12.213 cursos gratis
8.309.301 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Estrés y enfermedad

Autor: Editorial McGraw-Hill
Curso:
10/10 (1 opinión) |105 alumnos|Fecha publicación: 17/06/2011

Capítulo 6:

 Consecuencias del estrés

Ante la presencia de un acontecimiento estresante se va a producir una alteración en el funcionamiento homeostático o basal global del individuo. Se altera el estado emocional, se deteriora la actividad cognitiva y sufre una alteración la homeostasis corporal.

A) Alteración emocional Esta se manifiesta a través de un estado de ansiedad, irritación o rabia, por depresión o sentimientos de culpa. Los estados de ansiedad y depresión son los más frecuentes, pero la ansiedad aparece antes y la depresión se produce después del esfuerzo de afrontamiento (cuando se ve que el agente estresante no se puede controlar con los recursos del individuo).

B) Alteración cognitiva. Bajo los efectos del estrés, nuestros procesos de pensamiento sufren un deterioro, apareciendo problemas en la memoria y concentración, y confusión cognitiva. En general, el estrés tiene la posibilidad de añadir a nuestro patrón de pensamiento normalmente organizado, elementos de preocupación y auto-evaluaciones negativas. Limita el foco de atención del individuo, ocupando la mente de la persona pensamientos de fracaso, preocupación y duda que compiten por la atención con los pensamientos sobre la tarea o actividad. Por otro lado, el estrés afecta la calidad de la toma de decisiones racional (Janis, 1982) que implica la búsqueda activa de información relacionada con la decisión, una asimilación desinteresada de ese conocimiento y una cuidadosa evaluación de las alternativas posibles. En condiciones de estrés, la información se organiza de forma pobre, se dedica muy poco tiempo a considerar las alternativas y, en consecuencia, se toman decisiones precipitadas.

C). Alteración fisiológica. El estrés provoca un estado antihomeostático que fuerza parámetros biológicos con un alto costo energético que implica un fracaso adaptativo. Supone una hiperactivación del sistema nervioso, con activación autonómica, neuroendocrina e inhibición inmunitaria. Selye encontró que el estrés crónico producía una activación simpática sostenida, una hiperreacción hormonal que incrementaba el tamaño de las glándulas adrenales, y una reducción de las glándulas linfáticas. Por otro lado, el estrés prolongado produce cambios estructurales de los órganos internos. Selye propone un modelo biológico del estrés que llama síndrome general de adaptación, que explica el proceso fisiológico del estrés a través de tres fases (Figura 2). La primera fase comienza con la activación del sistema simpático, se llama de alarma porque implica un alertamiento cortical, y se caracteriza por diversos cambios fisiológicos, como aumento del ritmo cardíaco, activación de la respiración, secreción endocrina, actividad de las glándulas sudoríparas, aumento de la temperatura y presión sanguínea, así como tensión muscular. El sistema simpático ejerce su acción activando la médula de las glándulas suprarrenales que, en respuesta a una excitación, secretan adrenalina y noradrenalina en sangre, hormonas que desencadenan el metabolismo y ayudan al cuerpo a liberar sus reservas de energía. Si se retira el agente estresante, se produce una activación de la rama parasimpática y el cuerpo recupera su estado basal. Sin embargo, si el estresor continúa, entonces el cuerpo entra en una segunda fase llamada resistencia: los síntomas físicos externos desaparecen y parece que todo está bajo control, aunque los esfuerzos de enfrenta-miento al agente estresante están consumiendo los recursos emocionales y físicos del individuo. Esta etapa se caracteriza por una mayor activación de la corteza de las glándulas suprarrenales, estimulada por la hormona adenocorticotropa y los glucocorticoides (cortisol, cortisona), que cumplen la función de luchar por mantener el equilibrio homeostático, proporcionando el máximo aporte energético al organismo. Algunos de sus efectos son mantener la presión sanguínea, bloquear la respuesta inflamatoria, aumentar el nivel de glucosa en sangre y liberar los ácidos grasos de sus depósitos. Pero también ejercen un efecto inhibidor en el sistema inmunitario, lentificando la maduración de los linfocitos y su recirculación cuando ya no son competentes. Si continúa la situación estresante, el cuerpo entra en la última fase, llamada de agotamiento, fisiológicamente caracterizada por un nivel máximo de excitación biológica simpático-adrenal y neuroendocrina. El cuerpo pierde capacidad de resistencia y los órganos sufren daño (sobrecarga); el efecto que se produce es la aparición de síntomas somáticos y de la enfermedad debido a una desorganización del sistema nervioso central, que en casos extremos puede conducir a la muerte (p. ej. en los casos de muerte súbita).

Capítulo siguiente - Afrontamiento
Capítulo anterior - Procesos de evaluación

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:

Al presionar "Recibir" estás dándote de alta y aceptas las condiciones legales de mailxmail

Cursos similares a Estrés y enfermedad


  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Estrés: Psicopatología de vida cotidiana
Hablamos sobre el estrés como psicopatología de la vida cotidiana, estando... [03/08/11]
31  
2. Estrés laboral. Definción, síntomas y consecuencias
El estrés laboral se estudia en este curso donde anailizaremos el estrés... [18/12/09]
1.645  
3. Estrés, tratamiento. Análisis fisiológico y psicológico
Fisiología y psicología del estrés . Uno de los grandes males de la sociedad... [16/04/10]
816  

El blog de mailxmail|¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail


Ponte al día de Salud con nuestros cursos gratis