12.176 cursos gratis
8.742.075 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

El euro

Autor: Adriana Guevara
Curso:
10/10 (1 opinión) |6304 alumnos|Fecha publicación: 27/12/2004
Envía un mensaje al autor

Capítulo 43:

 Las relaciones entre la Unión Europea y América Latina, el Caribe y Colombia (5)

El cambio fundamental fue la evolución desde un concepto de cooperación estrechamente ligado a la relación postcolonial, hacia un campo más amplio, inserto en el ámbito de las relaciones exteriores de la propia Comunidad, como lo describe el autor Abellán. A las políticas regionales ya iniciadas con los países de África-Caribe-Pacífico,  ACP y de la Cuenca Mediterránea, se añadieron dos instrumentos dirigidos a los PVD en general e inspirados en el surgimiento de una Política de Cooperación comunitaria. [1]

La evolución quedó dibujada en una serie de documentos programáticos; previamente a la ampliación, la Comisión envió al Consejo las Orientaciones de una política de Cooperación al Desarrollo seguidas del Programa de Acción donde se evidencia la doble orientación según el analista Sobrino, J.M., de la Política de Cooperación comunitaria. Debido a la escasez de medios disponibles se mantenía la regionalización selectiva, pero completada mediante acciones en el ámbito mundial con PVD no asociados, siguiendo las recomendaciones de la UNCTAD y la Asamblea General de la ONU. [2]

 El Primer programa de acción en favor de los PVD no asociados para el período 1976-1980 se estableció gracias a las presiones ejercidas por Reino Unido, que bloqueó la aprobación de las cantidades de ayuda dirigidas a los países ACP hasta que no se decidiese esta aportación. Se trataba de ayudas no reembolsables destinadas a los países más necesitados, con un enfoque de carácter asistencial dirigido al aumento de la producción alimentaria y a potenciar el desarrollo de las regiones rurales. La distribución fué de un 75% para Asia, un 20% para América Latina y un 5% para países africanos no asociados.

 La crisis alimentaria mundial a principios de los setenta provocó un aumento de los precios de los cereales en el mercado mundial y estimuló un rápido crecimiento del presupuesto dedicado a ayuda alimentaria. La ayuda comunitaria se dividió en dos: la ayuda de urgencia para paliar situaciones críticas y la ayuda alimentaria normal. En 1971 se creó un segundo fondo para la ayuda de emergencia a los países no cubiertos por el Fondo Europeo de Desarrollo, FED, al que en 1972 se añadiría un fondo de ayuda alimentaria de emergencia para víctimas de desastres y grupos vulnerables en los PVD. La participación de América Latina en la ayuda de emergencia sólo fue de un 10%, dada su mejor situación respecto a Asia y África. En cambio, su participación en la línea presupuestaría de ayuda a través de Organizaciones No Gubernamentales,  ONG, que se inició a partir de 1976, fue en torno al 25% del total debido a la amplia cultura occidental existente en Latinoamérica, que facilita el contacto directo de la población civil, y el hecho de trabajar con las clases más desfavorecidas, que deja al margen los índices macroeconómicos, detalla ampliamente  Granda-Mate-Moreno. [3]

 En general, durante toda esta década, la participación de la región latinoamericana en la Cooperación de la CEE fue muy reducida, en un promedio del 2,7% entre 1970 y 1977, pero aumentó a partir del agudizamiento de la crisis de Centroamérica  que condujo a un aumento de los recursos enviados a dicha subregión.

 Una crisis económica generalizada, acompañada de sucesivas crisis políticas, condicionaron las relaciones interregionales también matizadas por dos acontecimientos trascendentales del proceso de integración europea. La adhesión de Portugal y España puso sobre la mesa negociadora sus especiales relaciones con Latinoamérica. En el discurso político del momento, España alentó su papel de puente para atribuirse el peso de una potencia media en el campo diplomático, tal como lo cita  Piñol, [4] ya que en lo económico su situación era bastante deficiente. Fue secundada por algunos líderes latinoamericanos que anhelaban aumentar su influencia en el seno de la Comunidad, pero ello despertó reticencias en las potencias medias con vocación de liderazgo como Argentina, Brasil o México, que tacharon de paternalistas algunas actitudes del Gobierno español afirma Rosenwig,  y en las dos grandes potencias coloniales europeas, Francia y Reino Unido, que veían peligrar los privilegios de sus zonas de influencia al ser diluidos entre un número demasiado extenso de países. [5]

 La firma en febrero de 1986 del Acta Única Europea, para dinamizar el proceso de profundización en la construcción europea, formalizó la Cooperación Política Europea  mediante un acuerdo entre los Estados miembros sobre materias fuera del alcance de las competencias comunitarias para formular y aplicar conjuntamente una política exterior europea. Paulatinamente, la Comunidad abandonó la anterior política inhibicionista sobre América Latina y tomó posturas más comprometidas, como fruto del previo debate interno sobre el alcance de la Cooperación política Europea, explica  Ifestos, P. [6]

Dejando de lado las diferencias provocadas por la crisis de la guerra de las Malvinas, la intervención más relevante de la Comunidad en la región fue su actuación en el conflicto centroaméricano, que tuvo diferente cariz al tratarse de una acción diplomática en favor de una solución negociada entre los países de la región. Su actitud en favor de las iniciativas locales, materializadas en el Plan de Contadora, la distanció de la postura intervencionista de los Estados Unidos, con quien evitando un enfrentamiento abierto, mantuvo una diferencia conceptual sobre la naturaleza del conflicto.

[1]ABELLAN, V.  Presupuestos de una política común en materia de relaciones exteriores y de seguridad en: Revista Instituciones Europeas Vol.19 No.1:1992.

[2]SOBRINO HEREDIA, JM. Consideraciones en torno a la dimensión mundialista de la política comunitaria de cooperación al desarrollo en: Revista Instituciones Europeas Vol.12 No. 3: 1985. 

[3]GRANDA-MATE-MORENO.  La cooperación entre América Latina y Europa.  CIDEAL. Madrid: 1988.

[4]Op. cit

[5]ROSENWIG, G. España y las relaciones entre las comunidades europeas y América Latina. IRELA DT No. 8: 1987.

[6]IFESTOS, P.  European political cooperation.  Towards a framework of supranation diplomacy. Altershot, UK: Ed. Averbury 1987.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a El euro



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Guía urgente del euro
Estamos viviendo un acontecimiento histórico: la sustitución de la peseta por el... [10/12/01]
1.706  
2. Cómo invertir bien en Bolsa
Mucha gente ve la Bolsa como el dominio de los amantes de las cifras que hablan en... [04/06/02]
47.072  
3. Introducción a los mercados financieros
A la hora de realizar una inversión financiera es necesario conocer los distintos... [11/06/02]
58.938  

Capítulos del curso


¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail