12.170 cursos gratis
8.769.567 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

La familia cristiana

Autor: Agustín Fabra
Curso:
10/10 (1 opinión) |901 alumnos|Fecha publicación: 22/07/2010
Envía un mensaje al autor

Capítulo 5:

 La dignidad de la procreación

Dios ha confiado el don de la vida al hombre y a la mujer, quienes han de tomar consciencia de su inestimable valor y asumir sus responsabilidades. Para ello el cristiano no puede olvidar estos principios fundamentales:
1.- La transmisión de la vida humana ha de realizarse en el ámbito del matrimonio, como fruto y signo de la entrega personal de los esposos, de su amor y fidelidad mutua.
2.- Ha de realizarse mediante los actos específicos y exclusivos de los esposos, según las leyes inscritas en sus personas y en su unión.
3.- Todo ser humano tiene el derecho de ser concebido, llevado en el seno, dado a luz y educado dentro del matrimonio. Sólo así él podrá descubrir su identidad y madurar su formación humana.
Hoy en varios países se intentan experimentos nuevos para conseguir la concepción del ser humano fuera del matrimonio y sin la unión sexual del hombre y de la mujer (fecundación e inseminación artificial, maternidad por encargo, etc.). ¿Acaso podemos dar a esos experimentos algún valor moral y cristiano?.

La fecundación en probeta con semen del propio esposo o de otro hombre es moralmente ilícita, pues ofende la dignidad de la procreación y de la unión conyugal. El acto de amor conyugal es el único lugar digno de la procreación humana.
La fecundación por medio de la inseminación artificial de una mujer con el semen de un donador diferente del esposo, o la fecundación de un óvulo proveniente de otra mujer, es gravemente deshonesta. Es contraria a la unidad del matrimonio, a la dignidad de los esposos, a la vocación propia de los padres y al derecho del hijo a ser concebido y dado a luz en el matrimonio y con los actos humanos propios de los esposos.
La fecundación por medio de la inseminación artificial con el semen del propio esposo es también moralmente reprobable. En efecto, rompe la conexión de la unión conyugal. Una fecundación realizada fuera del cuerpo de los esposos, es privada del significado y de los valores que se expresan en la unión de las personas humanas.
La maternidad por encargo es gravemente deshonesta. Es contraria a la unidad del matrimonio, a la dignidad de la procreación y a la maternidad responsable. Ofende también la dignidad del hijo y su derecho a ser concebido por sus propios padres.
La inseminación artificial dentro del matrimonio puede ser lícita y aceptable, sólo cuando la intervención técnica no substituya el acto conyugal, sino más bien lo facilite y lo ayude de manera que pueda conseguir su fin natural.
El sufrimiento por la esterilidad de los esposos es comprensible y merece respeto. El hijo no es un derecho o un objeto de propiedad, sino un dos de Dios por medio del matrimonio. El hijo debe ser fruto del acto de amor total de sus padres. Y si la esterilidad persiste siempre nos queda el camino de la adopción.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a La familia cristiana



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Consejería cristiana
La Consejería cristiana estudia el comportamiento del hombre y los factores que... [06/08/08]
2.410  
2. Vida y muerte. Perspectiva cristiana
¿Por qué tenemos tanto miedo a la muerte cuando, según las palabras de Jesús ,... [30/07/10]
565  
3. Educación cristiana en niños y adolescentes
¿Quieres una educación cristiana para tus hijos? Aprende con este curso a... [07/05/10]
1.289  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail