12.176 cursos gratis
8.741.207 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Fobia social infantil. Trastornos de ansiedad

Autor: Centre Londres 94
Curso:
10/10 (1 opiniýn) |523 alumnos|Fecha publicaciýn: 13/08/2010

Capýtulo 6:

 Fobia social. Factores psicosociales

Temperamento y rasgos de personalidad influirán en las relaciones del niño con sus compañeros (pares), con adultos y familiares, y a la vez van a ser influidos por ellos. Para muchos autores se centran en esta situación importantes factores etiopatogénicos. Las escasas habilidades para mantener amigos derivada de la ansiedad social provocan malestar en situaciones de interacción y aumentan las dificultades de relación. Se sienten rechazados y relegados por sus pares. Estas experiencias son recordadas por muchos fóbicos sociales adultos como vividas en su infancia. Vernberg y col (1992) observan también estas relaciones causales recíprocas en adolescentes que sufren ansiedad social.

La interacción con los padres tiene fundamentos genéticos y de la propia personalidad de los mismos. En los primeros años de la vida son los padres quienes proponen, o no, oportunidades de relación social a sus hijos. Finni y Russell (1988) observan que las madres de niños poco aceptados por sus compañeros en el grupo proveen a sus hijos de escasas estrategias para incluirse e interaccionar en estos grupos, en relación a las de los niños que son considerados "populares". Messer y Beidel (1993) describen ambientes familiares más restrictivos en los niños con estos trastornos de ansiedad.

Reiss (1991) propone que la “sensibilidad a la evaluación social negativa” – constructo que se apoya en ciertas evidencias empíricas – está provocada por los padres por medio de actuaciones que modelan en gran parte el comportamiento de sus hijos, e incrementan las reacciones de ansiedad ante situaciones de evaluación social que son vividas como estresantes y por ello evitadas.

Estos factores actuando en un niño con "inhibición de conducta" y vinculación insegura, que presenta bajo umbral para la activación fisiológica ante estímulos de ansiedad, generan a las primeras manifestaciones de ansiedad social. Las restricciones en la relación con los compañeros conducen a las dificultades en la consecución de habilidades sociales que son básicas para las relaciones interpersonales. Las habilidades sociales deficitarias producen generalmente expectativas y atribuciones negativas sobre la propia competencia y expectación ansiosa ante nuevas interacciones, lo que mantiene la fobia social. Se constituiría así un círculo de interrelación que actuaría tanto a través de ambos modos de condicionamiento como del aprendizaje social, desarrollándose ya a través de estas primeras edades de la vida, en la familia y en el medio académico y extraescolar.

Todos estos procesos se hacen más relevantes en la adolescencia, no solo por ponerse en evidencia todos los descritos que se han ido sucediendo en los años previos, sino por las particulares características de esta etapa vital. La pertenencia a un grupo y la aceptación por el mismo, así con las primeras relaciones heterosexuales adquieren en estos años especial importancia. Las preocupaciones por la evaluación a que le sometan los demás constituyen su centro de interés, porque el joven construye con esta valoración, en gran parte, su autoestima e identidad. Es pues un terreno abonado para la aparición de los primeros síntomas clínicos de fobia social, y de otros trastornos que esta provoca directamente (depresión, fracaso académico), o como defensa en un intento desadaptativo de neutralizarla (abuso de alcohol, drogas o trastornos del comportamiento). Pero junto a esto es importante tener en cuenta que por ser lo reseñado característico de esta etapa, precisan diferenciarse de comportamientos propios de esta edad, pasajeros, y que no deben diagnosticarse en esta categoría nosológica específica.

Respecto a la fobia social específica se ha considerado que se adquiere por experiencias directas de condicionamiento y, con la misma frecuencia, por experiencias vicarias o por la transmisión de información. El hecho de que algunos individuos no recuerden un inicio de la fobia de este tipo se atribuye a la posibilidad de que aparezcan – aunque en menor número – de una manera insidiosa sobre el fondo de la ansiedad social.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a Fobia social infantil. Trastornos de ansiedad



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. La ansiedad infantil
Es frecuente que, como adultos, neguemos la posibilidad de depresión y ansiedad en... [15/11/05]
30.067  
2. Trastornos. Lenguaje infantil
Un buen lenguaje es importante para cualquier persona ya que a través de este el... [18/07/11]
86  
3. Trastornos del lenguaje. Tartamudez (disfemia infantil)
El presente curso introduce las posibles causas, síntomas, y etapas de los... [04/03/11]
308  

ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail