12.176 cursos gratis
8.741.914 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Fobia y ausencia escolar

Autor: Centre Londres 94
Curso:
10/10 (1 opiniýn) |236 alumnos|Fecha publicaciýn: 15/04/2010

Capýtulo 4:

 Agorafobia y síndrome de fatiga crónico

El desorden esencialmente adulto de agorafobia se caracteriza por las dificultades de salir, viajar, y entrar en lugares donde el escape es difícil, (como los trenes, autobuses, ascensores, y las tiendas). Hay una tendencia a confiar en la compañía de amigos y parientes porque su presencia parece reducir su ansiedad. La agorafobia es una complicación del desorden de pánico que consiste en ataques de ansiedad severos y regulares. Sin embargo, la agorafobia ocurre a menudo sin el desorden de pánico, esto es porque hay alguna predisposición de personalidad, como anteriormente con la fobia escolar.

Transponiendo los rasgos de agorafobia del adulto a la niñez e imaginando cómo afectaría a los niños, el resultado es muy parecido a lo que se observa con algunos niños con fobia escolar. El que no viaja, quién no puede entrar en una asamblea escolar, que es temeroso de patios de recreo, y quién confía en sus padres excesivamente para el consuelo y seguridad. Un elevado número de casos de adultos con agorafobia, de niños habían presentado fobia escolar. Los niños de mujeres agorafóbicas más probablemente tienen fobia escolar.

¿Qué es el SÍNDROME DE FATIGA CRÓNICO?

El síndrome de fatiga crónico, afecta a los niños de manera parecida al síndrome de la mascara. Dónde hay ausencia escolar y síntomas físicos sin cualquier causa orgánica clara. En sí mismo, quedándose en casa, y sin hacer ejercicio físico, puede llevar a un estado de fatiga persistente y debilidad. Esto sugiere que aquéllos terapeutas que defienden la rehabilitación activa y que hacen que el niño vaya a la escuela, (tratando el problema como la fobia escolar), tengan un acercamiento correcto.

¿Cuál es el resultado?

Existen muchos estudios de niños fóbicos escolares. El resultado es que muchos de los pacientes requieren un tratamiento extenso para la enfermedad psiquiátrica, principalmente con ansiedad y depresión. Muy pocos de los casos presentan desórdenes afectivos severos. Después del tratamiento casi todos quedan libres de estos problemas, pero también hay a quiénes les persisten síntomas fluctuantes y de deterioro social.

¿En qué dirección va el tratamiento?

El objetivo principal es provocar un retorno temprano a la escuela porque muchos de los síntomas de ansiedad y depresión disminuyen o desaparecen cuando la asistencia escolar se regula.

La dirección del tratamiento de los desórdenes psiquiátricos asociados dependerá de cuáles sean. Explicados todos ellos con mucha atención en los capítulos específicos.

¿Qué SUGERENCIAS podemos dar a la familia?

El contacto regular con los padres es importante, solos o con el niño afectado y otros miembros de la familia, cuando sea apropiado. Puede ser difícil de persuadir a los padres de la necesidad de provocar un retorno temprano a la escuela.

Las razones que usan los padres son los maestros, doctores, u otros dicen que el niño está enfermo para ir a la escuela y debe tratarse primero. O ellos creen que hay un poco de enfermedad física como para ir. Todo esto debe identificarse y resolverse antes de que el niño vuelva. Es menos común, que los padres piensen que algo va mal en la escuela y que el niño no debe regresar hasta que esto pase.

El proceso de aconsejar a los padres es ayudarlos a desengañarse y afianzar su cooperación. Cuando los padres preguntan por el diagnostico de la enfermedad física, la condición se llama el síndrome de la mascarada. Es importante que los padres acepten que la fobia escolar puede tomar un poco de tiempo. Los padres deben proporcionar apoyo al niño. Si es necesario acompañando al niño a la escuela. Los padres son los determinantes para restaurar asistencia escolar normal y la resistencia empieza a disminuir.

Se pueden usar técnicas a lo largo del tratamiento, de modificación de conducta de los padres reduciendo su sobreprotección y sosteniendo su resolución, para que el niño consiga señales consistentes y respuestas de los padres que sean de ayuda al niño para restaurar su asistencia escolar normal.

¿Cómo AYUDAMOS AL NIÑO?

Es importante intentar conseguir la cooperación del niño en el regreso a la escuela. Con sesiones individuales regulares puede ser útil para lograrlo. Puede haber hostilidad franca inicialmente, con el rehúso del niño para cooperar de forma alguna. La situación normalmente mejora con el tiempo, y si el niño se implica, le puede ayudar comprometerse en cuando y cómo piensa volver a la escuela.

¿CUÁLES SON LOS MÉTODOS MÁS ADECUADOS?

El acercamiento conductual puede asegurar el retorno a la escuela, da ayuda a los padres y maestros, respondiendo apropiadamente al problema de fobia escolar con éxito. Un acercamiento cognitivo-conductual mejora significativamente la asistencia escolar, y reduce el disgusto emocional. Así, tanto los métodos educativos, como los cognitivos y conductuales, son eficaces y favorecen el retorno escolar y disminuyen los síntomas asociados.

¿Se hace MEDICACIÓN?

Alguna medicación ansiolítica puede ser útil en las fases iniciales de reintroducir un niño a la escuela. No hay evidencia de que la medicación tricíclica antidepresiva solucione terapéuticamente a los métodos clínicos y psicológicos de dirección mencionados previamente. Así, no se recomienda la medicación ya que el tratamiento psicológico disponible es más seguro.

¿Qué tipo de centros y escuelas se recomiendan?

- El cambio de escuela se sugiere a menudo como un medio de superar la fobia escolar.

Raramente tiene éxito porque se levantan los mismos problemas en la nueva escuela, y ni maestros, ni otros compañeros han conocido al niño afectado bajo las circunstancias más normales.

- A veces los centros educativos especiales tienen disponible un transporte escolar que puede admitir al niño durante unas semanas o meses en una base diaria. Esto sólo se recomienda cuando todos los esfuerzos por llevar el niño a su escuela han fallado. Las unidades especiales normalmente tienen pocos niños y mayor proporción de personal.

- Si el tratamiento individual, solo o combinado con una colocación al centro de día, no tiene éxito, la admisión a un centro residencial puede ser de ayuda. Este servicio psiquiátrico puede ser de base semanal y que el niño pase los fines de semana en casa.

Si el niño acepta esta propuesta los síntomas de perturbación emocional y las dificultades psiquiátricas asociadas pronto mejoran, y es más fácil planear el retorno a la escuela.

- Será útil hacer terapia familiar, aprendizaje de habilidades sociales, psicoterapia, y modificación de conducta. Provocar la separación de la familia con la admisión del centro parece tener un efecto beneficioso, y ayuda al proceso de rehabilitación del niño.

- Raramente se habla de una escuela de internos, como una solución definitiva al problema. Sin embargo, ésta puede ser la única respuesta cuando las circunstancias de la casa lo garantizan (por ejemplo, cuando hay enfermedad mental o física en los padres).

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a Fobia y ausencia escolar



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. Fobia social infantil. Trastornos de ansiedad
La fobia social infantil está ligada al trastorno de ansiedad . Con este curso... [13/08/10]
523  
2. Rechazo escolar en niños y adolescentes
Rechazo escolar en niños y adolescentes , en este curso se detalla el término... [16/04/10]
411  
3. Fracaso escolar. Prevención
Con este curso aprenderás sobre el nuevo método para la prevención del fracaso... [30/08/10]
344  

ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail