8.741.989 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Fundamentos teóricos de la gestión de personal

Autor: Sonia Sescovich
Curso:
9,08/10 (12 opiniones) |5940 alumnos|Fecha publicaciýn: 11/11/2009
Envýa un mensaje al autor

Capýtulo 3:

 El contexto en que actualmente se desarrolla la gestión de personal (1/2)

A.-   La sociedad del conocimiento

El concepto de sociedad del conocimiento ocupa un lugar central en el análisis que actualmente predomina, tanto en el ámbito teórico de las ciencias sociales como en el ámbito más concreto y práctico de la formulación de políticas. Se trata de un concepto que puede dar cuenta de las transformaciones que se están produciendo en la sociedad moderna y, al mismo tiempo, ofrece una visión de futuro que permite guiar  la toma de decisiones y las acciones en el ámbito socio-económico.

La noción de sociedad de conocimiento nace en los años sesenta cuando se intenta explicar los cambios que ocurren en las sociedades industriales.

El sociólogo Peter F. Drucker, en el año 1959, pronostica el surgimiento de un nuevo estrato social de trabajadores del conocimiento y la tendencia creciente hacia la consolidación de una sociedad del conocimiento.

Este autor plantea, ya en esos años, que este  tipo de sociedad estará caracterizada por una estructura económica y social en la que el conocimiento va a adquirir preeminencia sobre las materias primas e, incluso, sobre el capital en tanto recurso productivo y que, por ello, será el factor determinante en la competitividad, la productividad y el crecimiento socio-económico. 

Desde el punto de vista conceptual es importante mencionar que la noción de sociedad del conocimiento no es la única empleada para describir este tipo de cambios sociales propios de la sociedad post-industrial. También se usan otras nociones como, por ejemplo, sociedad de la información,  sociedad red y sociedad del aprendizaje. Vamos a examinar esas distintas acepciones.

La noción de sociedad de la información se utiliza cuando el énfasis se coloca en los componentes tecnológicos de toda esta transformación social. En esta línea de análisis se plantea que la sociedad de la información implica un cambio significativo a nivel de la estructura del trabajo.

En esta acepción se intenta enfatizar la importancia y las consecuencias que tiene la información para el proceso productivo y sus efectos sobre el crecimiento económico, los mercados laborales, y sobre la educación y la capacitación.

Se sostiene que las relaciones laborales estables y altamente reguladas, que son características de la sociedad industrial, no son ya el punto de referencia, sino que las relaciones laborales hasta ahora consideradas atípicas -por ejemplo el trabajo parcial o el trabajo temporal-  son cada vez más frecuentes como también la rotación de las personas en el mercado laboral.

La sociedad red es un concepto  promovido por el sociólogo español Manuel Castells quien ha trabajado y aportado largamente en este tema.  Castells distingue entre los conceptos de información e informacional.  La primera se refiera al proceso de comunicación del conocimiento y esto ha sido fundamental en todas las sociedades.  En contraste, el término informacional se refiere al atributo de una forma específica de organización del trabajo en la que la generación, el procesamiento y la transmisión de la información se convierten en la fuente fundamental de la productividad y del poder.

En otras palabras, al utilizar el concepto de sociedad  red se destaca la importancia de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) y su utilización en los procesos económicos. 

Y esto conduce, a su vez, a resaltar la creciente importancia de los procesos educativos y formativos, los que, como nunca antes en la historia, son procesos que están condicionando la generación de valor y, por lo tanto, la productividad y la competitividad de las empresas.

Veamos ahora qué plantean aquellos que centran su análisis en lo que denominan sociedad del aprendizaje. Sostienen que, si bien en la situación actual es fundamental el uso y acceso a la información,  es más importante preocuparse de su gestión, lo que implica considerar las demandas específicas del desarrollo socio-económico de la sociedad. Pero sucede que esas demandas varían substancialmente de una sociedad a otra. En otras palabras, el conocimiento se edifica en la práctica diaria del individuo y es el resultado de sus necesidades, intereses y actitudes, según el contexto histórico, económico y social en que se desarrolla. Esto conduce necesariamente a la creación de un nuevo enfoque organizacional.

En la sociedad del aprendizaje, lo esencial, en definitiva, es el proceso a través del cual surge el conocimiento, más que el conocimiento en sí mismo.

Por último, e intentando hacer una paralelo entres estas diferentes concepciones, es interesante rescatar el aporte conceptual de la UNESCO en este ámbito. Este organismo, cuyo papel en el desarrollo de este tema es significativo, ha adoptado el término "sociedad del conocimiento", o su variante, "sociedades del saber", dentro de sus políticas institucionales. Lo que intenta la UNESCO en su análisis es incorporar una concepción más integral del concepto, que no se reduzca solamente a la dimensión económica. Por ejemplo, Abdul Waheed Khan, asistente del director general de la UNESCO, escribió en al año 2003: “…la sociedad del conocimiento no se puede ligar solamente a la innovación tecnológica… el concepto de “sociedad del conocimiento”  incluye una dimensión social, cultural, económica, política e institucional de las transformaciones….una perspectiva más pluralista….  En mi opinión es preferible el concepto de sociedad del conocimiento que el de sociedad de la información porque captura mejor la complejidad y el dinamismo de los cambios que han tenido lugar…. El conocimiento es importante no sólo para el crecimiento económico sino, también, para el empoderamiento y el desarrollo de todos los sectores de la sociedad….la educación y la formación… cualquiera sea su forma… juegan un rol fundamental en la nueva sociedad del conocimiento….en mi opinión, tanto en su sentido tradicional como en el nuevo y más amplio, la educación es la clave para generar una sociedad del conocimiento equitativa…quiero identificar dos relaciones que son clave entre las TIC (tecnologías de la información) y la educación en su sentido integral…primero, su uso en la educación y la capacitación, tanto formal como informal, permite crear una sociedad tecnológicamente alfabetizada…. en segundo lugar, el uso de las TIC en la educación y en la capacitación permite alcanzar metas…que no necesariamente tienen que ver con el desarrollo tecnológico en sí mismo…sino más bien con la satisfacción de la creciente demanda  por el aprendizaje y por el conocimiento…”

Esta confrontación entre diferentes concepciones nos conduce a reflexionar sobre otra dimensión que ha introducido la primacía del conocimiento. Nos vamos a referir a una consecuencia que tiene la primacía del conocimiento a nivel del orden social que rige las relaciones humanas.

La sociedad del conocimiento está caracterizada por una pérdida del peso que históricamente han tenido las tradiciones y las normas, entendidas como algo dado e inmutable. Por el contrario, la sociedad del conocimiento está marcada por la disposición a cuestionar las percepciones, las afirmaciones, los supuestos y las expectativas socialmente aceptadas.

Y esto genera una dinámica social que poco tiene que ver con las sociedades y las culturas que predominaron en etapas históricas anteriores. Los valores, las reglas  -e incluso las evidencias-  son cada vez más sometidas a procesos de reflexión y discusión, lo cual tiene como consecuencia el deterioro acelerado de las estructuras reguladoras y de poder tradicionales. Es decir, en la sociedad del conocimiento cobra fuerza la predisposición de poner en duda los supuestos, las normas y las reglas establecidas. De allí que la capacidad innovadora sea uno de sus elementos constitutivos.

Es decir, como sostiene Helmut Willke el sociólogo alemán que se ha dedicado al estudio de la sociedad post-industrial, la innovación pasa a ser, en la nueva sociedad, un componente cotidiano del trabajo.

Otro tema que es necesario abordar es el conjunto de consecuencias que el surgimiento de la sociedad del conocimiento tiene a nivel de las estructuras de trabajo y de empleo, tema relevante cuando se trata de la gestión de las personas. Y en este tema, el aporte más interesante, en mi opinión,  es el de Manuel Castells.  Sostiene este autor que en el nuevo tipo de economía, el trabajo se caracteriza, cada vez más, por una separación fundamental entre dos categorías. La primera es la que él denomina trabajo auto programable y, la segunda, la que denomina  trabajo genérico. El trabajo auto programable es el que desarrolla aquel trabajador que tiene la posibilidad de redefinir sus capacidades conforme va cambiando la tecnología y conforme él cambia a un nuevo puesto de trabajo. En estos momentos lo que la gente aprende, no sólo en la escuela, sino en la formación profesional, o en sus primeros años de vida profesional, queda obsoleto rápidamente, tanto desde el punto de vista de las tecnologías que se aprenden, como desde el punto de vista de qué tipo de empresa, qué tipo de gestión, qué tipo de mercado se toca. Se calcula que, en estos momentos, una persona que empieza su vida profesional, a lo largo de su vida cambiará, no ya de puesto de trabajo sino de profesión, más o menos cuatro veces. Y esta situación plantea un problema que va más allá de una simple cuestión de cualificación.

Lo cual quiere decir que sólo aquellas personas que sean capaces de redefinir permanentemente lo que tienen que hacer, volver a aprender, volver a entrar en el saber cómo se hacen las nuevas tareas, nunca se quedarán obsoletas.

En este punto hay que diferenciar entre lo que entrega la educación y las cualificaciones. Hoy día desaparece la cualificación rápidamente si las personas sólo cuentan con este tipo de habilidades, por bueno que sea el nivel que han obtenido. Si sólo manejan cualificaciones difícilmente podrán mantenerse actualizados. Lo que realmente importa, más que las cualificaciones, es una capacidad general educativa, un cierto nivel de cultura general, de capacidad de asociación, de saber cuáles son las cualificaciones que necesitas para las tareas que tienes que hacer, dónde buscarlas, cómo aprenderlas y cómo aplicarlas. Esto exige una redefinición, obviamente, del proceso de capacitación al interior de cada organización de trabajo. 

De esta manera,  la gestión del conocimiento consiste, en gran  medida, en la gestión estratégica de las capacidades intelectuales de los miembros de una organización.

En este sentido, es necesaria la participación activa, no sólo del departamento informático y del propio departamento de gestión del conocimiento, sino también del departamento de recursos humanos, responsable, entre otras cosas, de  potenciar una formación continua para sus empleados que resulte  coherente con los objetivos de la organización.

En conclusión. Esta nueva visión del trabajo y de su gestión que impone la sociedad del conocimiento va a implicar, en definitiva, una gestión del personal acorde con las nuevas exigencias. La sociedad del conocimiento requiere, como nunca antes, una gestión de personal innovadora y audaz.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a Fundamentos teóricos de la gestión de personal



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. Mejora la gestión de Recursos Humanos
Lo más importante que tiene una empresa está formado por las personas que trabajan... [27/09/07]
10.999  
2. Implementar gestión de cambio empresarial. Consejos
En la actualidad todas las organizaciones deben ser edificadoras de oportunidades... [13/02/12]
12  
3. Desarrollo de la gestión de talento humano en la empresa
De acuerdo a la situación actual del mercado, se ha podido establecer que el... [13/02/12]
9  

ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail