12.170 cursos gratis
8.784.303 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Filocalia. La Oración de Jesús

Autor: Agustín Fabra
Curso:
10/10 (1 opiniýn) |207 alumnos|Fecha publicaciýn: 20/07/2011
Envýa un mensaje al autor

Capýtulo 3:

 Componentes de la oración

La fórmula que, entre diversidad de frases, va imponiéndose con el correr de los años es: Señor Jesús, Hijo de Dios, ten piedad de mí, pecador. Sus elementos se pueden encontrar en la Sagrada Escritura.

Así, en la oración de los dos ciegos: "¡Ten piedad de nosotros, Hijo de David!" (Mateo 9, 27). En el ruego de la mujer cananea: "¡Ten piedad de mí, Señor, Hijo de David!" (Mateo 15, 23). En el pedido del padre del epiléptico: "Señor, ten piedad de mi hijo" (Mateo 17, 15).

En la oración de los diez leprosos: "!Jesús, Maestro, ten piedad de nosotros!" (Lucas 17, 13). También en la oración del ciego de Jericó, que San Marcos llama Bartimeo, que clama: "¡Hijo de David, Jesús, ten piedad de mí!" (Marcos 10, 47-48; Lucas 18, 38-39).

Un caso aparte, pero con toda probabilidad vinculado al surgimiento de la oración a Jesús, es la prototípica oración humilde del publicano aspirando a la misericordia divina: "¡Oh Dios! ¡Ten compasión de mí, pecador!" (Lucas 18, 13).

En una ocasión, San Juan Crisóstomo, sostenía: "Resulta sumamente importante saber cómo debemos rezar. ¿Cuál es la forma correcta? La podemos aprender del publicano; y no tengamos vergüenza de tener como maestro a uno que ha dominado el arte tan bien que unas pocas simples palabras fueron suficientes para que obtuviera perfectos resultados... Si rezas como él lo hizo tu oración será más liviana que una pluma.

Pues si este modo de orar justificó a un pecador, ¿cuánto más fácilmente elevará a un hombre justo a las alturas?". En los dichos de Ammonas, probablemente discípulo de San Antonio, hay un consejo en el que dice: "permanece en tu celda, come un poco cada día y lleva siempre la palabra del publicano en tu corazón. De este modo te salvarás".

También Martirio, Obispo sirio de Bet Garmai, conocido igualmente como Sadona (s. VI), en su Libro de la perfección resalta el valor ejemplar de la oración del publicano en la necesaria práctica de la auto-acusación ante Dios y en la humildad de corazón. oración; la gracia, la devoción y el tiempo harían el resto.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a Filocalia. La Oración de Jesús



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. La Filocalia. Un pequeño estudio
Pequeño estudio sobre la Filocalia , que ofrece una siempre interesantísima... [28/04/11]
186  
2. Religión. El poder de la Oración cristiana
La comunicación directa entre Dios y el hombre es la oración. Orar es... [04/02/11]
711  
3. Jesús y la samaritana. Religión
Hablamos sobre la historia de la Biblia de Jesús y la samaritana , siendo ella... [02/09/11]
31  

ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail