12.176 cursos gratis
8.742.098 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

El euro

Autor: Adriana Guevara
Curso:
10/10 (1 opiniýn) |6304 alumnos|Fecha publicaciýn: 27/12/2004
Envýa un mensaje al autor

Capýtulo 11:

 Sistema monetario europeo

En el presente  capítulo se presentará la formación de la zona de estabilidad monetaria  europea,  conceptos básicos, objetivos y funcionamiento del   sistema de tipos de cambio fijos entre los  países de la unión, bautizado Sistema Monetario Europeo SME.

 La retórica citada a continuación se ha tomado en su  mayoría de los textos, revistas y documentos citados en las Referencias Bibliográficas, con algunos aportes e interpretaciones de la autora.

 CONCEPTOS BÁSICOS

 La teoría moderna elemental enseña que en una economía, el dinero desempeña tres funciones básicas:  sirve como medio de cambio, unidad de cuenta y reserva de valor.  Como medio de cambio se utiliza para el canje directo de monedas y como vehículo para realizar canjes indirectos entre otras dos monedas en operaciones de comercio exterior y transacciones internacionales de capital.  Como unidad de cuenta, se emplean para la facturación del comercio de mercancías, para valorar las transacciones financieras y para definir la paridad del tipo de cambio.  Como reserva de valor, los agentes privados la emplean cuando eligen   sus activos financieros.

 En un entorno internacional la elección de monedas depende primordialmente de las fuerzas de mercado y los acuerdos internacionales; implicando la inercia ocasionada por los costos del cambio de monedas.  De este modo el predominio de una moneda sobre otras se basa en las funciones del dinero, así como en su función de transmisión de información sobre precios relativos,  su utilidad depende en parte, de la cantidad de personas que la utilicen.  

Para que una moneda se use a nivel internacional se requieren varios factores.  Primero debe  haber confianza en su valor y, por ende,  en la evolución de la inflación del país emisor.  Para que una moneda sirva como unidad de cuenta y medio de cambio internacional  debe  tener un valor estable, es decir, su precio, en relación con otras monedas, debe ofrecer  suficiente información a lo agentes económicos, ahorrándoles la necesidad  de realizar costosas investigaciones.  Segundo, debe haber confianza en la estabilidad política del gobierno emisor.  Tercero, el país emisor debe poseer mercados financieros libres de controles, amplios (que se utilice una amplia variedad de instrumentos financieros) y profundos (que existan  mercados secundarios bien desarrollados).  Un mercado financiero  bien desarrollado  favorece la demanda internacional de la moneda del país en cuestión, ya que los bancos centrales y otros inversionistas prefieren  instrumentos financieros  seguros y líquidos.  Por ultimo, el uso internacional de una moneda  se basa en las características económicas del país emisor, entre ellas su participación en el comercio  mundial y el tamaño de su economía.  Cuanto mayor sea la participación   en el comercio mundial, más probable será que los operadores estén familiarizados con su moneda y mayor será la utilidad de la moneda como unidad de cuenta y medio de cambio.

 El uso internacional de una moneda proporciona varios beneficios al país emisor.  Primero, produce señoreaje,  ya que  los activos contra el mismo país  que no devengan intereses están denominados  en la propia moneda, puesto que la tasa de interés  nominal  de la deuda incluye un factor real  y la inflación prevista, los países emisores de monedas internacionales  pueden obtener un mayor ingreso por señoreaje inflando en forma imprevista el valor de su moneda.  Segundo, al intensificarse el uso internacional  de una moneda, cada vez será mayor el volumen de préstamos, inversiones y adquisiciones de bienes y servicios que se realicen a través de instituciones financieras  del país emisor y, por consiguiente, es probable  que aumenten los ingresos de su sector financiero.  Tercero, la tendencia general a denominar las operaciones de comercio mundial en una moneda significa que la economía del país emisor  es menos vulnerable a las  variaciones del valor de su moneda  que otras economías.

 Para el país emisor, los  principales costos del uso internacional  de una moneda son los siguientes:  1) cuando el tipo de cambio es fijo, la variación de las preferencias de los extranjeros puede suscitar cuantiosos flujos de capital  y minar la capacidad de las autoridades  monetarias para controlar  la base monetaria e influir en  la actividad económica   interna, y 2) en los regímenes de tipo de cambio flotante, la variación puede provocar fuertes oscilaciones  del tipo de cambio, lo que  podría limitar la influencia que pueden ejercer las autoridades en la economía interna. 

Capýtulo siguiente - Estructura del SME
Capýtulo anterior - La nueva Unión Europea

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a El euro



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. Guía urgente del euro
Estamos viviendo un acontecimiento histórico: la sustitución de la peseta por el... [10/12/01]
1.706  
2. Cómo invertir bien en Bolsa
Mucha gente ve la Bolsa como el dominio de los amantes de las cifras que hablan en... [04/06/02]
47.072  
3. Introducción a los mercados financieros
A la hora de realizar una inversión financiera es necesario conocer los distintos... [11/06/02]
58.938  

Capýtulos del curso


ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail