12.176 cursos gratis
8.742.278 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Fotografía y retrato. Ensayo (1/2)

Autor: Pedro Taracena
Curso:
8,89/10 (9 opiniones) |18470 alumnos|Fecha publicaciýn: 09/06/2009
Envýa un mensaje al autor

Capýtulo 13:

 Fotografiar a Narciso

Para todo fotógrafo es un reto tomar imágenes de un modelo de la forma más natural posible. La cámara supone un elemento de agresión a la persona a fotografiar. Si el profesional de la imagen no dota de armas de defensa al modelo, es difícil plasmar lo auténtico, genuino y espontáneo de la persona retratada. Sobre todo si el fotógrafo huye de las poses repetidas, comerciales, tópicas y típicas. El modelo presenta ante el objetivo una serie de prejuicios, temores, desconfianzas, rechazos y falta de autoestima. Casi nadie se siente fotogénico y todos salimos mal en las fotos. Cada modelo se ha ocupado a lo largo de su vida de matar al Narciso que cada uno lleva dentro. No obstante, todo fotógrafo que se precie debe dominar el complejo mundo del retrato, tanto la técnica como otras estrategias humanísticas; Creando un mundo de libertad, confianza y complicidad; Fomentando el reconocimiento mutuo con el modelo; Transmitiendo permanentemente toda imagen que el profesional contempla a través del visor de su cámara; alejándose del plató o estudio convencional; transformando las técnicas de Marketing en herramientas humanísticas orientado más hacia el arte y menos hacia el comercio. Mayor humanidad y menos puestas en escena vacías de contenido. Cuerpos sin vida.

Esta introducción es un pretexto para contar mi experiencia como fotógrafo en este campo. Cuando por primera vez me encontré ante un modelo narcisista confeso y convicto, todos mis planteamientos para abordar una sesión fotográfica, se tambalearon. Después de la primera entrevista, acudí sin dudarlo a las fuentes de información que me proporcionaba la mitología clásica. Al fin cuando abordé la sesión, tuve la certeza que tenía la oportunidad de retratar al mismísimo mito griego. Estaba ante mí, dispuesto a mostrarse tal cual vive todavía, como uno de las grandes realidades. Comenzada la sesión, apenas tuve que diseñar pequeños retoques de luz y variar algunos grados en las tomas del gran angular.

Cada secuencia de aquel evento fueron apuntes de una lección magistral. Donde el fotógrafo era el alumno del modelo. Sin necesidad de la más mínima indicación, el Narciso se asomaba a través de su propia mirada, la expresión de su boca y los primeros planos de su rostro. Afirmando su presencia, acomodándose a la cámara que apenas tenía que capturar aquellas improntas como imágenes acabadas con toda riqueza de matices. Deseo irrenunciable e innegable del Narciso que moraba en el modelo. Las posturas de músculos, brazos, piernas y busto, posaban ante el objetivo de la cámara como ante un espejo. El Narciso se contempla ante sí mismo y así se muestra ante los demás. Sin pudor, ausente de prejuicios, libre, enamorado de sí mismo y rechazando los amores de los demás. El Narciso representa la reafirmación del ego más puro. La autoestima y la libertad más absolutas. Sólo rinde cuentas a él mismo. Fuera de él no hay belleza y tampoco admite que sea otro quien reconozca su singularidad. Él es suficiente para reconocerse y amarse. Es el perfecto auto retratista. El fotógrafo no tiene que esforzarse en extraer el Narciso que todos llevamos dentro, éste surge en el primero de los planos, se sitúa en la escena y ya jamás la abandonará. Treinta y seis secuencias fueron demasiadas para retratar al personaje mítico, porque una de ellas es suficiente para reconocer al Narciso con todo su esplendor. El narcisismo ha sido tratado desde el punto de vista social y psicológico, como se refleja en el preámbulo de este trabajo, pero en el campo de la fotografía es un aspecto apasionante, quizás, poco explorado. Como enamorado de la fotografía, más aún, como retratista, considero un hito en mi carrera haber logrado fotografiar al mito de Narciso. El agua de aquella fuente mítica, ha sido remplazada por mi cámara y allí, el mito sigue viviendo.

Este mismo trabajo se lo envié al modelo narcisista y ésta fue su respuesta: ¿Te has inspirado en el Narciso que conoces o es simple inspiración? Me ha parecido bien, sólo que el Narciso del que te hablo sería incapaz de quitarse la vida, está demasiado enamorado de sí mismo.

Un fuerte abrazo.
Narciso.

Capýtulo siguiente - Tensión fotográfica
Capýtulo anterior - Narcisismo

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a Fotografía y retrato. Ensayo (1/2)



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. Fotografía y retrato. Ensayo (2/2)
Fotografía y retrato, la tecnología ha propiciado que la fotografía sea de uso... [16/06/09]
2.691  
2. Fotografía digital. Fotografía submarina
Todo el mundo siente fascinación por la vida submarina. Alguna vez hemos pensado en... [02/09/08]
5.222  
3. Fotografía digital
Queramos o no cada uno de nosotros tiene un pasado que influye en el que hacer... [27/04/05]
158.605  

ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail