12.176 cursos gratis
8.742.098 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

El euro

Autor: Adriana Guevara
Curso:
10/10 (1 opiniýn) |6304 alumnos|Fecha publicaciýn: 27/12/2004
Envýa un mensaje al autor

Capýtulo 19:

 La moneda única europea, el euro (3)

Pero Europa no ha recuperado su orgullo y estatus, la preponderancia geopolítica  que sus naciones disfrutaron durante medio milenio como el centro de un imperio global, de la tecnología y el pensamiento contemporáneos.  Europa legó al mundo, "ni  más ni menos que la definición de modernidad" escribe el historiador económico de Harvard, David Landes, en su libro "The Wealth and Poverty of Nations".  [1]

No se puede evaluar la UEM sin sopesar la historia.  La UEM es una inmensa empresa económica, pero no se trata solo de economía.  Es un paso de colosales implicaciones políticas, pero no se refiere  solo a la política.  Más importante que cualquiera de ellas, se trata de un ejercicio de rehabilitación, el  vendaje más reciente y más importante sobre las antiguas heridas del continente.  Vincula a naciones que otrora se despedazaron unas a otras; traza una línea debajo del pasado.  Eso es lo que ha sofocado la resistencia ciudadana al nuevo orden.

Pero si el subtexto político de la UEM es impedir que los europeos se masacren unos a otros, hay otro punto que es igualmente importante:  la historia de Europa no fue sólo miserable, sino también gloriosa.  Los europeos quieren de nuevo ser importantes.  Nadie sale literalmente a decirlo, pero los franceses, por ejemplo, hablan del euro como un contra peso al poderío  norteamericano. Jürgen Stark, funcionario del Ministerio alemán de finanzas, declaró: "la UEM no tendrá paralelo en la historia".[2]

Cierto, pero eso es parte del problema.  Nada se ha intentado jamás a la escala de la UEM, un híbrido de política monetaria transfronteriza   y estrategias presupuestarias nacionales, y nadie sabe en verdad, como imaginársela.  Todo es posible,  Europa podría evolucionar hacia unos "Estados Unidos de Europa", puede ser que la UEM sea el preludio de una forma totalmente nueva de capitalismo, ajustada a una era de difusas fronteras nacionales y acelerado flujo de capitales.

No cabe duda de que la nueva Europa es una potencia, los 15 miembros de la UE en conjunto, emiten el 34,5% de los títulos de deuda del mundo, comparado con el 37,2% de Estados Unidos.  En las transacciones de divisas extranjeras, las dos regiones también están casi parejas, con la UE responsable del 35%, tras el 41,5% de Estados Unidos.  Pero el dólar se utiliza ahora casi el doble que el conjunto de todas las monedas de la UE, como proporción  de las reservas monetarias globales.  Este desequilibrio sugiere que el euro irrumpir` a codazos con rapidez en los bancos del mundo:  El BCE seguramente hará al euro poderoso desde el principio.[3]

Si el euro se vuelve de amplia aceptación, la presión sobre el dólar podría obligar a subir los tipos de interés estadounidenses (especialmente porque, en conjunto, la UE tiene un superávit de cuenta corriente, que por lo general es lo que aviva la demanda por una moneda, comparado con el gigantesco déficit de cuenta corriente estadounidense).  Jill Considine, presidenta de la Asociación de Cámaras de Compensación de Nueva York, afirma que: "No es solo otra moneda... habrá un nuevo panorama competitivo".

Unos cuantos ejemplos:  la mayoría de los negocios internacionales de envergadura se efectúan ahora en dólares.  En el futuro, los estadounidenses que vendando títulos de la deuda pública o que compren petróleo en ultramar podrían verse sujetos a los caprichos de los mercados cambiarios y a sobrecargos de intereses como nunca antes.  Los extranjeros que actualmente tienen en su poder Títulos del Tesoro estadounidense y corporativos podrían transferirlos a otros, costando más al gobierno y a las empresas estadounidenses.  Finalmente, Estados Unidos podría también perder parte de los 10.000 millones a 13.000 millones de dólares que obtiene anualmente en concepto de señoreaje, el uso de dólares por los extranjeros en sus propios países.  Eso equivale a un préstamo anual gratis para Washington, que no paga interés sobre esos recursos.[4]

Es por esto,  que la gente en Washington está comenzando a prestar atención.  Los funcionarios del gobierno insisten en que la principal preocupación, sin embargo, es el fracaso de la UEM, no su éxito.  "El peor escenario no es que resulte, sino que se desmorone y cause conflicto y dislocaciones en Europa...si todo sale bien, me parece que en general, opinamos que puede ser una fuerza bastante positiva".  Tal como lo ve Washington, una empresa integrada podría ser un gran terreno de juego para los bancos norteamericanos y servir de saludable marcapautas  competitivo para un Wall Street el ebullición.  La UEM también podrá contribuir a solucionar el problema de la persistente sobrevaloración del dólar, que perjudica a los exportadores norteamericanos.  Y  hay funcionarios que confían en que la UEM estimulará la economía de Europa y, por lo tanto, la de todo el mundo. [5]

[1]Op. cit

[2]Op. cit

[3]Op. cit

[4]Op. cit

[5]Op. cit

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a El euro



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. Guía urgente del euro
Estamos viviendo un acontecimiento histórico: la sustitución de la peseta por el... [10/12/01]
1.706  
2. Cómo invertir bien en Bolsa
Mucha gente ve la Bolsa como el dominio de los amantes de las cifras que hablan en... [04/06/02]
47.072  
3. Introducción a los mercados financieros
A la hora de realizar una inversión financiera es necesario conocer los distintos... [11/06/02]
58.938  

Capýtulos del curso


ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail