12.212 cursos gratis
8.329.778 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Evolución de la moda en el siglo XX

Autor: Mariana Hernandez
Curso:
7,33/10 (3 opiniones) |2983 alumnos|Fecha publicación: 14/09/2006
Envía un mensaje al autor

Capítulo 5:

 1920-1940

El estilo europeo se resiste ante la sombra de la primera guerra mundial. El arte volvió a nutrir el ánimo del pueblo, estamos ante el predominio del café como centro de reunión y entrega bohemia, ante el capricho del surrealismo que transforma las tradiciones y propone curiosas obras literarias y cinematográficas. De igual forma, liberados por el terror de la muerte, los europeos buscan la vida que se ofrece en el tango, el charleston, y el jazz, la música y el cine cubren el ocio de las horas libres a la vez que recrean diferentes tipos de vida y costumbres.

La moda del cigarro permitió que la mujer adoptara actitudes atractivas. El Humo del tabaco que dibuja el perfil femenino significa iniciativa para el juego de la seducción. Después de la guerra, la mujer francesa ganó internacionalidad, el mundo terminó por apuntarla como centro y objeto de la moda. El brillo de París atrajo lo cosmopolita, pues en los principales centros de reunión, ya fueran cafés, teatros, carreras automovilísticas o las prestigiadas casas de moda, aparecieron bellezas norteamericanas, inglesas, italianas incluso españolas.

La creación reservada a algunas clientas escogidas se transformó en provecho de un gran público de confeccionadores de ultramar, por lo que la alta costura se convirtió en un laboratorio. El sistema tradicional, basado en el modelo único que terminaba por imponerse en el gusto elitista por un tiempo indefinido, se fragmentó en pos de la innovación. Los desfiles de moda no ofrecían unos cuantos modelos, sino vastas colecciones que permitían al cliente elegir el atuendo más original, según los cánones de la moda.

El vestido de este período se definió por corto, liso y cuadrangular, tal como lo apreció Colette. Para compensar el volumen de las caderas y el busto, se empleó la faja para disimular toda opulencia. La línea predominó en el gusto de los diseñadores. La construcción matemática sacaba partido de materiales cuya calidad era irreprochable: crespón grueso, muselina de seda, terciopelo o raso. La llamada arquitectura de la costura porque las creaciones tenían el rigor de un plano. Sin embargo, la mujer reducida a un esquema geométrico aparece muy sofisticada y provocativa ante la mirada atenta de sus admiradores. Por primera vez, desde el siglo XVIII, se maquilla y lo hace de la manera más ostentosa y artificial: los ojos sombreados, las cejas depiladas y redibujadas con líneas curvas, las mejillas con dos círculos rojos y la boca bien marcado con el bilet o "barra de color" como se llamó a los primeros lápices labiales.

Surgen nuevas casas de moda (Vionnet, Patou, Molineaux y Schiaparelli) entre las que destaca la firma Chanel. La aparente discreción del estilo Chanel le ganó la popularidad, quizá porque los diseños parecían fáciles de imitar para los modistos advenedizos. Uno de sus mayores logros consistió en encontrar el punto de equilibrio adecuado para la mujer francesa. La indumentaria chanel permitía asistir a la oficina y de allí pasar al espectáculo sin perder la proporción. Dos elementos para el atavío femenino siguen estando muy de moda en la actualidad; es decir, el color negro como distinción de elegancia y discreción y la comodidad incondicional del suéter. La simplicidad brillante del estilo chanel logró que las mujeres parecieran mozos de hotel, entonces las cubrió con alhajas para significar que aun dentro de la monotonía la mujer conservaba todo su encanto.

La invención de las fibras textiles sintéticas como el rayón , nylon y tergal ofrecieron la posibilidad de estar a la moda a un bajo precio. El beneficio para la mujer de escasos recursos fue incalculable por lo que los diseñadores aceptaron y aprovecharon las posibilidades creativas de las nuevas telas.

La vestimenta del hombre continuó gris, opacada por la profusión de la moda femenina. Al traje sastre se le añadió la corbata y a la corbata se le añadió el traje sastre. Y curiosamente fue el hombre quién empezó a preguntarse sobre la moda femenina, por ejemplo: Jean Cocteau comentó: "La moda muere muy joven y esto la ilumina con una especie de fosforescencia. Está condenada desde su nacimiento. Muerta en vida ".

Afortunadamente la fosforescencia sentenciada por el escritor sigue sin extinguirse hasta nuestros días, y hacia la década de los sesentas, como podremos constatar, cobrará un brillo e intensidad especiales.

Capítulo anterior - El fin de siglo

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:

Al presionar "Recibir" estás dándote de alta y aceptas las condiciones legales de mailxmail

Cursos similares a Evolución de la moda en el siglo XX


  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Cómo estar a la moda (hombre o mujer)
Curso de cuidados personales como lo es el vestuario adecuado para todos los días ,... [04/08/04]
30.184  
2. Consejos para vestir según tu cuerpo
Es un curso para personas que no saben como verse bien y que les cuesta trabajo... [05/08/05]
85.020  
3. Tu imagen habla por ti
La imagen siempre es importante,tanto en el trabajo como en la vida diaria.... [09/11/05]
31.083  

Capítulos del curso


¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail


¿Recibir novedades de Moda? ¡No te costará nada!