12.170 cursos gratis
8.786.765 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Estrés, ansiedad y depresión

Autor: Norberto Aldo Muzzupappa
Curso:
9,53/10 (61 opiniones) |65146 alumnos|Fecha publicación: 02/03/2007
Envía un mensaje al autor

Capítulo 7:

 Enfoque neuropsicoendócrino del stress

Vulnerabilidad:
Las experiencias traumáticas tempranas, así como el abuso infantil son factores que predisponen al desarrollo del stress o la depresión en incluso según muestran otros estudios, el riesgo de desarrollar el Trastorno por Stress Post Traumático se ve incrementado en respuesta a estresores de la vida adulta.
Según Nemerof, existe la presencia de un factor de vulnerabilidad genética, en el cual actúan las experiencias tempranas, formando y favoreciendo el desarrollo de un fenotipo vulnerable, caracterizado, especialmente, por la producción de factor liberador de corticotrofina (CRH) aumentada. Sobre este fenotipo, actúan los conflictos inherentes al diario vivir y el stress. Es este fenotipo el que a posteriori, va a producir cambios biológicos en la activación del eje adrenal y del sistema nervioso autónomo, así como también será generador de cambios conductuales que desembocarán en la depresión o en la ansiedad.

En ese fenotipo vulnerable descripto por Nemerof, no sólo se encuentra representado por la hiperactividad del eje adrenal, del sistema noradrenérgico y de la liberación de los CRH, sino que existen afecciones en la neurogénesis de las neuronas hipocampales y neurotoxicidad del hipocampo. Esta serie de cambios biológicos, producen una vulnerabilidad aumentada ante los elementos vitales estresantes. En definitiva, el fenotipo resultante de esta interrelación, determinará distintos modos de procesar y responder frente a los estímulos recibidos de la cotidianeidad.
Es importante considerar que los glucocorticoides (Gc.), cuya secreción se encuentra aumentada en la depresión y en el stress, tienen acciones que repercuten en todo el organismo. En el Sistema Nervioso Central, podemos decir que:
- Mantienen el metabolismo de la glucosa.
- Regulan los factores de crecimiento neuronal.
- Regulan el flujo sanguíneo.
- Regulan las podas sinápticas.
- Regulan el equilibrio hidroelectrolítico.
- Poseen acción sobre patrones conductuales como la apatía y la depresión.
- Poseen acción sobre ciertas funciones neurofisiológicas, como la reducción de los umbrales sensoriales.

Estos corticoesteroides llegando al cerebro por vía plasmática, actúan sobre los receptores hipocampales específicos, supeditando sus acciones. De esta manera, podemos afirmar que en concentraciones fisiológicas, estas hormonas, estimulan la cognición, actuando sobre las arborizaciones dendríticas y sobre las neuronas entorrinales. Pero debemos considerar que ante el incremento hallado de sus concentraciones en la depresión y en el stress, o ante el descenso de la concentración como en la enfermedad de Addison y el Stress Post Traumático, actúan deteriorando la capacidad cognitiva.

Sin embargo, es necesario aclarar que las experiencias del entorno, modifican moléculas y circuitos biológicos, que se encuentran determinados genéticamente. En síntesis debemos afirmar que, los genes no conforman un sistema rígido y estático inmodificable. La interrelación genética-medio ambiente, es imprescindible para el desarrollo del ser humano. La Dra. Nachón decía "El medio ambiente es un adaptador evolutivo".

Respuesta biológica del stress:

El stress repercute en los distintos sistemas biológicos, produciendo consecuencias sobre el área de la conducta, en esas expresiones conductuales, encontramos las ya mencionadas reacciones de fight, flight. Freeze y faint, mediadas por el sistema locomotor, previamente activado por el sistema piramidal y el núcleo estriado.
Síntomas como la sudoración, la taquicardia, la hipertensión arterial y la piloerección son mediadas por el sistema simpático (previa activación hipotalámica).

La respuesta hormonal de afrontamiento y de adaptación al stress, es desencadenada por el CRH y la vasopresina. Las aferencias o imputs hipocampo-amigdalinos, son mediados por el locus coeruleus, el núcleo de la estría terminalis y los núcleos bulbo-protuberanciales.

La amígdala es la principal área de procesamiento de sensaciones percibidas como extrañas, dado que es disparada por cualquier situación interpretada como no familiar, partiendo del contexto vivencial de la persona. La amígdala tiene interrelación permanente con el hipocampo que se constituye en la estructura central del procesamiento de la memoria afectiva y de las respuestas hormonales por directa regulación del hipotálamo.

De esta manera, todo estímulo externo es percibido por las cortezas sensoriales llegando por varias vías a los núcleos talámicos en los que los inputs son flitrados y priorizados antes de activar los circuitos amigdalinos. Partiendo de este concepto, podemos considerar que las sensaciones viscerales pueden saltear el filtro talámico. En este proceso la corteza órbito frontal y el gyrus cinguli, tienen la capacidad de poner freno a las respuestas instintivas; ambos, forman parte del sistema paralímbico con funciones de jerarquización, prevención y valoración.

La amígdala es el centro de las respuestas frente a situaciones aversivas, cumpliendo el hipocampo el papel de un permanente apuntador. El contexto alo y autopsíquico constituye la variable individual de las vivencias del individuo.
La respuesta al stress, tiene demarcado un efector principal que es el constituido por el eje hipotálamo, hipófiso adrenal, que está influenciado desde el sistema límbico por la amígdala y el hipocampo y por circuitos corticales que cumplen la función de procesar y filtrar los estímulos percibidos del mundo exterior.

El hipocampo es una estructura altamente vulnerable al stress, ya que es el área nerviosa más rica en receptores a esteroides, los que intervienen en los procesos de memoria temporaria y de reconocimiento allí desarrollados. Tanto el stress como la depresión, presentan desbalances en las concentraciones esteroideas que pueden provocar procesos de atrofia neuronal; de esta manera, se genera cierta inhabilidad por parte del individuo para discriminar la información separándola como relevante o irrelevante. Éste particular queda cognitivamente representado durante la situación de stress, dado que no se puede mantener la atención selectiva.

Los factores ambientales en relación al cambio de las respuestas funcionales

El ambiente actúa sobre el individuo como estresor o amortiguador, ese ambiente o factor ambiental, requiere en primera instancia un procesamiento individual simbólico y cognitivo. Estos factores cuya incidencia se producirá a nivel límbico-cortical y determina una inmediata percepción del stress.
Si el stress logra pasar esta barrera, sea por haberse perpetuado en el tiempo, o por ser de intensidad importante, pasa a una segunda etapa, en la que encontramos respuestas de corto plazo, neuroquímicas, mediadas por neurotransmisores. Esta segunda barrera, sólo puede ser atravesada por la intensidad, magnitud o cronicidad del estresor. Desde aquí se obtienen respuestas de largo plazo, neurohormonales, mediadas por el CRH, oxitocina, vasopresina u opioides.
Todo lo detallado deviene en respuestas funcionales que determinan conductas, emociones y cogniciones.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a Estrés, ansiedad y depresión



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. La ansiedad infantil
Es frecuente que, como adultos, neguemos la posibilidad de depresión y ansiedad en... [15/11/05]
30.067  
2. La ansiedad y su tratamiento
Ansiedad es un término muy generalizado que agrupa una amplia gama de síntomas... [11/04/06]
22.583  
3. La depresión. Psicoterapia
Actualmente cada día va aumentando el número de personas que sufren de depresión ,... [15/08/11]
225  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail