12.176 cursos gratis
8.741.178 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Fobia social infantil. Trastornos de ansiedad

Autor: Centre Londres 94
Curso:
10/10 (1 opinión) |523 alumnos|Fecha publicación: 13/08/2010

Capítulo 9:

 Fobia social infantil. Neuropsicología

La relación entre la disfunción de algunas funciones cerebrales y la ansiedad es recíproca; aquella provoca ansiedad, y ésta influye a su vez en el funcionamiento neurocognoscitivo: atención, memoria y algunos aspectos del lenguaje. Se ha dado una especial importancia a la influencia del lenguaje - o segundo sistema pavloviano de señales – en la génesis de la ansiedad social. Niños con perturbaciones del mismo se muestran socialmente inhibidos, tímidos, miedosos y aislados con mayor frecuencia que los no afectados, identificándose como pacientes con trastornos de evitación. Un grado máximo de gravedad lo constituiría el mutismo electivo, - trastorno que interfiere en extremo en todos los aspectos vitales y al que se ha considerado como una forma de ansiedad social. También se ha propuesto por Voeller y col. (1990) que uno de los determinantes primarios de las inhabilidades sociales lo constituiría la disfunción del hemisferio derecho, observada a través de signos neurológicos. Posteriormente otros autores (Semrud-Clikeman y Hynd, 1990) subrayan los déficits neuropsicológicos basados en la comunicación afectiva no verbal y proponen el término "incapacidad de aprendizaje emocional-social" para los niños con estos trastornos.

Clínicamente es de gran interés conocer el efecto de los diversos déficits neuropsicológicos en el desarrollo de síntomas de ansiedad en el niño y en el cambio y transformación de los mismos a través del tiempo en que aquel se desarrolla durante las etapas posteriores de la vida..

Psicofisiología

Los estudios psicofisiológicos de la respuesta al estrés en los niños son limitados, pero sugieren una continuidad con los hechos observados en adultos, apoyando la existencia de bases biológicas en la ansiedad de la infancia. Se ha investigado la vulnerabilidad del sistema simpático en los niños con "inhibición de conducta" (Kagan y col., 1988), encontrando una elevada frecuencia cardiaca que aumenta ante el estrés, sin habituación al mismo como sucede en los niños no ansiosos. En poblaciones no clínicas de adolescentes "con ansiedad ante pruebas" (test-anxious) mantienen una alta frecuencia cardiaca y aumento de la presión sistólica, sin variabilidad a lo largo de la tarea ansiogena. Aún no se han identificado diferencias específicas, si las hubiera, ante los diversos trastornos de ansiedad, tal y como se clasifican en la actualidad.

Modelos animales

Darwin (1872) fué el primero en explorar sistemáticamente las analogías entre las respuestas emocionales en las diferentes especies, y aporta ejemplo de éstas, en las reacciones de miedo entre otras, en su libro The expression of emotions in men and animals.

Los modelos animales pueden ayudar a clasificar los riesgos genéticos y ambientales a través de períodos claves del desarrollo que conducen a la completa expresión del síndrome de ansiedad en el niño, joven y adulto. Se han dirigido, entre otros aspectos, a estudiar las conductas de vínculo y el estrés asociado a la separación. Los modelos animales pueden ser útiles para conocer el substrato neurobiológico de los períodos críticos en los que aparecen las conductas de ansiedad. Kalin (1993) en estudios con primates describe los estadios en los que se incrementan las respuestas de miedo como vocalización y activación, seguidas de inmovilidad para evitar la detección, y gestos hostiles en sus formas más extremas.

Extrapolando de la filogénesis a la ontogénesis, estas respuestas de ansiedad corresponden a la maduración del cortex prefrontal, amigdalar e hipotálamo, que sucede en el hombre, entre los 7 y 12 meses, lo que coincide con la aparición de la “ansiedad al extraño” descrita por Sptiz.

Los modelos animales ofrecen también interesantes aportaciones sobre la significación neuroevolutiva y etológica de ciertos síntomas propios de la fobia social como el enrojecimiento y la aversión de la mirada - o bajada de párpados - como reminiscencias de manifestaciones de apaciguamiento dirigidas "al enemigo" que se consideran propias de miembros sociales subordinados o individuos jóvenes. Culturalmente y ya en la especie humana, se observarían más en niños - a veces en mujeres - disminuyendo con la edad, al ser sustituidas por otras manifestaciones más elaboradas (Stein y Bouwer, 1997).

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a Fobia social infantil. Trastornos de ansiedad



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. La ansiedad infantil
Es frecuente que, como adultos, neguemos la posibilidad de depresión y ansiedad en... [15/11/05]
30.067  
2. Trastornos. Lenguaje infantil
Un buen lenguaje es importante para cualquier persona ya que a través de este el... [18/07/11]
86  
3. Trastornos del lenguaje. Tartamudez (disfemia infantil)
El presente curso introduce las posibles causas, síntomas, y etapas de los... [04/03/11]
308  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail