12.170 cursos gratis
8.786.765 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Estrés, ansiedad y depresión

Autor: Norberto Aldo Muzzupappa
Curso:
9,53/10 (61 opiniones) |65146 alumnos|Fecha publicaciýn: 02/03/2007
Envýa un mensaje al autor

Capýtulo 2:

 Intensidad del estímulo + percepción = respuesta del individuo

De este planteo se desprende que las situaciones afectan al individuo según el momento y el estado emocional que el sujeto vive en ese trayecto específico de su vida.

Las personas poseen "filtros" que se encuentran ligados a cada uno de forma particular permitiéndole excluir o amplificar los estímulos recibidos.

Estos "filtros", están relacionados, con el carácter, la sensibilidad, la capacidad para afrontar sucesos relacionados con las experiencias aprendidas en el pasado y con los mecanismos de defensa.

El stress no puede ser eliminado de nuestras vidas, ya que forma parte de ella. Incluso podemos considerarlo como positivo si podemos manejarlo adecuadamente. Si el stress causa ansiedad, que pueda ser mantenida en niveles tolerables, es un factor positivo que nos lleva a realizar las cosas bien. Pero si cada suceso, por pequeño que sea, nos pone ansiosos, este stress pasa a ser negativo y nocivo para nosotros.

El primer concepto de stress fue el formulado por Canon en 1929, definiéndolo como una reacción de lucha o huida ante situaciones amenazantes, Canon postula que su biología depende de la estimulación del sistema simpático-adrenal. Años más tarde, Selye planteó que la respuesta al stress, no era específica y propuso hablar de un Sindrome General de Adaptación, agregando en 1974 dos conceptos diferentes a ser tenidos en cuenta: el distrés, al que define como el sistema de comportamiento disfuncional, anormal o patológico (conductas de afrontamiento) y el stress como conducta normal de afrontamiento, con el cual convivimos.

Por su parte Mason, en 1968, realizó un aporte muy interesante al afirmar que el estresor debe ser inédito, y para que el mismo produzca una respuesta debe haber sido previamente evaluado cognitivamente por el individuo. Es decir que no influye tanto el estresor en si  mismo como la evaluación cognitivo-simbólica que el sujeto realice de esa situación de amenaza.

Bohus en 1994, integró lo anterior y dijo que en el stress influyen de manera determinante, la característica y duración del estímulo estresor y las estrategias de afrontamiento según los sistemas biológicos propios del individuo amenazado.
Podemos decir entonces siguiendo a Canon, que el stress es una homeostasis fisiológica o normal mientras en cambio el Distrés es la adaptación patológica. Por lo tanto cuando hablamos de stress desde un enfoque psicopatológico, deberíamos hablar de distrés.

Actualmente, tenemos los aportes provenientes de la teoría cognitiva, que plantean fundamentalmente la existencia de cuatro  modalidades de respuesta primaria ante el stress:
1.- Respuesta de lucha (fight).
2.- Respuesta de huida (flight).
3.- Respuesta de desmayo (faint).
4.- Respuesta de parálisis (freeze).

El stress produce la disminución de nuestras defensas inmunológicas, aumenta el riesgo de padecer trastornos cardíacos y circulatorios, diabetes, asma, úlceras, y cáncer.

El stress psicológico, especialmente desarrolla un efecto "cascada" de reacciones, desde la estimulación simpático adrenal, con aumento de la adrenalina y de la noradrenalina.

Por su estrecha relación con los procesos cognitivos, es que se debe poner especial atención en la psicobiología del stress, el estudio del cortisol, cortisona y corticoesterona. También son de destacar los efectos inmunosupresores del stress, dado que los estímulos estresantes tienen efecto sobre la actividad del sistema inmunitario, expresados a través de alergias, infecciones y enfermedades autoinmunes. Los sujetos que padecen eventos estresantes padecen de disminución en la concentración de linfocitos y células T. Diversos estudios, han comprobado la interrelación entre los procesos conductuales y el sistema inmunitario, dado que ambos se influencian en forma recíproca.

Seyle, acuñó el concepto bajo el cual agrupó a los fenómenos relacionados con el stress, denominándolo "Síndrome General de Adaptación", y afirmó que este síndrome se desarrolla en tres etapas:
1.- Reacción de alarma: caracterizada por alteraciones de índole psicológica mientras al mismo tiempo se observa una disminución de las defensas generales del organismo, su característica es una serie de modificaciones bioquímicas complejas que tratan de compensar ese estado de exceso de actividad, inestabilidad de los niveles de glucosa en sangre, descargas masivas de adrenalina, aumento del catabolismo general de los tejidos, excitación cardíaca, aumento del tono muscular y trastornos gastrointestinales difusos.
2.- Etapa de resistencia: en ella desaparecen los signos característicos de alarma y las defensas alcanzan un nivel superior a lo normal. La duración de esta etapa depende de la intensidad del estímulo del agente estresor, además de ciertas variables que pueden contribuir o no a la adaptación del organismo. Por un lado sostener una dieta equilibrada, ejercicios físicos y de relajación y por otra parte factores de riesgo como tabaquismo y abuso de alcohol junto a un sueño poco reparador son las que pueden contribuir o no a la duración de esta segunda etapa.
3.- Etapa de agotamiento: Las defensas generales vuelven a disminuir hasta alcanzar un nivel muy bajo. Las estrategias de adaptación fallan y los signos de reacción comienzan a hacerse irreversibles. Si el agente estresor persiste, pueden producirse síntomas patológicos y enfermedades.

La hormona ACTH es la hormona del stress; actúa sobre la corteza suprarrenal produciendo cortisol (respuesta neuro-endócrina). El hipotálamo, actúa bajo un estímulo estresor, estimulando la hipófisis y comunicando ese estímulo a puntos terminales, El sistema nervioso central lo proyecta al resto del organismo codificando el stress en interno y externo, esto recibe el nombre de Heterostasis. En la heterostasis normalmente circula por la sangre determinada cantidad de sustancias, a modo de ejemplo, podemos citar la glucosa, la que provoca un aumento del stress, llevando al medio interno a un nivel de stress aumentado que alerta a todo el organismo, resumiendo esto en un cambio fisiológico que pasa a ser fisiopatológico. Ante este cambio, el organismo responde dentro de tres ejes fisiológicos:
1.- Neural: ACTIVACION DE LOS MECANISMOS COGNITIVOS  DE ANALISIS se produce una activación inmediata del sistema nervioso simpático y del parasimpático, los que controlan la respiración, el ritmo cardíaco, la tensión muscular (por toxicidad), los movimientos, etc.
2.- Neuroendócrino: su activación es lenta y hace que se vea incrementada la actividad de la médula, de las glándulas suprarrenales, las que liberan adrenalina, noradrenalina y catecolaminas, la importancia capital de esta reacción es que prepara al organismo para responder ante cualquier amenaza externa, sea preparándolo  para la lucha o para la huida.
3.- Endócrino: En el momento que la actividad es más aguda, mantenida e intensa, cuando el problema no puede ser superado, este eje, controla la liberación de glucocorticoides (glucosa y corticoides). Mineralcorticoides (en particular magnesio) hormonas del crecimiento (glándulas timo e hipófisis), hormonas tiroideas, vasopresina (eleva la presión) y cortisol (ya mencionada como la hormona productora del stress).
Cuando una persona aprende a controlar una situación generadora de stress, deja de sufrir estos trastornos.

Los trastornos psicosomáticos producidos por el stress generalmente afectan al sistema nervioso autónomo, que es el encargado del control de los órganos del cuerpo.

La disminución del sistema de defensas hace que las personas sean más proclives a enfermedades de todo tipo cuando están sometidas al stress. La hipertensión es una de las enfermedades más comunes producidas por el stress. Otras alteraciones comunes influidas por el stress son los problemas gastrointestinales, en particular las úlceras pépticas, la anorexia nerviosa, dolencias inflamatorias del cólon, del intestino, colitis ulcerosa, enteritis local, etc. A nivel de las alteraciones respiratorias, encontramos el asma. El stress emocional también puede causar o empeorar muchos trastornos de la piel.

El tratamiento de las alteraciones producidas por el stress no debería limitarse a aliviar el síntoma físico resultante sino que debería tenerse en cuenta actuar en forma combinada con psicoterapia a los efectos de solucionar la verdadera causa del stress.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a Estrés, ansiedad y depresión



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. La ansiedad infantil
Es frecuente que, como adultos, neguemos la posibilidad de depresión y ansiedad en... [15/11/05]
30.067  
2. La ansiedad y su tratamiento
Ansiedad es un término muy generalizado que agrupa una amplia gama de síntomas... [11/04/06]
22.583  
3. La depresión. Psicoterapia
Actualmente cada día va aumentando el número de personas que sufren de depresión ,... [15/08/11]
225  

ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail