12.212 cursos gratis
8.338.568 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Estructura depresiva de la personalidad

Autor: Centre Londres 94
Curso:
10/10 (1 opinión) |770 alumnos|Fecha publicación: 23/03/2010

Capítulo 3:

 Personalidad depresiva

Los diversos puntos de vista sobre la personalidad normal han ido desplazándose desde la filosofía, la moral y la psicología hacia el interés actual por los trastornos de la personalidad, de lleno ya en la psicopatología. Hipócrates (s. IV aC) definió el temperamento melancólico, y siglos más tarde, Esquirol (1847) describe el carácter escrupuloso y angustioso. El concepto de "temperamento" de Kraepelin (1921) como predisposición a ciertas enfermedades, fue asimilado rápidamente por muchos psiquiatras europeos, especialmente Kretschmer (1936) que emplea el término de ciclotimia.

Schneider (1958) introduce el "temperamento depresivo" y recientemente H.S. Akiskal publica numerosos trabajos sobre la personalidad depresiva y nuevos modelos de clasificación de los trastornos afectivos4.

Finalmente, el DSM-IV (1994)5 introduce el término "Trastorno depresivo de la personalidad" en el apéndice de Criterios de Investigación de los Trastornos de Personalidad, describiéndolo de la siguiente manera: Características diagnósticas 4 Rosan, T.A. Diagnóstico y clasificación de los trastornos afectivos según H.S. Akiskal. Una aproximación al pensamiento del autor. Revista Electrónica ALCMEON Nº 19. Nº 4-1996. 5 DSM-IV. Criterios diagnósticos. Ed Masson. 1995.

La característica esencial de este trastorno es un patrón permanente de comportamientos e ideaciones cognoscitivas depresivas que se inicia al principio de la edad adulta y se refleja en una gran variedad de contextos.

Esté patrón no aparece exclusivamente durante un episodio depresivo mayor y no se explica mejor por la presencia de un trastorno distímico.

Entre los comportamientos y funciones cognoscitivas de tinte depresivo se incluyen sentimientos permanentes de abatimiento, tristeza, desánimo, desilusión e infelicidad. Estos individuos se caracterizan por mostrarse especialmente serios, incapaces de divertirse o relajarse y sin sentido del humor. Algunos dicen que no merecen ser felices o divertirse. Es frecuente que tiendan a cavilar y preocuparse, inmersos permanentemente en su infelicidad y en sus pensamientos negativos. Estos individuos auguran el futuro tan negativamente como ven el propio presente; dudan de que las cosas puedan mejorar algún día, anticipan lo peor y, aunque presumen de realistas, los demás los describen como netamente pesimistas. Demuestran dureza al juzgarse a sí mismos y tienden a sentirse excesivamente culpables por sus defectos y sus fracasos. Su autoestima es baja y se traduce especialmente en sentimientos de impotencia. Los individuos con ese trastorno tiende a juzgar a los demás tan duramente como hacen con ellos mismos, destacando sus defectos muy por encima de sus virtudes, y pueden mostrarse negativos, contrarios, críticos y dados a la censura.

Síntomas y trastornos asociados

Estos individuos pueden mostrarse tranquilos, introvertidos, pasivos, no asertivos y propensos a dejarse llevar por los demás antes de asumir el liderazgo. Varones y mujeres resultan igualmente propensos a padecer este trastorno, y su presencia podría predisponer a la aparición de un trastorno distímico y también de un trastorno depresivo mayor. Estos trastornos pueden presentarse a través de un espectro que empezaría con el trastorno depresivo de la personalidad e iría seguido del trastorno depresivo en el futuro. Pruebas preliminares sugieren que el trastorno depresivo de la personalidad puede ser más prevalente en familiares de individuos con trastorno depresivo mayor, y al contrario, el trastorno depresivo mayor puede incidir más frecuentemente en familiares de individuos que padecen un trastorno depresivo de la personalidad y no un trastorno depresivo mayor.

Diagnóstico diferencial

En el DSM-IV los individuos que cumplen estos criterios de investigación reciben el diagnóstico de trastorno de la personalidad no especificado.

Existe controversia acerca de la utilidad de diferenciar el trastorno depresivo de la personalidad y el trastorno distímico. Como hecho distintivo, cabe decir que los criterios de investigación para el trastorno depresivo de la personalidad hacen más hincapié en los rasgos cognoscitivos, interpersonales e intrapsíquicos de la personalidad. El diagnóstico de este trastorno no debe considerarse si los síntomas se explican mejor por la presencia de un trastorno distímico o si sólo aparecen coincidiendo con episodios depresivos mayores. El trastorno depresivo de la personalidad se diferencia de los rasgos depresivos normales (por ejemplo, infelicidad, pesimismo, autocrítica e inclinación a sentirse culpable) en el hecho de que el cuadro sintomático es de carácter permanente y provoca malestar clínicamente significativo o deterioro social o laboral. La relación entre este trastorno y otros que se describen en este apéndice (por ejemplo, trastorno depresivo menor, trastorno depresivo breve recidivante y trastorno mixto ansioso-depresivo), así como con otros trastornos de la personalidad, todavía no está clara, pero es probable que puedan solaparse entre ellos.

En resumen:

A. Patrón permanente de comportamientos y funciones cognoscitivos depresivos que se inicia al principio de la edad adulta y se refleja en una amplia variedad de contextos y que se caracteriza por cinco o más de los siguientes síntomas:

1. el estado de ánimo habitual está presidido por sentimientos de abatimiento, tristeza, desánimo, desilusión e infelicidad

2. la concepción que el sujeto tiene de sí mismo se centra principalmente en sentimientos de impotencia, inutilidad y baja autoestima

3. se critica, se acusa o se autodescalifica

4. cavila y tiende a preocuparse por todo

5. critica, juzga y lleva la contraria a los demás

6. se muestra pesimista

7. tiende a sentirse culpable o arrepentido

B. Los síntomas no aparecen exclusivamente en el transcurso de episodios depresivos mayores y no se explican mejor por la presencia de un trastorno distímico.

En conclusión, las hipótesis constitucionalistas hacen aparecer las personalidades premórbidas. Bajo esta construcción late una vieja aspiración clínica; de comprobarse que determinadas patologías se corresponden con determinados tipos de personalidad, una vez identificadas éstas podría predecirse el riesgo, la vulnerabilidad e incluso cierta determinación al padecimiento de aquéllas. Actualmente la mayor parte de las investigaciones se centran en la aplicación de escalas y cuestionarios especialmente diseñados o no para la evaluación de la personalidad depresiva y otros instrumentos bastante mejor conocidos en el ámbito de la psicología.

La dificultad que se plantea es que se insiste en valorar el carácter "pre" más que el "post", cuando en realidad, las investigaciones se realizan en sujetos cuya sintomatología depresiva estaba en activo o ya había remitido. Y no se observa que los resultados obtenidos puedan ser "rasgos de personalidad resultado" más que unos "rasgos de personalidad causa". Tampoco se han tenido suficientemente en cuenta otros factores que podrían estar suscitando y/o modificando dichos rasgos de personalidad, por ejemplo diferencias individuales en función del sexo, duración de factores ambientales o presencia de acontecimientos vitales, cuya relevancia respecto de la enfermedad depresiva está fuera de toda duda6.

6 Albiach,A. Personalidad depresiva. Cap. 20 en Trastornos afectivos. Vallejo,J., Gastó,G. Ed. Salvat, 1990.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:

Al presionar "Recibir" estás dándote de alta y aceptas las condiciones legales de mailxmail

Cursos similares a Estructura depresiva de la personalidad


  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Conducta de la personalidad
En este curso se habla de los diferentes estados del YO, de los esquemas de... [25/01/06]
6.790  
2. Percepción de la personalidad
Cuando vemos a una persona por primera vez, miramos todas las características que... [16/03/06]
13.585  
3. Trastornos de personalidad
Un trastorno de la personalidad es un patrón permanente e inflexible de experiencia... [14/07/06]
5.366  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail


Ponte al día de Psicología con nuestros cursos gratis