12.170 cursos gratis
8.775.971 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Espiritualidad. Discernimiento espiritual

Autor: Agustín Fabra
Curso:
10/10 (1 opiniýn) |640 alumnos|Fecha publicaciýn: 03/12/2010
Envýa un mensaje al autor

Capýtulo 10:

 Espiritualidad y los fenómenos físicos (1/2)

6. Discernimiento carismático y fenómenos físicos

Este es un asunto muy delicado; pero no podemos dejar de tratarlo. Puede ocurrir que el carisma de discernimiento venga acompañado de sensaciones físicas; algunos testimonios hablan de sensaciones físicas precisas o más vagas, como la sensación de malestar o irritación. Otros hablan de calor, algo que quema en el alma, etc. ¿Cómo evaluar estos fenómenos?

1) Aunque no se da en todos los casos ni en todas las personas hay que reconocer que la existencia del hecho es una realidad difícil de negar debido a la seriedad de las personas que hablan de ella.

2) Hay que cuidarse de identificar estos fenómenos con el carisma mismo. Hay auténtico carisma en personas que no los experimentan. A lo sumo ellos podrían constituir una especie de signo que se aprende a reconocer con la costumbre.

3) Al parecer, estos fenómenos físicos, que son algo secundario, solo perduran un cierto tiempo: el tiempo que tarda el Señor en educar a alguien que El quiere guiar. Es como colocar boyas para que se aprenda a reconocer una ruta. (1 Co. 12:7). La finalidad de los carismas es la construcción del Cuerpo de Cristo, que es la Iglesia.

4) Estos fenómenos son frágiles por el hecho mismo de ser exteriores y se hace necesaria una gran prudencia. Como se trata de signos sensibles, pueden comportar una buena dosis de elementos psicológicos y psíquicos que será preciso dilucidar con el tiempo y no resultará fácil.

5) La explicación de los fenómenos físicos está en la situación de encarnación que vivimos: no somos solamente espíritu sino también carne. Cuando el Espíritu infunde un conocimiento sin que pase por la vía obligada de los sentidos, las sensaciones físicas pueden ayudar a tomar conciencia de lo que sucede. Una vez que la persona se habitúa, esas sensaciones podrán desaparecer.

En todo esto hay que recordar la recomendación de San Pablo: "No apaguen el Espíritu. Examínenlo todo y retengan lo que es bueno"

7. ¿Quién puede recibir este carisma?

El Espíritu, autor de todos los carismas, "reparte sus dones a cada uno según quiere"

Esto debe llevarnos a la humildad pues los caminos de Dios son misteriosos y desconcertantes; su sabiduría no es la nuestra. ¿Acaso no eligió para fundar a su Iglesia a doce pobres pescadores de Galilea, habiendo tantos hombres brillantes en Jerusalén?

La gracia se injerta sobre la naturaleza, por eso, salvo prueba contraria, pensamos que el discernimiento adquirido, el ordinario, utiliza normalmente como canal ciertas cualidades humanas de sabiduría y equilibrio, informadas por la gracia. En cambio, tratándose del carisma del discernimiento, por ser una luz recibida directamente de Dios, puede utilizar cualquier camino, aún la boca de los niños o de personas que nos parecerían no tan equilibradas. El Espíritu es libre y no nos toca a nosotros indicarle por donde debe pasar.

8. ¿Este carisma es permanente?

Por varios motivos nos inclinamos a pensar que no lo es, por las siguientes razones:

1a.- En la historia de la Iglesia han habido santos en los cuales se reconoció la existencia de un auténtico carisma de discernimiento, como es el caso de San Ignacio de Loyola y del Santo Cura de Ars. Y en ellos el carisma no estuvo siempre en actividad.

2a.- Está de acuerdo al estado de gracia en el cual vivimos. Así como el Señor no hacía milagros a pedido del público ni para asombro de las gentes, tampoco hará que el carisma de discernimiento opere a voluntad de la persona.

(1 Tes. 5, 19 y 21). (1 Co. 12, 11). En teoría todos pueden recibir este carisma y muchos otros. El Espíritu es libre. Leemos en el Evangelio que Caifás dijo: "Vale mas que un solo hombre muera por el pueblo y no que perezca toda la nación" (Juan 11:50). Y San Juan comenta esta frase diciendo: "Caifás profetizó que Jesús iba a morir por la nación y no sólo por la nación, sino para reunir en la unidad a los hijos de Dios dispersos" (Juan11:52).

3a.- El Señor invitó a todos a discernir, a reconocer los signos de los tiempos. Se trata del discernimiento ordinario que toda persona puede llevar a cabo sirviéndose de la inteligencia e iluminada por la fe, que el Señor mismo nos dio. Antes vimos que el proceso siempre empieza por el discernimiento ordinario, que es el camino habitual. Después, si el Señor lo quiere y por razones que sólo El conoce, puede entrar en juego el carisma.

4a.- Podemos poner el ejemplo del carisma de la infalibilidad papal: El Papa no es infalible siempre que habla. Tampoco el profeta profetiza cada vez que abre la boca, sino cuando es tomado por el Espíritu. Una persona en la que se hubiera manifestado el carisma de discernimiento no por eso va a discernir de manera carismática siempre que emite una opinión.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a Espiritualidad. Discernimiento espiritual



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. Espiritualidad. Conocimiento espiritual
La espiritualidad es un elemento esencial del ser humano y el conocimiento... [20/05/11]
179  
2. Espiritualidad. La ceguera espiritual
La ceguera espiritual , la pérdida de la espiritualidad , es el aspecto de la... [12/10/10]
586  
3. La intercesión espiritual
Oración es la comunicación con Dios . Toma formas diferentes, pero básicamente... [29/10/10]
1.329  

ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail