12.176 cursos gratis
8.742.066 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

El euro

Autor: Adriana Guevara
Curso:
10/10 (1 opiniýn) |6304 alumnos|Fecha publicaciýn: 27/12/2004
Envýa un mensaje al autor

Capýtulo 25:

 El sistema europeo de bancos centrales (2)

Todos los 15 miembros de la UE hacen parte del SEBC, aunque 4 de ellos  no estén dentro d la UEM.  La creación del BCE se basa en el modelo del Bundesbank alemán, el más independiente y efectivo de los bancos europeos de éste siglo, con sede principal en Frankfurt, el SEBC está dirigido por un Consejo formado por los Gobernadores de los Bancos Centrales de los países miembros de la UEM y, el Comité Ejecutivo está conformado por los gobernadores de los bancos centrales de los países excluidos de la UEM; que oficialmente comenzaron su labor el primero de Junio de 1.998.  [1]

El sistema europeo de bancos centrales (2)

Gráfica 6. Los Bancos Centrales Europeos, su posición dentro del SEBC y, su participación porcentual en el capital del sistema.

La Tabla 14 muestra el evidente poderío alemán en el SEBC, su participación accionaria es de casi el doble del segundo accionista Francia, seguido de Italia e Inglaterra, por el contrario los países  con una menor participación son Finlandia, Portugal e Irlanda.

El Eurosistema está regido por dos de los órganos de gobierno del BCE: El Comité ejecutivo y el Consejo de Gobierno. La función principal del Comité ejecutivo, que está formado por el presidente del BCE, el vicepresidente y otros cuatro miembros, consiste en ejecutar la política monetaria de conformidad con las directrices y decisiones adoptadas por el consejo de gobierno, dando instrucciones a los bancos centrales nacionales. El consejo de gobierno, órgano encargado de formular la política monetaria única y establecer directrices para su ejecución, está compuesto por el comité ejecutivo y los gobernadores de los banco centrales nacionales de los once países de la zona del EURO. Mientras haya estados miembros de la UE que no participen en la zona EURO, el consejo general, tercer órgano de gobierno del BCE, regirá el SEBC. El consejo general está constituido por el presidente y vicepresidente del BCE y los gobernadores de los bancos centrales nacionales de los quince países miembros de la UE.[1]

Tabla 14. Los Bancos Centrales Europeos, su posición dentro del SEBC y, su participación porcentual en el capital del sistema.

  El sistema europeo de bancos centrales (2)

Fuente: Ministerio de Economía, Finanzas e Industria Francés  (Revista Noticias de Francia No. 56, 1999)

La estructura administrativa del BCE se encuentra encabeza del presidente por un periodo de 8 años: Win f. Duisenberg, de quien dependen las direcciones de Relaciones exteriores, Protocolo y conferencias y Auditoria interna.  El BCE cuenta con 2 vicepresidentes  por un periodo de 4 y 6 años  respectivamente: Christian Noyer y Eugenio Domingo Solans, de quienes dependen las direcciones generales de Administración y personal, Servicio jurídico  y Sistemas de información.  Existen también 3 ejecutivos importantes por un periodo de 5, 8 y 7 años respectivamente:  Sirkka Hamalainen, Otmar Issing y Tommasso Padoa Schiopa;  quienes  están encargados de las direcciones generales de Operaciones, Economía, Estudios, Relaciones internacionales y europeas y  sistemas de pagos.   Se crearon comités especializados en las siguientes áreas:  Economía, Supervisión bancaria, Comunicaciones exteriores, Información y tecnología, Auditoria Interna, Relaciones internacionales, Legal, Operaciones de mercado, Política económica, Pagos y estadísticas.  [1]

El Estado financiero del SEBC consolidado a 31 de marzo de 1999  muestra importantes saldos positivos que representan operaciones por más de 699.396  (millones de euros)

Oro y derechos en oro, 99.589; Activos en moneda extranjera, 35.487; Activos en euros, 3.780; Valores en euros, 26.107 y Crédito en euros a las administraciones públicas, 60.185.[2]

Las características de los instrumentos de política monetaria de la UEM obedecen al deseo de descentralización de la UE. Los bancos centrales nacionales conservan una importante función en la ejecución de la política monetaria, y las decisiones sobre la instrumentación de la política serán adoptadas por el consejo de gobierno del SEBC. El eurosistema dispone de una gama de instrumentos para la ejecución de la política monetaria. Para regular la liquidez en el mercado monetario y controlar las tasas de interés a corto plazo, se utilizarán las operaciones de mercado abierto, por medio de las cuales se suministra liquidez al sistema bancario a cambio de garantías adecuadas. Además, existen dos mecanismos permanentes por medio de los cuales las contrapartes autorizadas podrán invertir sus excedentes diarios de liquidez o cubrir sus necesidades de liquidez de un día para otro. Además, las instituciones de crédito deben mantener un nivel mínimo de reservas en sus cuentas en los bancos centrales del eurosistema.

Las operaciones de mercado abierto pueden adoptar la forma de operaciones temporales, operaciones en firme, emisiones de certificados de deuda, swaps de divisas y la captación de depósitos a plazo fijo. Las operaciones de mercado abierto se inician a instancias del BCE, pero se realizan normalmente a través de las bancos centrales nacionales. Las operaciones de mercado abierto pueden dividirse en cuatro categorías. En primer lugar, las operaciones principales de financiación que se realizan mediante subastas regulares semanales de operaciones temporales de inyección de liquidez con un vencimiento de dos semanas. En segundo lugar, las operaciones de financiación a más largo plazo, que se ejecutan mediante subastas regulares mensuales de operaciones temporales de inyección de liquidez con un vencimiento a tres meses, tienen por objetivo satisfacer las necesidades adicionales de financiamiento a más largo plazo del sistema financiero. Tercero las operaciones de ajuste (fine-tuning) se ejecutan, según sean necesarios, con el objetivo de suavizar los efectos que pueden tener sobre las tasas de interés las perturbaciones inesperadas de la liquidez en el mercado monetario. Cuarto, el eurosistema puede emitir certificados de deuda y realizar operaciones temporales y operaciones en firme siempre que desee ajustar la posición estructural del eurosistema frente al sector financiero.[3]

Los dos mecanismos permanentes son: La facilidad marginal de crédito y la facilidad de depósito. Por iniciativa propia, las contrapartes pueden utilizar la primera para obtener crédito a un día de los bancos centrales nacionales contra activos de garantía. Las contrapartes pueden utilizar la facilidad de depósito para realizar depósitos a un día en los bancos centrales nacionales. Tomadas en su conjunto, las tasas de interés de los dos mecanismos constituyen una banda o pasillo entorno a la tasa de la subasta semanal y la tasa de interés del mercado a un día.  El sistema de coeficiente de caja tiene dos objetivos primordiales: contribuir a la estabilización de las tasas de interés del mercado monetario y a la creación de una demanda estructural suficiente de dinero del banco central. Las tasas de interés se estabilizan permitiendo  las instituciones de crédito hacer uso de un mecanismo de cálculos de promedio, lo que supone el cumplimiento del coeficiente de caja se determina sobre la base de la media de los activos de caja mantenidos diariamente durante un período de un mes. [4]

El logro de la estabilidad financiera en la UEM será una tarea de envergadura en los próximos años, en parte porque hay unos cuantos aspectos de la UEM que podrían incrementar el riesgo de problema sistémicos.  En primer lugar, el sistema TARGET (sistema automático de transferencias urgentes transeuropeos con liquidación bruta en tiempo real, que entró en vigor el 1 de enero de 1999 vinculando los sistemas de los países europeos) podría utilizarse menos de lo previsto, con lo cual el riesgo sistémico no se reducirá tanto como se esperaba. En segundo lugar, al surgir mercados  financieros paneuropeos, el aumento de crédito interbancario transfronterizo no garantizado podría incrementar el riesgo de contagio, al menos hasta que se cree un mercado de acuerdos de recompra, repos, y el uso de líneas de crédito interbancarias garantizado se generalice. En tercer lugar, es probable que la introducción del euro aliente a una mayor reestructuración y consolidación bancaria, pero en un entorno en donde puede ser difícil cerrar bancos y bajar los costos mediante reducciones de personal.  En consecuencia, las instituciones ineficientes y no rentables podrían seguir funcionando, lanzándose en operaciones cada vez más riesgosas.

[1]Op. cit

[2]Op. cit

[3]Op. cit

[4]Op. cit

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a El euro



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. Guía urgente del euro
Estamos viviendo un acontecimiento histórico: la sustitución de la peseta por el... [10/12/01]
1.706  
2. Cómo invertir bien en Bolsa
Mucha gente ve la Bolsa como el dominio de los amantes de las cifras que hablan en... [04/06/02]
47.072  
3. Introducción a los mercados financieros
A la hora de realizar una inversión financiera es necesario conocer los distintos... [11/06/02]
58.938  

Capýtulos del curso


ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail